Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 26 de noviembre de 2020
Primera parte

Las dudas en torno al accidente y golpiza que habría sufrido Cristóbal Yessen

Lissette Fossa
Carlos Muñoz*

yessen.jpg

Cristóbal Yessen. Fondo: Avenida Vital Apoquindo, lugar donde ocurrió su último incidente
Cristóbal Yessen. Fondo: Avenida Vital Apoquindo, lugar donde ocurrió su último incidente

El conocido activista de los derechos de la infancia, ex boxeador y quien vivió en el Sename, se querelló por homicidio frustrado tras los hechos ocurridos a fines de octubre. Sin embargo, ni los vecinos que lo auxiliaron ni la PDI han logrado corroborar su testimonio. Lo mismo sucedió en otro caso que denunció el año pasado. Mientras tanto, por redes sociales circula la cuenta bancaria de su padrastro para recibir donaciones con el fin de financiar múltiples operaciones a las que se habría sometido producto de la supuesta agresión.

La tarde del jueves 22 de octubre Cristóbal Yessen, boxeador y activista de los derechos de la infancia, denunció haber sufrido un atropello y una posterior golpiza a una cuadra de su departamento en Las Condes. Debido a las heridas fue trasladado al Hospital El Salvador. 

El hecho se convirtió rápidamente en noticia destacada en casi toda la prensa, desde diarios y medios digitales, a radio y TV. Tras el incidente decenas de periodistas, activistas de derechos humanos e incluso diputados difundieron su apoyo a Yessen y han pedido que se investigue lo sucedido esa tarde.

Las sospechas de muchos las sintetizó esos días el abogado Fernando Leal. “Nos parece impresentable que en un estado de derecho los activistas de derechos humanos estén siendo objeto de este tipo de apremios, persecuciones y amenazas”, afirmó a la prensa. El 3 de noviembre el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago admitió la querella interpuesta por el abogado de Yessen por homicidio frustrado en contra de quienes resulten responsables del hecho ocurrido en Las Condes. 

Sin embargo, a exactamente un mes del suceso, hay más dudas que certezas en torno a este caso. Debido a la connotación pública del hecho y del personaje, la fiscalía oriente le pidió a la brigada de DD.HH. de la PDI investigar el atropello y golpiza. El informe preliminar de la policía “muestra varias inconsistencias, en especial en el relato del afectado”, afirma una persona que ha tenido conocimiento de éste.

Una investigación periodística conjunta entre INTERFERENCIA y Radio Villa Francia no solo arroja incongruencias en este caso, sino que también en otros que habrían afectado a Cristóbal Yessen en meses anteriores, en especial durante el estallido social. Es más, al indagar en mayor profundidad en la hoja de vida de este activista, hay varios hitos que no cuadran o que derechamente nunca existieron.

La primera parte de este reportaje se centra en el incidente de Las Condes. En la segunda entrega, que será publicada mañana, se centrará en el ‘personaje’ que se ha construido Cristóbal Yessen, principalmente alentado y comunicado por su padrastro Claudio Yessen.

El incidente en Las Condes

Cristóbal Yessen se ha transformado en un personaje en redes sociales, especialmente en Twitter donde tiene más de 35.700 seguidores. En su perfil se define como mapuche, boxeador con un campeonato internacional en su palmarés y, sobre todo, activista de los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes. 

Su historia es, de muchas maneras, el reflejo viviente del Chile que despertó el 18 de octubre. Estuvo en el Sename hasta los siete años, se escapó y fue adoptado por Claudio Yessen. Se hizo boxeador después de sufrir una golpiza en la calle y se dedicó a partir de entonces a dar charlas a niños vulnerables. En 2013 se hizo conocido por participar en el programa de Chilevisión "Baila! Al ritmo de un sueño", donde bailaba junto a la modelo Mey Santamaría. Su sueño, decía en ese espacio de TV, era construir un gimnasio que acogiera a jóvenes y niños. Aunque no ganó la competencia final, sí se dedicó a talleres de boxeo para jóvenes vulnerables. 

Con el estallido social Yessen adoptó un perfil más político, al menos en sus comunicaciones en redes sociales. De hecho, poco antes de los hechos del 22 de octubre había manifestado su eventual interés en ser candidato a la Convención Constituyente. Pero debido al supuesto atropello y golpiza no pudo siquiera ir a votar en el plebiscito del domingo 25. 

¿Y qué sucedió esa tarde del jueves? En la querella Yessen narra así los hechos: “En circunstancias que me encontraba cerca de mi domicilio en calle Marisol a la altura de Vital Apoquindo, al cruzar la calle fui atropellado por una camioneta color blanco, por lo que quedé en el suelo, acto seguido se bajaron tres sujetos de la camioneta quienes no tenían sus rostros descubiertos sino que ocultaban sus identidades, los mismos me golpearon una y otra vez, hasta que perdí la conciencia. Personas apostadas en el lugar se acercaron a auxiliarme, le avisaron a mi familia, y fui llevado por el SAPU Ariztía a la Unidad de Emergencia del Hospital Del Salvador, lugar en el cual fui ingresado”.

En su testimonio dice que posteriormente fue trasladado a la Clínica Santa María, donde deberá ser operado en tres ocasiones. 

“Cabe señalar que el día sábado 24 de octubre de 2020, en el noticiero central de Chilevisión, se emitió un reportaje acerca de lo que me había ocurrido, en donde inclusive se muestran imágenes del momento en que estaba siendo atendido por el SAPU. En este reportaje, muy extrañamente aparecía el alcalde de Las Condes, don Joaquín Lavín Infante, declarando que él había tomado conocimiento de que yo no recordaba lo que me había ocurrido, extraño por decir lo menos, porque el señor Lavín hasta el día de hoy no se ha acercado a mi familia para saber mi estado y conocer los detalles de lo ocurrido”, consigna el escrito.

Este medio asistió al lugar de los hechos, una esquina que efectivamente queda a una cuadra de la vivienda de Yessen. Hablamos con varios vecinos que encontraron a Yessen en la calle herido y que lo asistieron en los primeros momentos.

Todos coinciden en que no vieron quiénes golpearon a Yessen ni el auto que lo habría atropellado. Tampoco escucharon un frenazo ni había marcas en el piso de una maniobra similar. No escucharon nada que pareciera una riña o pelea. En la esquina hay un paradero de micros y un lomo de toro para ambas vías para disuadir a los conductores que van a exceso de velocidad.

Un vecino del lugar, que solicitó resguardar su identidad, afirma que cuando auxilió a Yessen, éste ya estaba siendo asistido por otros vecinos. Se estaba sosteniendo en una especie de valla parachoques que se encuentra en la esquina y estaba visiblemente desorientado. Afirma que sólo vio que el joven presentaba una fractura expuesta, no así golpes ni daño en sus brazos ni rostro.

Le preguntamos qué había pasado y sólo pedía ir a su casa, no quería ir al hospital, solo a su casa y decía que no se acordaba de nada. Le salía espuma de su boca y estaba desorientado, no estaba bien. Repetía a cada rato que no sabía, que no se acordaba de nada. No tenía mucha conciencia de lo que pasaba”, explica el vecino.

Otros vecinos que asistieron al boxeador afirman que Yessen no habló en ese momento sobre ningún atropello ni tampoco mencionó una golpiza. Fueron a buscar a su familia y media hora después llegó una ambulancia que lo trasladó al Hospital Del Salvador.

El relato de los vecinos coincide con lo que afirmó el alcalde Joaquín Lavín a Chilevisión, quien aseguró que según lo que vio de las cámaras corporales de los agentes de seguridad que asistieron a Yessen, este afirmaba no recordar lo sucedido.

Muchos periodistas, activistas y simpatizantes del boxeador han pedido que el alcalde Lavín libere imágenes del hecho, pero en la esquina donde ocurrieron los hechos no existen cámaras de seguridad que pudieran haber grabado el momento y lugar mismo del incidente. Sí, una cuadra después, por lo que podría haber imágenes de una camioneta blanca o del propio Yessen esa tarde.

La supuesta negativa del edil a hacer públicas las grabaciones llevó al abogado Fernando Leal a ampliar la querella por “omisión de denuncia en que habrían incurrido los funcionarios de la Municipalidad de Las Condes”. El Cuarto Juzgado de Garantía la declaró admisible el 11 de noviembre. Unos días después el municipio dijo que no tenía grabaciones del hecho.

INTERFERENCIA asistió el 12 de noviembre al domicilio de Cristóbal Yessen. Ahí conversó brevemente con Claudio Rodríguez Yessen, su padrastro quien, por cierto, es sólo 8 años mayor, según los certificados de nacimiento de ambos. Este dijo que no se iba a referir al incidente y que Cristóbal no estaba en condiciones de hablar con la prensa. Contó, eso sí, que su hijastro había sido operado una vez la semana anterior y que en los próximos días volvería al quirófano. 

Una semana después, Cristóbal Yessen ya iba por su séptima operación según afirmó en su Twitter. “Aprovechando post operatorio, el viernes me opero nuevamente, sería 7ma operación. Pero bien, mi cuerpo está muy dañado, mi corazón no”, escribió el jueves 19.

No fue posible verificar con la Clínica Santa María el número de operaciones a los que se ha sometido Yessen y ni siquiera si acaso fue admitido en esta, ya que no pueden dar a conocer ese tipo de informaciones.

Radio Villa Francia e INTERFERENCIA intentamos conversar directamente con Cristóbal Yessen, pero según Claudio Yessen, no estaba disponible a entrevistas.

El incidente en Santiago Centro

Hasta ahora la fiscalía y la PDI no tendrían aún antecedentes confiables para corroborar el relato de Yessen, según afirma una fuente que está al tanto del caso. Lo mismo ocurre con otro hecho que denunció hace un año y que también obtuvo amplia difusión en la prensa.

El 16 de noviembre del año pasado, en medio de las protestas del estallido social, Yessen interpuso una querella en contra de quienes resulten responsables, por torturas y apremios ilegítimos cuando fue detenido en un control de identidad en el centro de Santiago. A esta causa también se sumó el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y la Clínica Jurídica de la Universidad Diego Portales.

Esta causa sigue en investigación, sin novedades. Según una fuente relacionada al caso, “respecto de sus torturas aún no hay corroboración de su relato”.

Según relató el boxeador en su cuenta de Twitter, en esa ocasión carabineros lo habría reconocido por sus afirmaciones en redes sociales. También habría sido herido en su rostro, presentando un trauma ocular.

Mientras tanto, durante semanas está circulando por redes sociales la cuenta bancaria de su padre adoptivo, con el fin de reunir dinero para su tratamiento médico. Decenas de organizaciones y cientos de personas han difundido la cuenta. Sobre el destino de estos fondos y cuánto ha logrado recaudar y cuánto cuestan sus operaciones, Yessen no ha publicado nada.

Según dos vecinos que viven en el mismo edificio de departamentos que los Yessen, el boxeador estaría en su domicilio, ya que se le vio llegar al departamento hace algunas semanas. Uno afirma que no sale de su hogar y que no lo ha visto ser trasladado a la clínica. Otro de los vecinos, que lo asistió la tarde del 22 de octubre, fue informado por conserjería que Cristóbal Yessen estaría en su departamento y no recibiría visitas.

El viernes, el boxeador afirmó en Twitter que se alejaría de la vida pública un tiempo. “Aprovecho de agradecer todo el cariño y apoyo de mucha gente. Por un tiempo dejaré redes sociales, principalmente por la nueva operación y para iniciar el proceso de residencia luego de que me intentaran asesinar. Ha sido muy doloroso, pero se que no estoy solo”, escribió.

Tratamos en reiteradas ocasiones conversar con el abogado Fernando Leal, sin obtener respuesta. Lo mismo con el alcalde Lavín, quien no contestó varios mensajes.

Mañana, Segunda parte del reportaje: Las curiosas charlas en el Sename; un campeonato de boxeo que nadie conoce; adoptado por un joven de 15 años.

*Carlos Muñoz es comunicador y editor de Radio Villa Francia.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

¿Cuál es el record de este señor? A mí también me llamó la atención de lo mencionaran como "reconocido boxeador" pero no encuentro su record en ninguna parte.

quiero leer el artículo

Primero se dan unos apellidos y después otros, la redacción no muy buena

no sé porqué este muchacho siempre sale con que le pegan y nada se sabe, si realmente se lo quisieran echar, se lo echan, pero me tinca que este cabro chico se auto saca la chucha, pide plata vía preparación de tongos. si fuese tan destacado, uno se debería meter a youtube y salir al menos unos 10 videos con peleas, pero con suerte sale 1 y el resto de cuando bailaba en chilevisión. no se dejen engañar, y sobe todo patricia muñoz que siempre anda defendiendo a esta gente de historias retorcidas.

Por qué hablan del "padrastro" de Cristóbal? No fue acaso adoptado legalmente lo que lo hace su padre y no su padrastro?

No se entienden las inconsistencias: Una persona que haya recibido, ya sea una golpiza o un TEC por un accidente automovilístico pudiere presentar desorientación, dificultades en la propiocepción, alteraciones a nivel de la conciencia, en su organización viso espacial, etc. En la nota no se incorpora el detalle de su lucha por visibilizar vulneraciones de derechos de niños, niñas y/o adolescentes dentro de los recintos residenciales de supuesta protección, por lo cual, según mi entender, resulta un tanto tendencioso el enfoque de poner en duda el relato de una persona que sufre un evento con resultados desfavorables para su integridad. El dejar abierta la investigación para segunda parte, otorga una especial comprensión sobre un desprestigio que no pondera su activismo, y que en segunda instancia pone el acento en aspectos incongruentes para un efecto que no resulta más significativo que su visibilización sobre el resguardo del marco de derechos humanos de nuestra infancia. Si el tema complejo es el mal uso de la fe pública sobre pagos al padrastro de Cristobal, pudiera otorgarse el tiempo suficiente para que el mismo interesado se recupere y entregue su versión y clarificación de los dineros, pero ahondar en si es o no campeón de nada, no reviste mayor interés que para su realidad ideosincrática. Mejor que se transparente el interés de publicar una nota contra una persona incómoda para los intereses del gobierno

Añadir nuevo comentario