Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 4 de junio de 2020
ONG de Irlanda

Otro informe internacional de DD.HH. alerta sobre situación en Chile

Lissette Fossa

brigadas_de_salud.jpeg

Foto: Diego Ortiz
Foto: Diego Ortiz

El reporte anual 2019 de la ONG irlandesa Front Line Defenders, dedicada a proteger a activistas de derechos humanos, resalta el caso chileno, criticando que el Presidente hablara de una "guerra contra un enemigo implacable", facilitando de manera indirecta una potencial persecución contra organizaciones sociales.

Fundada en Irlanda el año 2001, la fundación Front Line Defenders está enfocada en la protección a defensores de los derechos humanos y activistas sociales. Hace unos días emitió su informe anual, donde alerta sobre las amenazas a defensores de los derechos humanos e incluye a Chile en su análisis, ante el alarmante número de heridos y golpeados en las protestas, desde el 18 de octubre.

El informe destaca la continuidad y el largo periodo de protestas, que en el caso de Chile, afirma, lograron frenar el alza del pasaje de Metro e impulsaron reformas políticas. También hace mención a la cantidad de heridos, debido a la fuerza aplicada por la policía en las manifestaciones.

"El presidente de Chile declaró que el país estaba ‘enfrentando una guerra contra un enemigo implacable’, en lugar de reconocer lo que en realidad era una sociedad civil autoorganizada, cansada de años de declive en la llamada ‘economía más fuerte de la región’”, consigna el informe.

Front Line Defenders destaca también la performance Un violador en tu camino del colectivo chileno LASTESIS, que dio vuelta el mundo. Afirma que es una muestra del importante rol de las mujeres en la defensa por los derechos humanos, sexuales y de diversidades, en el continente.

El caso de Chile, el informe lo enmarca dentro de lo que llama La Primavera Latinoamericana, impulsada por las protestas y manifestaciones en Ecuador, Bolivia, Colombia y Chile. 

Los países con más activistas asesinados, a nivel mundial, fue Colombia (con 106 víctimas) y Filipinas (43), mientras que en la redacción destacan tristemente -además de Colombia- Honduras (31), México (23) y Brasil (23).

Nivel mundial

El informe, además, indica que de todos los casos recopilados a nivel planetario, las herramientas más utilizadas en contra de los activistas son la detención o arresto, en un 22% de los casos; una acción legal en su contra, en el 20% de los casos; ataques físicos, en un 13%; y amenazas, en un 10% de los casos.

En el caso del continente americano, las amenazas corresponden a la categoría más frecuente, con 25% de los casos (lo que en Chile ha sido registrado por INTERFERENCIA en este artículo titulado ¡Amenazados!) , seguida de detenciones y arrestos (15%), acciones legales contra los manifestantes y ataques físicos (12% ambas) y redadas (5%). 

El número de defensores de los derechos humanos asesinados, según el informe de Front Line Defenders, aumentó este 2019.  Este reporte contabiliza 304 activistas muertos, 40% de ellos ligados a la defensa del medio ambiente y derechos de los pueblos indígenas. Este tipo de dirigentes son también los más amenazados y perseguidos por los estados, seguido de los activistas de la diversidad sexual y los de derechos civiles.

“Las causas de las protestas callejeras y los disturbios sociales diferían (en el mundo), pero tendían a girar en torno al rechazo directo de la profunda desigualdad económica, la corrupción desenfrenada y los llamados a mayores derechos civiles y políticos. Si bien las manifestaciones fueron en gran medida pacíficas, las fuerzas de seguridad en muchos países utilizaron actos de violencia, llevados a cabo por una minoría de manifestantes, como una excusa para responder con el uso excesivo de la fuerza contra la mayoría. Incluso en contextos donde no había amenaza para ellos, las fuerzas de seguridad a menudo eran despiadadas”, consigna el documento. 

El informe menciona la importancia de los defensores de derechos humanos en las protestas a nivel mundial, que defendían y cuidaban a los manifestantes, y en algunos casos, impulsaban las demandas sociales.

“Los ataques contra periodistas y aquellos que documentan e informan sobre violaciones de derechos humanos fueron comunes, así como la persecución de aquellos que fueron percibidos como responsables de organizar o tener un papel de liderazgo durante las protestas", dice Front Line Defenders.

“Las defensoras de derechos humanos desempeñaron un papel central al convocar protestas contra la represión y a favor de los derechos colectivos, liderando los esfuerzos para liberar a los defensores criminalizados, impulsando los esfuerzos de solidaridad regional, generando estrategias de protección nuevas y creativas en contextos de conflicto social y aumento de la violencia de género”, consigna el texto.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Me gustan los reportajes

Añadir nuevo comentario