Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 13 de julio de 2020
Última noche de Festival

Pese a dichos de Piñera, nadie incendió la Quinta Vergara y el mandatario volvió a ser foco de la protesta

Catalina Mundaca y Francisco Oyarzún (desde Viña del Mar)

La recién finalizada versión de Viña 2020 terminó por consagrarse como una pesadilla política para Sebastián Piñera, ad portas de marzo. “A uno le sacan la mugre en el Festival”, dijo ayer. Cantantes y humoristas lo interpelaron en sus presentaciones, al tiempo que acusaron con fuerza la represión policial de Carabineros en las protestas, muchas veces pacíficas, como la que por estos días se vivió a escasos metros del Festival, en la Plaza Vergara de la “ciudad jardín”. 

Ayer por la mañana el presidente Piñera hizo noticia cuando, mientras conversaba con una familia beneficiaria del “bono marzo”, advirtió que había quienes pretendían sabotear la última noche de Viña 2020. “Viernes, este es el último día de Festival y van a querer hacer, o algunos quieren hacer, incendiar la Quinta Vergara”, dijo. La preocupación de Piñera fue luego confirmada por el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, quien sostuvo en una entrevista con T13: “Efectivamente, hubo un grupo que anunció que iba a hacer todo lo posible por sabotear el Festival y eso es inaceptable”.

Incluso los canales de televisión que transmiten el Festival, TVN y Canal 13, pidieron a sus rostros no asisitir al festival por las posibles manifestaciones que se rumoreaba ocurrirían la última noche del certamen. 

A pesar de lo pronosticado por el presidente no hubo ningún atentado en contra de la Quinta Vergara. Al igual que en las jornadas anteriores, ya en horas de la tarde un gran contingente policial rodeaba el anfiteatro viñamarino, e incluso personal de la Policía de Investigaciones y efectivos del G.O.P.E se encontraban ahí. 

Lo que sí, el mandatario volvió a ser foco de atención. Tanto las presentaciones del humorista Pedro Ruminot, la banda Noche de Brujas y la cantante Denise Rosenthal, estuvieron cargados a la contingencia social que vive Chile. De hecho el show de esta última, cargado al feminismo, motivó a que el público gritara "Que muera Piñera y no mi compañera".

INTERFERENCIA también estuvo presente en el lugar de encuentro de las diferentes convocatorias realizadas mediante redes sociales para funar el festival, la tradicional Plaza Vergara. Una gran cantidad de personas se congregó de forma pacífica, sin embargo, luego de varios minutos de cánticos alusivos a la represión ejercida por Carabineros y al malestar con la clase política, los efectivos que se encontraban formados por toda la plaza comenzaron a lanzar bombas lacrimógenas y a detener a quienes estaban ejerciendo su derecho a manifestarse. 

Al igual que los días anteriores, Carabineros hizo uso de elementos disuasivos sin que hubiese disturbios ni provocaciones por parte de los manifestantes. Incluso INTERFERENCIA presenció cómo un policía roció con gas pimienta en la cara a un adulto mayor a una distancia menor a un metro, sin motivo aparente.    

Provocación y represión en Plaza Vergara

Cerca de las 19:00 horas, diversos efectivos de Fuerzas Especiales comenzaron a sitiar la Plaza Vergara, para luego adentrarse en piquetes hacia su interior. De manera simultánea, llegó hasta el lugar un contingente de carabineros motorizados, en una estrategia de provocación que ya se había aplicado con anterioridad durante esta semana (Ver Viña del Mar: el “monstruo” pide un hospital y Carabineros intenta silenciar la protesta a bocinazos).

Fue entonces cuando las personas presentes —entre ellas niños y adultos mayores— entonaron gritos y cantos contra la represión de Carabineros hasta lograr que los uniformados volvieran a replegarse. Sin embargo, pasados algunos minutos y sin mediar ningún hecho de violencia, la policía disparó bombas lacrimógenas y se abalanzó sobre la gente para disuadir la manifestación. Este primer hecho represivo dejó a varias personas afectadas por el uso arbitrario del gas antidisturbios.

Más tarde, carabineros de Fuerzas Especiales detuvieron violentamente a dos sujetos que habían proferido gritos contra la intervención policial. Para evitar que otras personas intentaran impedir estas detenciones, los uniformados recurrieron al camión lanzaaguas. Cerca de las 22:00 horas, cuando nuestros periodistas se retiraron de la Plaza Vergara, continuaba la represión mediante el cercamiento del lugar con numerosos efectivos de carabineros, el uso de bombas lacrimógenas, gas pimienta y carros lanzaaguas.

Cabe mencionar que en la misma jornada de ayer el ministro Blumel había mostrado su apoyo a las manifestaciones: “las manifestaciones son propias de la democracia, lo que no es propio de la democracia es la violencia”, dijo en T13. En Plaza Vergara, según constató este medio la tarde de ayer, no hubo un actuar violento de los manifestantes que hiciera necesario una estrategia represiva como la descrita más arriba.

Al finalizar el día, Carabineros informó que dos hombres de 19 años fueron detenidos durante las manifestaciones en Viña del Mar, por infracción a la ley de armas y porte de elementos incendiarios. Según consignó la institución, cerca de las 20:20 horas los dos individuos fueron vistos manipulando tales objetos entre las calles 1 Norte y 5 Oriente.

La protesta también en el escenario

La recién terminada edición 61ª del certamen viñamarino no estuvo ajena al ambiente político que se vive desde el estallido social. Shows como el de Mon Laferte, Stefan Kramer, Paul Vásquez con su personaje El Flaco, Fusión Humor y Francisca Valenzuela, entre otros, incorporaron las demandas sociales y duras críticas al actuar de tanto la clase política como los organismos de seguridad.  

Así, la pasada versión del festival musical se convirtió en una real pesadilla para el gobierno de Sebastián Piñera. A razón de esto, ayer el mandatario declaró en el livestream con una de las familias beneficiarias del bono marzo que fue transmitido por su cuenta oficial de Facebook: “Es muy duro ser presidente. A uno le sacan la mugre en el festival, en todas partes. Pero a mí me pasa que yo repente veo a mi mujer, mis hijas, mis nietas llorando a mares, desesperadas, angustiadas”.

Este sentir del gobierno, según informó el diario La Tercera, incluso gatilló que la ministra vocera de gobierno, Karla Rubilar, llamara a la presidenta del directorio de TVN, Anita Holuigue, para quejarse sobre los mensajes de los animadores del Festival de Viña respecto al ambiente sociopolítico que se vive en el país. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario