Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 19 de abril de 2021
Legítima defensa en duda

Se fue Rozas pero no los crímenes: carabinero acribilla a artista callejero Francisco Martínez

Maximiliano Alarcón G.
Andrés Almeida

Una semana que era positiva para el gobierno gracias al plan de vacunación se vio opacada por el asesinato de un joven a manos de la policía uniformada en Panguipulli. Esto reactivó las protestas en distintos puntos del país, principalmente en dicha comuna, donde la municipalidad terminó totalmente incendiada. Durante la jornada, ni La Moneda ni el general director de Carabineros, Ricardo Yáñez, emitieron palabra alguna.

El 19 de noviembre del año pasado Mario Rozas renunció a la dirección general de Carabineros, hecho gatillado por los disparos efectuados por uniformados a unos niños al interior de un hogar del Sename en Talcahuano. Tras esto Ricardo Yáñez asumió la jefatura del alto mando y a menos de cumplirse tres meses exacto de su asunción al cargo sus policías vuelven a protagonizar un hecho grave.

Durante la tarde de ayer viernes, en pleno centro de Panguipulli, el joven artista circense, Francisco Martínez Romero, mientras trabajaba en la calle con sus clavas, fue acribillado por un carabinero, esto en medio de un control de identidad preventivo. Según un registro audiovisual viralizado en redes sociales, el uniformado efectúa dos disparos en un principio contra la víctima, tras lo cual ésta se abalanza contra el atacante, quien responde con tres disparos más provocándole la muerte. 

La situación generó un fuerte rechazo social. Durante la tarde noche de la jornada se realizaron protestas en distintos puntos del país, pero principalmente en el mismo Panguipulli, donde manifestantes quemaron cinco edificios públicos, entre estos la municipalidad de la comuna, la cual terminó totalmente destruida. 

Todo esto terminó por opacar lo que era una semana positiva para el gobierno de Sebastián Piñera en años, puesto que el inicio de la vacunación masiva contra el Covid-19, lo cual fue respaldado por todos los sectores políticos, y les permitió respirar de las críticas y prometió ayudar un poco en la bajísima aprobación que presenta el mandatario en las encuestas.

Al menos hasta el cierre de esta edición, ni el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, ni el subsecretario Juan Galli, ni nadie en La Moneda se había pronunciado a los hechos. El único que habló del gobierno fue el intendente de Los Ríos, César Asenjo, quien a través de redes sociales dijo que como Ejecutivo lamentaban lo ocurrido y que solicitaron a Carabineros entregar todos los antecedentes del hecho al Ministerio Público.

En la misma línea que La Moneda, Ricardo Yáñez tampoco se pronunció públicamente durante la jornada, y también delegó la palabra en una autoridad local de Los Ríos. 

En tanto, en redes sociales, tanto a nivel de partidos y movimientos políticos como ciudadanos, volvió a levantarse entre varios la idea de una refundación de la policía uniformada, algo que se sostiene en que pese a los cambios de autoridades la institución sigue protagonizando crímenes.

¿Legítima defensa u homicidio?

Según la versión de la policía uniformada, entregada por el teniente coronel, Boris Alegría, "en este control de identidad, Carabineros lo conminó a dejar esos machetes de lado, esta persona no lo hizo, al contrario, se abalanzó contra el personal policial, ante lo cual los carabineros hicieron unos disparos de advertencia al suelo. Acto seguido esta persona, persistió en irse encima de los carabineros, también, ahora, blandiendo estos elementos que, al parecer son armas blancas, en contra de los carabineros, ante lo cual, ellos, en resguardo de su propia integridad de su propia vida, decidieron y debieron hacer uso de sus armas de fuego, dentro de la legítima defensa propia".

La institución policial, tal como en otros asesinatos o ataques graves cometidos por ellos en los últimos años, ha intentado excusarse nuevamente en la “legítima defensa”, pero el registro del hecho, al igual que en otros casos, vuelve a quitarles la verosimilitud. A esto se suma el hecho de que en otras situaciones, como la detención del activista de ultraderecha Roberto Belmar en enero pasado mientras disparaba balines a personas en la Plaza de Armas de Santiago, no se vio una reacción similar de los policías.

El abogado penalista Rodrigo Medina considera -al ver el video de Panguipulli- que se trata de un homicidio. “Si la defensa del carabinero quiere apelar a la legítima defensa -lo que es discutible dentro de la doctrina, pues más bien aplica el cumplimiento del deber- no veo que puedan sostenerlo”, dice en conversación con INTERFERENCIA. 

Según el abogado, en el video se observa que hay provocación por parte del carabinero a un ciudadano, quien incluso dispara dos veces en un contexto de control de identidad, no de la persecución de un delito. “Si yo te insulto y luego te mato en una pelea, no hay legítima defensa, pues yo provoqué la situación”, ejemplifica Medina.

Tampoco hubo proporcionalidad, otro de los elementos que configuran la legítima defensa, colige el abogado. Esto, porque “los sables de malabarismo tienen características que los hacen no letales, por lo que no había un riesgo inminente. Pero más que eso, se ve que el carabinero acribilla al ciudadano disparando en zonas vitales. El policía debía saber que se trataba de instrumentos de arte callejero y debe estar entrenado para disparar en zonas no vitales, en última instancia, y hacerlo una vez, no tres”, explica Medina.

Finalmente para que haya legítima defensa, debe haber una agresión ilegítima, “y la pregunta es aquí ¿quién es el agresor?. Todo indica que es el carabinero, que saca un arma en un control de identidad, algo que no puede hacer”.

Medina cree que el carabinero apelará a haber hecho lo que hizo por en cumplimiento del deber, “pero en ese caso tampoco aplica ninguno de los requisitos, pues su acción no es necesaria, ni proporcionada ni respetuosa de los derechos”, concluye.

Por su parte, el abogado Daniel Soto, ex profesor del Departamento de Derechos Humanos de Carabineros, manifestó en su cuenta de Twitter que “la actuación del carabinero en Panguipulli resulta cuestionable en el sentido que, habría empleado una mala técnica de verbalización para fiscalizar y luego habría ejecutado disparos al suelo que son peligrosos porque es sabido que las balas rebotan y causan daño. No obstante, existiría una causal de justificación penal (legítima defensa) en los disparos que ejecuta al cuerpo de una persona que lo ataca a gran velocidad con dos elementos posiblemente letales”, escribió.

A esto agregó que “cabría precisar, entre otros, por qué y cómo se fiscalizó a esta persona, si se trataba de un artista conocido de quien lo controló, si era posible constatar que armas eran de utilería, cuál fue la dirección en la cual corrió el abatido y si el personal asistió a la víctima”.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Lamentable la muerte de un ser humano. Vamos viendo que esto no tendrá el carabinero como sostener que fue el legítima defensa. El joven era conocido por su oficios y colaboró a instituciones del lugar. No soy experto en la materia pero mis años de vida, estudios aplicando una simple lógica fue una estupidez de un funcionario con años de servicio, pero incapaz. Si hubiera sido por un funcionario joven tal vez sería más comprensible. Por muchos años mis padres me enviaban a Panguipulli a casa de la familia Oyarzún, prósperos comerciantes y hasta muchos años tuve vínculos de amistad y la única explicación que le encuentro a la reacción es la rabia acumulada por los crímenes de Carabineros y militares cometidos en la zona. No creo que la gente olvide los asesinatos en el Complejo Maderero de Neltume. Cuantos años pasaron para que las propias mujeres de los Carabineros contaran que el "famoso" asalto al retén de Neltume fue una farsa, pero sirvió hasta para Consejos de Guerra y los criminales, algunos de ellos están en Punta Peuco. Carabineros y empresarios en el 73 y 74 cometieron atrocidades. No olvidar que ejecutaron su Operación Machete para plantar asesinados y hacerlos pasar como enfrentamiento al mando por un militar que fue Alcalde de Chillán y diputado. Lo demás son estupideces de estos incultos que al parecer están tratando de morigerar los hechos para que no siga por todo el país. Triste para el Ególatra presidente si iba tan bien con la farándula de las vacunas.

El mundo al revés. Un tipo enajenado persigue a un carabinero con un machete. Eso lo consideran normal? No, la culpa es del carabinero que no se dejó matar.

Hola buenos días, encuentro que interferencia hace buenas investigaciones con artos detalles y sobre todo que es una prensa independiente

Un delincuente nomas. Cualquiera que salta sobre otro ser humano con 2 armas a matar es un delincuente antisocial y lo que hizo el carabinero fue para salvar su propia vida. Pesimo titular y muy tendensioso. Ayer murio un guardia con una bala en la cabeza y no veo a la prensa gritando a los vientos, ni gente quemando municipios...pero si hubiese sido alreves......ya sabemos que pasaria. Hipocritas.

Los responsables ( políticos ) de la muerte de Francisco son aquellos que promovieron y aprobaron el Control Preventivo de Identidad. Los senadora Rincón, el senador Harboe y el ex Intendente Claudio Orrego no pueden pretender acceder a cargos públicos con un muerto a cuestas. Por respeto a los ciudadanos que dicen representar, debieran renunciar a sus pretensiones. Poner el foco en la responsabilidad (penal ) de Carabineros, no aporta., sólo libera de la culpa a los verdaderos responsables( políticos).

Añadir nuevo comentario