Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 19 de septiembre de 2020
¿Engaño laboral?

Latam cambia unilateralmente las condiciones de plan de retiro acordado con sus trabajadores y los perjudica en hasta $ 1,5 millones

Joaquín Riffo

Tripulantes de cabina aseguran que aceptaron la propuesta porque se les ofrecía sueldos adicionales en razón de su antigüedad, pero luego la empresa cambió la definición de sueldo, enajenándoles la parte variable.

El viernes 24 de abril Latam le comunicó a sus trabajadores mediante un correo electrónico el detalle de su plan de retiro voluntario, una iniciativa efectuada a raíz de la crisis sanitaria donde la compañía se adecuó a la disminución de su actividad al mínimo y que incluía como compensación pasajes aéreos e indemnizaciones por años de servicio a los funcionarios que se acogieran a esta medida, entre otros beneficios. 

Entre esa fecha y el 5 de mayo los funcionarios tenían que tomar su decisión, y los resultados fueron entregados el 7 de ese mes, con 800 personas que se acogieron al programa. 

El plan consideraba tres tramos, según años de servicio. En una primera categoría, aparecían los colaboradores que llevasen hasta tres años de servicio en la empresa, a quienes se les concedió el pago del seguro complementario en salud por seis meses y beneficios en pasajes de avión. 

Para los dos tramos siguientes, que consideraba a personas que hubiesen trabajado de 3 a 10 años y de más de 10 años en Latam, se ofreció la extensión y aumento de los beneficios de la primera categoría, a lo que se sumaba el pago adicional de 1,5 sueldos (en el caso de la segunda categoría) y de tres sueldos (para la tercera categoría). 

Es en estos dos últimos tramos donde se concentra el problema que están viviendo funcionarios que se desempeñaban como tripulantes de cabina, ya que buena parte de los que se acogieron a este plan ahora se sienten embaucados.

En la comunicación inicial se indicaba que recibirían desde un sueldo y medio a tres sueldos, pero en una información enviada con posteridad, cuando la mayoría ya había aceptado el trato, se añadió que el monto adicional en realidad correspondería sólo a un "sueldo base bruto". 

En el caso de los tripulantes de cabina, esto es de suma importancia, ya que el sueldo base en muchas casos no supera el salario mínimo y el grueso de sus ingresos proviene de variables asociadas a su desempeño: horas trabajadas, bonos de asistencia, años de experiencia y duración de los viajes, entre otras.

Así, las diferencias entre lo que se les proyectó en un comienzo y lo que efectivamente recibirán en sus finiquitos, tiene disonancias que en algunos casos superan el millón y medio de pesos, entre lo prometido y lo entregado. 

Los trabajadores están dilucidando qué hacer puesto que cuentan con poco tiempo para tomar una decisión, al exigirse que firmen los documentos finales correspondientes hasta este viernes, con lo que quedarían impedidos de iniciar una acción legal en el futuro. La alternativa de no firmar, es -según aseguran- un despido donde tampoco sacarían mayor ventaja respecto del acuerdo de retiro voluntario.  

Una determinación que ven poco transparente por parte de Latam, empresa que en marzo le solicitó ayuda al gobierno para solventar los efectos de la crisis sanitaria, que pidió reducir los salarios de sus trabajadores en un 50% y recientemente repartió US $ 57 millones entre sus accionistas. 

Decisión de último minuto

“Ellos estuvieron haciendo varias reuniones online desde que empezó la cuarentena, siempre diciendo que iban a hacer reestructuraciones en la empresa. No decían literalmente que iban a echar a nadie, pero sí se hablaba de que el número de tripulantes ya no era necesario. Finalmente nos llegó esta propuesta de retiro voluntario y muchos de los que ya teníamos cierta antigüedad en la empresa la vimos con buenos ojos inicialmente”, asegura una azafata que prefiere reservar su identidad, ya que por contrato no puede hacer ninguna declaración en prensa.

Esta misma fuente indica que “en esa propuesta original adjuntaron un formulario de preguntas frecuentes, donde en el punto once se señalaba que los sueldos adicionales eran ‘sueldos brutos de acuerdo a la remuneración del mes de marzo o la última íntegra percibida, según sea el caso’. 

La sorpresa llegó este lunes, cuando en una nueva comunicación dirigida a las personas que se acogieron a la medida, se señalaba el mismo punto pero con la modificación "sueldos base brutos". 

Otra tripulante de cabina consultada por INTERFERENCIA refrenda la información anterior y añade “la empresa no cumplió con su palabra desde el principio. Muchos nos acogimos a esta salida porque calculamos lo que íbamos a recibir, y luego nos dimos cuenta que lo que aparecía en el finiquito no tenía relación con lo que nos habían prometido. Si nos hubieran despedido habríamos ganado exactamente lo mismo, la gracia era que podíamos irnos por la puerta ancha”.  

La misma persona indica que “varios estamos entre la duda entre firmar o no, estamos viendo qué va a hacer cada uno, muy decepcionados de que la empresa nos pegue esta puñalada por la espalda. Nos están presionando para firmar algo que si no lo hacemos es obvio que nos van a echar. Ya nos forzaron a hacerlo y es lamentable que sea de manera, no queríamos irnos así”. 

Un tercer funcionario consultado por nuestro medio, quien también pidió resguardo de su nombre, afirmó que “llevo más de siete años trabajando aquí. Tomé esta iniciativa porque hace un rato han ido cambiando las condiciones laborales. Decidí que era el momento de tomar este mutuo acuerdo, y así quizás dejar el camino libre a otros compañeros que sí querían seguir en el trabajo. Lo hice de buena fe, pensando que todo se iba a respetar cómo estaba planteado por la empresa”.

Este tripulante de cabina describe que “se nos dio una propuesta el 24 de abril, y se veía bastante interesante. Pensé que podía salir bien de la empresa, un lugar donde tuve muy buenas experiencias. Postulé al otro día y al tiempo se hicieron llegar mails insistiendo en la postulación al retiro voluntario. Entre estos correos jamás pensamos que iban a cambiar la información original, alterando el monto”.

Consultado por estos testimonios, el director del Sindicato de Tripulantes de Cabina STCLA, César Pradenas, confirmó lo expresado por los funcionarios y afirmó que “el problema surgió cuando se les hicieron llegar los finiquitos para que los vieran y ahí se percataron que eran sueldos bases y no remuneración total. Estuvimos en comunicación con la empresa, y nosotros manifestamos que la información no fue lo suficientemente clara. En todas las reuniones que sostuvimos el incentivo era ese”.

En esa línea, Pradenas dijo que “nosotros le pedimos anteriormente a la empresa que nos entregara la simulación de un finiquito cualquiera, si habían descuentos. Hay una serie de información que se solicitaba, pero eso no se llevó a cabo. No nos enviaron esa simulación que hubiese sido lo ideal. Es una decisión compleja, esto fue entregado a 106 tripulantes de cabina. Hay una sensación amarga porque esperaban otra cosa, eran otras las expectativas. Nosotros le manifestamos a la empresa que el incentivo original era lo que había llevado a algunas personas a tomar su decisión”.

Otra fuente del mundo sindical señaló a INTERFERENCIA, a propósito de esta situación, que Latam también estaría aprovechando la crisis sanitaria y económica para ‘rejuvenecer’ su personal, en el sentido de liberarse de una gran cantidad de empleados que por su antigüedad encarecen la planilla de sueldos al ser sus horas de vuelo -producto de sus años de servicio- de mayor costo para la empresa. 

Nuestro medio tomó contacto durante la tarde de ayer con Latam para obtener su versión sobre este tema, pero hasta el cierre de esta edición no fue posible obtener una respuesta oficial. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Me gusta este diario

Añadir nuevo comentario