Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 22 de agosto de 2019
Tiempos mejores en Concepción

Universidad San Sebastián multiplica por diez aportes estatales

Maximiliano Alarcón G.

foto_san_sebastian.jpeg

Universidad San Sebastián
Universidad San Sebastián

En 2017, esta universidad privada cercana a la UDI obtuvo 154 millones de los Fondos de Innovación para la Competitividad Regional (FlC-R). Un año después pasó a recibir más de $1.000 millones. La tradicional Universidad de Concepción, en tanto, vivió un proceso inverso.

En los círculos políticos de la Región de Bío Bío se comenta que el cambio de gobierno ha favorecido a sectores que durante la administración de Michelle Bachelet no accedían a algunos beneficios. En esto, personajes de la actual oposición apuntan directamente a la Universidad San Sebastián (USS).

INTERFERENCIA revisó la entrega de los Fondos de Innovación para la Competitividad Regional (FIC-R) de la zona, provenientes del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), que están dirigidos a universidades. El análisis deja en evidencia que el posicionamiento de dicha casa de estudios aumentó considerablemente una vez comenzado el mandato de Sebastián Piñera.

En 2017, todavía durante la gestión de Bachelet, la entrega de estos fondos favorecía principalmente a la Universidad de Concepción (UdeC), la que según el Scimago Institution Ranking de 2018 figura en el séptimo lugar entre las universidades chilenas que destacan internacionalmente en investigación e innovación, después de las universidades de Chile, Católica, Los Andes, Federico Santa María, Andrés Bello y Usach. La primera, por lejos, en la región.

Suena lógico entonces, que dicho año la Universidad de Concepción recibiera $992.575.984 a través de siete proyectos distintos. En aquel período la USS, que figura en el mencionado ranking recién en el puesto 21,, obtuvo $154,7 millones por un sólo proyecto.

Sin embargo, durante el actual gobierno el panorama cambió. En 2018 la Universidad de Concepción pasó al segundo lugar en la región con tres proyectos por un total de $884.148.206. Lo llamativo es el explosivo aumento de la USS, que ganó tres concursos por un monto de $1.097.824.445 en total.

Las suspicacias

La suspicacia aumenta cuando el documento de 2018 del FIC-R señala que la lista de proyectos es propuesta por el consejero regional Luis Santibáñez (UDI), dirigente que se hizo conocido a nivel nacional por un tuit en que se jactaba que su hija prefirió no marchar el pasado 8 de marzo ante la posibilidad de que su padre le quitara la mesada.

Santibáñez es el presidente de la Comisión de Fomento Productivo, Turismo y Energía del Consejo Regional del Bío Bío y además, trabaja como asesor comunicacional en la Universidad San Sebastián. A su favor, en las actas tanto de 2018 como de 2017 figura que este consejero regional se abstuvo en ambas votaciones. Sin embargo, fue quien presentó la batería de proyectos.

INTERFERENCIA conversó con un consejero regional que conoce en detalle la aprobación de estos fondos, quien prefirió mantener su identidad en reserva, y aseguró que el gobierno de turno influye bastante en quiénes se llevan los dineros. En este sentido, apuntó a que el actual posicionamiento de la USS no responde tan sólo a Santibáñez, sino que también a la presidenta del Consejo Regional, Flor Weisse, como también al intendente Jorge Ulloa, ambos militantes de la UDI.

Santibáñez es cercano a Ulloa. Y, en conversación con nuestro medio, el consejero aludido señaló que se conocen desde hace 20 años. Sobre el tema de fondo de este artículo, Santibáñez se defendió asegurando que no estaba obligado a inhabilitarse, pero que de igual forma lo hizo.

“No existe conflicto de intereses ni del punto de vista legal ni moral, puesto que las inhabilidades en la ley están establecidas por lazos consanguíneos y participación económica directa, como ser representante legal de quien postula. Pero como estamos en un contexto comunicacional, político y público, me inhabilité y me abstuve tanto de las materias de aprobación de los proyectos como en la discusión de los mismos, donde estaba involucrada la Universidad San Sebastián”, afirmó a INTERFERENCIA.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Hay muchas cosas que huelen mal en este país...la sombra del nepotismo, clientelismo, el lobby perverso, ya se hecho algo habitual...el poder corrompe

Añadir nuevo comentario