Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 23 de Junio de 2021
Jeanny Gallardo

Santiago Centro: El irregular despido de la directora del Liceo 7 por supuestamente “apoyar movilizaciones” de sus alumnas

Diego Ortiz

De fondo, la ex directora Gallardo. En la esquina, Tohá, quien inicio el sumario, y Alessandri, quien firmó su despido

De fondo, la ex directora Gallardo. En la esquina, Tohá, quien inicio el sumario, y Alessandri, quien firmó su despido
De fondo, la ex directora Gallardo. En la esquina, Tohá, quien inicio el sumario, y Alessandri, quien firmó su despido

Anónimos filtraron comentarios del Facebook personal y anónimo de Jeanny Gallardo. La administración de Carolina Tohá inició un sumario que culminó durante la gestión de Felipe Alessandri, ordenando su despido el 2017. Más de 300 alumnas firmaron una carta de apoyo a su gestión, la que en su último año registró los daños más bajos durante tomas en la comuna.

La fecha, aparentemente, no fue casualidad. El 11 de septiembre de 2016, anónimos enviaron desde el correo [email protected] (sic) pantallazos del Facebook personal de Jeanny Gallardo, la directora del Liceo 7 Teresa Prats, a distintos funcionarios de la Dirección de Educación de la Municipalidad de Santiago.

La denuncia gatilló un sumario que terminó con Gallardo, profesora y psicóloga con magister en gestión y dirección escolar, despedida por expresar sus opiniones políticas sobre movilizaciones, Carabineros y su círculo cercano en su cuenta privada, la cual además era usada bajo un pseudónimo.

Durante la administración siguiente a la de Gallardo, Carabineros ingresó al Liceo 7 por solicitud de la nueva directora, Denise Berenguela, disparando en contra de dos menores de edad a corta distancia. “Carabineros cometió un exceso que no es imputable a mí”, dijo la reemplazante de Gallardo en entrevista con La Tercera luego de que se supiera que las alumnas terminaron con hasta 20 perdigones alojados en su cuerpo y una sufriera la perforación de su pulmón.

Entre los destinatarios del correo se encontraba Carolina Tohá (PPD), quien en ese minuto era la alcaldesa de la comuna, y también Felipe Alessandri (RN), quien luego sucedió a Tohá como edil. El 12 de septiembre, la administración de Tohá ordenó el sumario administrativo que culminó el 7 de agosto de 2017 con su destitución, firmada por Alessandri.

Los comentarios fueron cuidadosamente seleccionados desde la cuenta privada de Gallardo –la que utilizaba bajo el nomber de Janys Yoplins– enviándose solamente 13 de entre más de 800 estados de Facebook. Entre las publicaciones, Gallardo destaca iniciativas de sus alumnas movilizadas; solicita ayuda a sus contactos para hacer acompañamiento en la toma de las estudiantes; resalta la “humanidad” que siente cuando va a marchas; habla de legitimidad en las demandas de los estudiantes; se queja de su trabajo; critica a la ex presidenta Michelle Bachelet Bachelet y también a Carabineros. Todo esto, tres años antes del estallido social.

No importó que la entonces directora del establecimiento tuviera otra cuenta en la red social, pública y abierta, bajo el nombre Jeanny Gallardo Directora Liceo Siete; donde interactuaba con profesores, alumnas y apoderados de forma oficial. Tampoco que 313 alumnas firmaran una carta de apoyo a la directora, destacando sentirse “más cómodas en nuestro Liceo” luego de que llegara Gallardo por la aceptación de las diversidades sexuales, la implementación de talleres externos y una relación más horizontal entre los distintos estamentos; todo en un marco de “buenos resultados ‘objetivos’” en materia académica, según la misiva.

“Los comentarios publicados en Facebook, corresponden al ámbito de las comunicaciones privadas, las que además representan opiniones personales amparadas por el derecho de libre expresión, por lo que las declaraciones allí divulgadas no ameritan una sanción administrativa”, dice Contraloría.

También el sumario desestimó lo dicho por la propia Contraloría General de la República, que sostiene “que los comentarios publicados en Facebook, corresponden al ámbito de las comunicaciones privadas, las que además representan opiniones personales amparadas por el derecho de libre expresión, por lo que las declaraciones allí divulgadas no ameritan una sanción administrativa”. (Revise acá el dictamen de la CGR).

Luego de sustituir al fiscal a cargo del sumario durante el cambio de mando municipal, la administración de Alessandri despidió a Gallardo al ser declarada culpable de dos de los tres cargos que se le imputaban en el sumario (los que se detallan más abajo en el texto). La sentencia salió el 25 de julio de 2017 y 13 días después, el edil firmó su despido

INTERFERENCIA accedió a la totalidad del sumario de más de 300 fojas, parte de cuyo contenido se reproducirá a continuación.

Comentarios “inapropiados” para el cargo y apoyar las tomas

Los pantallazos de la cuenta Janys Yoplins fueron también divulgados en la comunidad escolar. El correo donde se adjuntan los pantallazos destaca parte de los estados de Facebook sin contexto alguno, causando varios de estos impacto, tanto en profesores como apoderados.

Uno en particular fue recurrentemente destacado por apoderados del Liceo al momento de ser interrogados para el sumario administrativo. “Dos años de directora en este maldito lugar… dos años aguantando las inconsistencias del sistema escolar”, subrayaba el correo. Pero esto no correspondía a la totalidad del comentario de Gallardo en su cuenta privada.

La publicación en su cuenta privada que fue sacada de contexto

La publicación en su cuenta privada que fue sacada de contexto
La publicación en su cuenta privada que fue sacada de contexto

“Dos años de Directora en ese Maldito lugar… dos años aguantando las inconsistencias del sistema escolar. Dos años de incomprensión de la necesidad de instalar humanidad. Dos años que igual han tenido momentos hermosos y liberadores para las estudiantes”, decía la publicación completa.

Los 13 comentarios descontextualizados de la cuenta personal de la directora –donde Gallardo también insultó a la ex presidenta Bachelet y a Carabineros– gatillaron la redacción de una carta de reclamo en su contra, firmada por 12 apoderados de un curso de 4° medio. En respuesta, tanto a esta misiva, como al anuncio del proceso sumario, fue que 313 alumnas del Teresa Prats publicaron un escrito en su apoyo.

El primer cargo presentado en su contra tiene que ver con la “realización de comentarios en red social Facebook, bajo el seudónimo ‘Janys Yoplins’, que no son acordes con la dignidad del cargo de funcionario público que detenta la calidad de directora”.

El segundo es bastante más grave y no prosperó por falta de pruebas (sólo se sustentaba en la declaración del portero del liceo): “Realización de reuniones dentro del Establecimiento Educacional […] en las cuales existía ingesta de bebidas alcohólicas y sustancias ilícitas (marihuana)”.

El tercero y último cargo consistió en “apoyar la acción ilegal de ‘toma’ del cual fue objeto el inmueble donde funciona el Liceo”, lo cual se habría manifestado en que Gallardo les habría cocinado a las alumnas, además de darles llaves del liceo, algo que la directora y funcionarios de su gestión negaron durante las interrogaciones.

Veredicto: culpable

En su respuesta a los cargos acusados, la defensa de Gallardo –además del dictamen de Contraloría que establece que el Facebook personal es privado y no amerita sanciones administrativas– adjuntó un fallo de la Corte Suprema sobre la privacidad de las redes sociales, el que determina que lo que se hable dentro de esta red social es público entre los participantes de la publicación, “no existiendo habilitación para que dicha información sea utilizada por otras personas”.

La defensa incluyó la Constitución en materia de libertad de expresión, señalando que se está coartando su derecho a expresarse al violarse su intimidad y utilizar algunos pantallazos descontextualizados para levantar un sumario.

También incluyeron lo establecido en la Constitución en materia de libertad de expresión, señalando que se está coartando su derecho a expresarse al violarse su intimidad y utilizar algunos pantallazos descontextualizados para levantar un sumario. 

Otro elemento adjunto por la defensa de Gallardo en sus descargos fue una serie de estados y comentarios en Facebook, tanto en la cuenta privada Janys Yoplins como en su cuenta pública Jeanny Gallardo Directora Liceo Siete donde explica que se opone a las tomas por considerarlas perjudiciales para los objetivos educacionales de su establecimiento, demostrando también que lo que se hizo en esta materia durante su gestión fue “acompañar” a las estudiantes movilizadas y no apoyar procesos de tomas como se le acusaba.

Esto último no fue idea de Gallardo. También hubo un instructivo entregado por la Dirección de Educación de la administración de Tohá, donde se llama a los directores de establecimientos educacionales a acompañar e intentar formar parte de los procesos de tomas en razón de brindar mayor seguridad y vigilancia a los estudiantes. 

El fiscal a cargo del sumario acogió el primer y segundo cargo imputado a Jeanny Gallardo, sugiriéndose el despido de la profesional. El alcalde Alessandri acogió lo propuesto y cesó de sus funciones a la profesional.

Luego de ser despedida del Liceo 7, Gallardo pasó a trabajar en el Colegio Latinoamericano de Integración; establecimiento con reconocido enfoque comunitario y en derechos humanos, también conocido por ser el colegio desde donde fueron secuestrados el sociólogo y apoderado del colegio, José Manuel Parada, y el profesor Manuel Guerrero, ambos asesinados junto al publicista Santiago Nattino por la policía política del dictador Augusto Pinochet en lo que sería denominado el Caso Degollados. 

Jeanny Gallardo es directora de aquel colegio desde el año 2019.

Adjuntos: 
AdjuntoTamaño
Icono PDF contraloria_5.pdf127.42 KB

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Ojo y alerta, ya lo decía Violeta: "El león es un sanguinario en toda generación". Recuerden que este es de los Alessandri.

hola, buena noticia, solo un detalle, Pinochet no era un dictador era un tirano, eso nomas. saludos

no hay alessandri bueno

[email protected]: ¿La destitución fue tomada de razón por Contraloría? ¿Existió Reclamo de Ilegalidad en dicha instancia?

Añadir nuevo comentario