Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Domingo, 24 de mayo de 2020
El rol de Pablo Longueira

Proyecto 'ecológico' de inmobiliaria Ebco sigue actividad comercial pese a no tener resolución ambiental

Joaquín Riffo Burdiles

parcelas.png

Las parcelas y los "anillos de conservación" considerados en el proyecto.
Las parcelas y los "anillos de conservación" considerados en el proyecto.

El Chaguay es un proyecto ligado al empresario Hernán Besomi, el cual dice ser "ecológico". Sin embargo, ha sido cuestionado por el Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental y por la Fundación Defendamos La Ciudad, la que indica que el proyecto puede afectar gravemente al bosque esclerófilo y la avifauna en las 400 hectáreas en que se emplaza.

En abril de 2016 la firma Desarrollos La Dehesa SpA ingresó el proyecto Habilitación de caminos de acceso e instalaciones complementarias de la subdivisión agrícola Chaguay en el Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), con el objetivo de obtener la resolución de calificación ambiental (RCA) correspondiente para comenzar con la venta de parcelas.

Se trata de un proyecto ligado al Grupo Ebco, del empresario Hernán Besomi, amigo cercano del ex presidente de la UDI Pablo Longueira, con quien tiene una estrecha relación laboral, luego de que el ex timonel UDI abandonara la primera línea de la política tras el caso SQM. 

Chaguay está ubicado en una meseta que conecta a Los Trapenses a 20 minutos por el camino Juan Pablo II, y se trata de una iniciativa que considera la “conservación ambiental” como uno de sus fundamentos, conforme lo expresa la información comercial de la empresa. “Chaguay constituye un esfuerzo de generar un modelo sustentable de ocupación del lugar en armonía con los valores naturales y del paisaje”, dice el sitio web de ventas.

“Los propietarios de las parcelas estarán comprometidos con la conservación del lugar a partir de aceptar que les rige un reglamento general, que establecerá que sólo podrán intervenir un máximo de un 15% de la superficie de cada parcela, intervención que además estará estrictamente regulada, en el sentido que deben cuidar de la vegetación nativa, mantener la geomorfología del lugar y utilizar materiales acorde a su entorno. El 85% restante de la parcela estará destinado a conservación, gravándolo con el derecho real de conservación”, se explaya el contenido comercial de la inmobiliaria.

c0f0eb40-anillos_0ji0bl00000000000001o.jpg

Mapa y modelo del proyecto ubicado en Lo Barnechea.
Mapa y modelo del proyecto ubicado en Lo Barnechea.

Sin embargo, en junio de ese 2016 la empresa recibió una resolución de término anticipado por parte del SEIA por no contar con la totalidad de la información para continuar con la evaluación ambiental (ver documentación adjunta)

En una carta fechada el 25 de octubre de 2019 (ver documentación adjunta) la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) le solicitó a Desarrollos La Dehesa SpA que se abstenga de continuar con el proyecto hasta obtener la RCA correspondiente, junto a otros permisos sectoriales.

Esto pues el proyecto de Besomi no ha parado la venta de terrenos, los que en una primera etapa consideran 90 parcelas desde 1,5 hasta 6 hectáreas, por un precio que fluctúa entre los 221 millones y 607 millones de pesos (ver documentación adjunta)

plano.jpg

Parte de las parcelas ya vendidas por la empresa.
Parte de las parcelas ya vendidas por la empresa.

"Se trata de un negocio inmobiliario en una zona de preservación ecológica. Estamos ante una intervención urbana en una zona protegida que, conforme al estatuto legal vigente, deberá ser mantenida en estado natural, para asegurar y contribuir al equilibrio y calidad del medio ambiente, como asimismo preservar el patrimonio paisajístico, que además, no admite las subdivisiones prediales", dice el presidente de Defendamos la Ciudad, Patricio Herman, quien ha liderado las denuncias contra Chaguay. 

Herman argumenta que "si en un tiempo más se llegara a producir la autorización de este desarrollo inmobiliario en ese suelo frágil y altamente erosionable, ello significará arrasar para siempre con abundante bosque esclerófilo y se eliminará mucha avifauna. Por ello, si la Superintendencia del Medio Ambiente no inicia el proceso sancionatorio, iremos al Consejo de Defensa del Estado para que presente las respectivas querellas por daño ambiental". 

El factor Longueira

Para Patricio Herman los principales motivos de escepticismo respecto de la respuesta institucional que puede haber frente a Chaguay se encuentran en la amistad entre Besomi y Longueira. La cercanía entre ambos data de la época escolar que compartieron en el colegio San Ignacio de El Bosque, y de la época universitaria, en Ingeniería de la Universidad de Chile. Hoy esa confianza se expresa en el hecho de que el ex timonel de la UDI es uno de los principales asesores de Ebco.

Un artículo de La Tercera de julio de 2018, dice que Longueira se sumó como socio a Inmobiliaria Imas, una sociedad del Grupo Ebco con la cual tienen en carpeta dos proyectos inmobiliarios en exclusivos sectores de Vitacura. Ahí, el ex hombre fuerte de la UDI tiene una participación accionaria menor al 10%.

“En varios proyectos, Longueira participa de forma independiente, no como accionista, sino como un trabajador contra pago de remuneraciones. En algunos su rol tiene que ver con temas de evaluación e ingeniería en proyectos inmobiliarios. Pero en otros, Longueira ha explotado sus redes y sus habilidades como articulador para destrabar proyectos o allanar su camino. Así ha ocurrido, por ejemplo, con iniciativas energéticas en etapa temprana que Ebco pretende desarrollar en las regiones del Bio Bío y el Maule”, relata el artículo. 

Según Herman, Longueira mantiene fuertes redes en el mundo político y empresarial, de las cuales estaría beneficiándose Ebco al permitírsele continuar con la actividad comercial, la cual responde a una especie de política de los hechos consumados. Esto, en circunstancias en que todavía la institucionalidad urbanística y ambiental chilena no ha decretado demoliciones de proyectos que contravienen leyes y reglamentos.

INTERFERENCIA se contactó con Chaguay, buscando una respuesta oficial. En un principio desde la empresa aseguraron que entregarían a la redacción de este periódico un oficio de la SMA que permitiría ejecutar las obras, pero pasado el plazo comprometido y hasta el cierre de este edición, dicha documentación no fue entregada a este medio por parte de la compañía. En el intertanto, se buscó información oficial de esta superintendencia que pudiera confirmar la versión de Chaguay, pero sin resultado alguno.

También este diario intentó contactarse con Longueira para conocer si está al tanto de Chaguay y su situación en la normativa ambiental, pero cercanos al ex senador aseguraron que se encuentra en la Patagonia, sin señal telefónica.

Adjuntos: 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario