Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Domingo, 26 de mayo de 2019
Saldo insuficiente:

Más gastos que ingresos registran las familias chilenas en medio de un delicado escenario laboral

Pedro P. Ramírez Hernández

El crecimiento económico aún no llega a las familias. De acuerdo al INE, el gasto en los hogares pertenecientes a los tres quintiles más pobres del país supera los ingresos en medio de un escenario en el que el costo de la vida aumenta y el gobierno continúa acumulando malas noticias en materia de desempleo.

Las malas noticias en torno al desempleo continuaron esta semana para el gobierno. Junto a los magros números que acumula la tasa de desocupación, ubicada en un 7,4% según el INE, 0,8% puntos porcentuales por sobre el mismo periodo en 2017, esta semana se conocieron nuevos despidos en el sector privado que complican la percepción de la ciudadanía en torno a las expectativas laborales y económicas generadas por la derecha y  Sebastián Piñera durante la campaña presidencial.

El martes, los gerentes de Farmacia Ahumada le comunicaron a los dirigentes sindicales de la cadena que cerrarán cerca de 50 locales, lo que significa la destrucción de 500 empleos a lo largo del país. A esto se le sumó el cierre de la fábrica de calzados Albano, que dejará cesantes a 160 trabajadores en Concepción.

Carolina Grunwald, economista de Libertad y Desarrollo desdramatiza la situación actual y cree que tomando en cuenta el error estadístico, se puede observar que la tasa desocupación ha variado muy poco.

Dentro de este escenario, lo peor ocurrió al inicio de la semana, cuando durante la tarde del lunes, en la zona centro-sur del país cayó una lluvia de granizos a días de comenzar la temporada de cosecha, fenómeno inusual que según el ministro de Agricultura, Antonio Walker, generará pérdidas que pueden ir desde los US$120 millones hasta los US$200 millones, pero por sobre todo “afectarán el empleo”, indicó la autoridad de gobierno, sin indicar una cifra exacta, aunque desde la Federación de Productores de Fruta, esperan que la situación afecte entre 40 mil a 50 mil trabajos, explicó el presidente del gremio, Jorge Valenzuela.

Si este es el panorama en torno al mercado laboral durante esta última semana, hay que agregarle los cierres registrados entre junio y octubre que involucran a la fábrica Maersk, la constructora Cial, la planta Iansa de Linares, Pastas Suazo y los despidos en el sector de las comunicaciones y la banca. Solo en estos casos se han destruido 3.617 puestos de trabajo.

Las reformas son otro punto que preocupa a los trabajadores, según los cálculos del Ministerio de Hacienda, la reforma al sistema de pensiones tendrá un impacto negativo en la creación de 52 mil empleos.

En medio de esta situación, Carolina Grunwald, economista de Libertad y Desarrollo, en entrevista con INTERFERENCIA pone paños fríos y desdramatiza los datos: “Cuando te dicen que está la escoba en el mercado laboral, yo realmente no lo veo, simplemente uno ve que no está recuperándose de la manera que a uno le gustaría, está más lento. La tasa de desempleo prácticamente no se ha movido porque si tú sabes  que tiene un error estadístico de 0,4 puntos porcentuales, entonces al final 0,4% más alto o más bajo no significa un alza o una baja significativa”.

De todas formas, si el análisis se extiende más allá del empleo y la realidad de los trabajadores se contrasta con el alza que ha experimentado el costo de la vida, el panorama para el Ejecutivo sigue siendo complicado, pues más allá del crecimiento económico que ha sostenido en sus primeros 8 meses de gestión, el desafío es que esos recursos lleguen hasta la mayoría de los hogares, objetivo que se mantiene cuesta arriba.

Calidad de vida: el gasto promedio mensual de las familias supera el de los ingresos

De acuerdo a la Encuesta de Presupuesto Familiar que realiza el INE, las familias chilenas han aumentado sus gastos en los últimos 6 años a un ritmo mayor del que aumentan sus ingresos. Esto significa que los hogares gastan al mes más de lo que están generando. En concreto, el gasto promedio mensual de las familias se elevó en un 19,2% entre los años 2012 y 2017, mientras que los ingresos sólo aumentaron en un 16,4%.

Observando en detalle los antecedentes entregados por el INE en junio de este año, se puede observar que en los hogares pertenecientes a los los tres quintiles más pobres el gasto supera el ingreso disponible per cápita, mientras que en el cuarto quintil, el gasto es sobrepasado por los ingresos en tan solo $22 mil.

Alza en los precios: transporte y bencina

Si los gastos han aumentado, el costo de la vida también, la semana pasada el INE publicó el Índice de Precios al Consumidor (IPC) correspondiente al mes de octubre. La medición detalló que de los 76 productos que componen la división, 45 anotaron aumentos en sus precios, entre los que destacan la papa (26,7% y 85,5% en 12 meses ), y el limón (20,8%). De esta manera, la Canasta Básica Familiar experimentó un incremento de $1.929 entre septiembre de 2017 y 2018, situándose en los $42.529.

A estas alzas hay que sumarle incremento en el precio de las bencinas. Según el Informe Semanal de Variaciones de Precios de Combustibles elaborado por la ENAP, en la primera semana de este año la gasolina de 93 costaba $686,2 por litro y la de 97, $704. Aunque en las últimas tres semanas, ambos combustibles han experimentado una baja, la bencina de de 93 octanos se situó en los $772,1 como precio de referencia y la de 97 en $792,9 por litro.

Durante este año, el precio del Transantiago ha aumentado en 40 pesos, un aumento inédito en los más de 10 años que lleva el sistema funcionando en la capital. 

Junto al incremento de los combustibles, el transporte público también ha subido de precio. En el caso del Transantiago, durante este año el pasaje ha aumentado dos veces de precio, una en febrero y otra en octubre, registrando un alza de $40, algo inédito en los 13 años que el sistema lleva de vida. Si en enero, el valor del pasaje en horario punta para los buses era de $640 y $740 en el metro, actualmente se sitúan en $680 y $780.

Endeudamiento alcanza a más de 4 millones de chilenos y el 66% de los hogares

Junto a los parámetros anteriores, el endeudamiento también angustia a los hogares. Según el XXI Informe de Deuda Personal elaborado por la Universidad San Sebastián en conjunto Equifax, en junio de 2018, en Chile se registraron 4,48 millones de deudores morosos con un monto promedio de $1.621.944.

En esta dirección, de acuerdo a la última Encuesta Financiera de Hogares elaborada por el Banco Central a fines de 2017, el 66% de los hogares tiene un tipo de deuda. Siendo la de consumo la más alta, con un 55%, le siguen la hipotecaria (21%) y la de educación (12%). Para pagar este tipo de deudas, el hogar mediano destina un 25% de su ingreso disponible

En junio de 2018, en Chile se registraron 4,48 millones de deudores morosos con un monto promedio de $1.621.944. 

Benjamín Saez, investigador de Fundación Sol profundizó en la baja que ha experimentado el endeudamiento, que disminuyó 7 puntos porcentuales desde 2014: “la encuesta muestra que está cambiando la forma en que los hogares se endeudan, pero no quiere decir que el endeudamiento en los hogares esté disminuyendo”, afirmó.

Esto se debe, de acuerdo a Sáez, a cambios en el sistema financiero y en el rol de las casas comerciales en la entrega de créditos: “Lo que está haciendo el sistema financiero es salir de los estándares que se habían impuesto hasta ahora en Chile, que eran bastante abiertos más allá del sistema bancario, sobre todo en el rol que jugaban las casas comerciales y sus tarjetas. Tarjetas como la tarjeta Presto, que en su momento fueron verdaderas puntas de lanza del endeudamiento y financiarización de los hogares más humildes, hoy han desaparecido y gran parte de los créditos de consumo están dedicándose de lleno a la banca”.

Sueldos bajos

Finalmente, uno de los principales problemas que enfrentan las familias, es el valor de los salarios. Según el estudio “Los verdaderos sueldos de Chile”, realizado por la Fundación Sol, la mitad de los trabajadores chilenos gana menos de $380.000 al mes, y el 70% menos de $550.000.

Si este dato se cruza con las últimas cifras del INE que fijaron en poco más de 427.000 pesos mensuales la línea de la pobreza para un hogar promedio de cuatro personas. Según la Fundación Sol, si se consideran sólo a los asalariados del sector privado que trabajan jornada completa, el 50% gana menos de $402.355. “Esto quiere decir que un trabajador por sí solo, ni siquiera podría sacar a su grupo familiar de la pobreza”, se lee en el informe.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario