Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 7 de agosto de 2020
Especial racismo. 2° Parte

Algunos crímenes y atentados de los supremacistas blancos en EE.UU.

Carlos Basso Prieto (*)

el_uso_del_llamado_gato_de_nueve_colas_el_latigo_para_castigar_a_los_negros_en_la_decada_de_1920.jpg

El uso del llamado 'Gato de nueve colas', el látigo para castigar a los negros en la década de 1920.
El uso del llamado 'Gato de nueve colas', el látigo para castigar a los negros en la década de 1920.

Ayer INTERFERENCIA publicó la primera parte de este especial en el que narró el origen del Ku Klux Klan. En esta secuela, se abordan varios otros movimientos racistas como Aryan Nation, los que tuvieron relevancia en hechos violentos y terroristas a lo largo del siglo XX.

En 1972 se presentó a presidente del país el ultraderechista George Wallace (quien curiosamente militaba en el Partido Demócrata), apoyado por todos los grupos mencionados en el artículo publicado ayer por INTERFERENCIA. De los remanentes de su campaña surgió posteriormente otro grupo llamado "Alianza Nacional". En 1974, Butler trasladó su iglesia hacia Hayden Lake, Idaho, lugar que según él era la tierra prometida. Allí instaló la base del movimiento contra el ZOG (Zionist Ocupattion Government, o Gobierno Sionista de Ocupación), como llamaba al gobierno federal de EE.UU. 

Según planteaban los seguidores de Butler a comienzos de los años 2000, estábamos en la era de "la última dispensación" y el clímax del fin de los tiempos estaría precedido de lo que llamaban "Rahowa", o Racial Holly War (Guerra Racial Santa). Increíblemente, estos conceptos son muy semejantes a los usados por las "bombas humanas" formadas al amparo del Corán.

En 1980, Butler fundó el brazo militar definitivo de su grupo: Aryan Nation (o Nación Aria) que aglutinó bélicamente a los seguidores de miles de iglesias de este tipo en EE.UU., estableciendo campos de entrenamiento en diferentes estados, a fin de preparar a sus soldados para el Armagedón. Con el paso del tiempo, Aryan Nation -que se subdividió en miles de ramas- sobrepasó a la iglesia original y pasó a ser el ente predominante.

marcha_de_supremacistas_blancos_en_estados_unidos.jpg

Marcha de supremacistas blancos en Estados Unidos.
Marcha de supremacistas blancos en Estados Unidos.

Dos años antes del nacimiento de Aryan Nation, el director de la Alianza Nacional, William Pierce (usando el seudónimo de Andrew McDonald) escribió "Los diarios de Turner", una novela de la cual se vendieron dos millones de copias y que describe la lucha de Earl Turner contra "la plaga judío-demócrata-liberal", hasta que, usando métodos terroristas (incluyendo una completa descripción de cómo volar un edificio federal usando materiales domésticos) "la organización", como se llamaba el grupo que integraba, creó una revolución en la cual, con armas químicas y biológicas, los blancos lograrían la supremacía.

Vuela edificio en Oklahoma

"Fue justo en el año 1999, de acuerdo a la cronología de la antigua era -justo 110 años después del nacimiento del más grande de todos (Hitler)- que el sueño de un mundo blanco finalmente se hizo realidad", señalaba el panfleto. Por insuflado que parezca el texto, inspiró el nacimiento de un grupo terrorista llamado “La Orden”, que sirvió de guía a los miembros de la Posse Comitatus y llevó a Timothy McVeigth a volar un edificio federal en OkJahoma, dejando 168 muertos, en 1995.

Al margen de estos grupos, en EE.UU. existen miles de otros de corte nazi (que usan emblemas y uniformes nazis), neonazis (lo mismo que lo anterior, pero más actualizados) y skinheads, confundiéndose al final una serie de atentados en lo relativo a sus autores.

Escasamente conocidos en el mundo, anualmente se registran miles de ataques con bombas en distintas ciudades de EE.UU., principalmente contra entidades de derechos civiles, judías y multirraciales. El asunto llega a puntos tan increíbles como el homicidio, el 6 de agosto de 1998, del cirujano plástico Martin Sullivan, quien fue muerto por el supremacista Jonathan Haynes. Este, después de leer los Diarios de Turner, quedó convencido de que el médico contribuía a "envilecer" la pureza racial con sus técnicas.

Otra entidad íntimamente ligada a la identidad cristiana y muchos de cuyos miembros posteriormente ingresaron a Aryan Nation fue la Sociedad John Birch, que tiene el "honor" de ser el primer grupo ultrarracista y derechista en emerger públicamente en Estados Unidos, tras ser fundado en 1958 por Robert Welch, un ex productor de dulces. Pronto la sociedad se extendió por todo EE.UU. alcanzando más de cien mil miembros atraídos por la proclama de que no se debía pagar impuestos y que Estados Unidos se debía retirar de la ONU.

El nombre J. Birch corresponde a un misionero bautista -que a la vez era oficial de inteligencia del Ejército de EE.UU.- que fue asesinado en la China Comunista en 1945, convirtiéndose, según esta entidad, en el primer muerto de la guerra fría.

Fue éste el grupo que imprimió los panfletos que circularon en la ciudad de Dallas el 23 de noviembre de 1963 pidiendo la muerte de John Kennedy por "traición a la patria", el mismo día en que efectivamente fue asesinado (extrañamente, nunca llamaron a declarar a alguno de sus miembros). WiIliam Pierce formó parte de la sociedad y en 1966 la abandonó para unirse al Partido Nazi Americano, liderado por George Lincoln Rockwell, quien fue asesinado en 1967.

Otra de las agrupaciones terroristas de derecha que hizo historia en el país del norte fueron los Minuternen, fundados en 1961 por Robert de Pugh, un empresario de Missouri. El nombre fue tomado de un grupo de la guerra civil llamado "militiamen", que eran reconocidos "sobrevivientes" (si es que se puede traducir el término "survivalists"); es decir, creían que ellos eran los llamados a sobrevivir tras una catástrofe.

Armados hasta los dientes, intentaron implementar guerrillas urbanas blancas para contrarrestar las protestas negras a mediados de los años 60', cometiendo varios homicidios. De Pugh fue arrestado en 1968 por conspiración y posesión ilegal de armas de fuego, pero pronto se fugó de la cárcel y se fue a vivir a las montañas de Nuevo México, sobreviviendo gracias a los conocimientos que el grupo había acumulado y practicado en 1962, cuando creían que el mundo estaba al borde de una guerra nuclear. Así estuvo hasta ser arrestado de nuevo en 1970. Tras salir de la cárcel, en 1973, escribió un libro llamado "¿Cómo sobrevivir?".

Asesinatos planificados

“La Orden” -mencionada anteriormente- nació en 1983 de la mano de Robert Mathews, entusiasmado con "la gesta" de Earl Turner, por lo cual estableció su base en el sector de Metaline Falls, en lo que él llamaba "el bastión blanco americano".

La entidad tenía por fin, sin embargo, reunir dinero a través de robos y asaltos para los grupos racistas formales. Tras una serie de exitosos asaltos, el 19 de julio de 1984 atracaron un camión de Brink's, en California, llevándose un botín de 3.6 millones de dólares. Tras ello, planearon asesinar al Barón de Rotschild (famosa familia judía alemana, dueña de varios bancos), que estaba de visita en Seattle, pero finalmente se decidieron por el locutor de radio Alan Berg, de Denver, un conocido judío y quien había insultado públicamente a los supremacistas.

Berg fue asesinado en su casa y sobre su cuerpo pintaron la sigla "ZOG". Posteriormente empezaron a instalar bombas en cines pornográficos hasta que el 8 de diciembre de 1984 Mathews murió en un tiroteo con la policía, luego de lo cual fueron detenidos casi todos los miembros de “La Orden”. El grupo también fue conocido como Bruders Schweigen, o "La Hermandad Silenciosa".

La Posse Comitatus (nombre en latín de "poder para el pueblo") fue un grupo anti impuestos que buscaba eliminar las contribuciones federales, basándose en retorcidas Interpretaciones de una de las enmiendas de la Constitución de EEUU.

Fundado en 1969 por el neo-nazi Henry Lamont Beach y por ex miembros de los Minutemen, estaban convencidos de que el sistema bancario forma parte de una conspiración judía. En los años 70 la Posse se distribuyó por todo EE.UU., instruyendo a sus miembros para que no pagaran los impuestos, situación en la que se mantuvieron por muchos años. En 1983, Gordon Kahl, un miembro del grupo que había sido arrestado por evasión de impuestos, mató en Dakota a dos agentes federales que lo buscaban para que pagara los impuestos, luego de lo cual arrancó hacia Arkansas, donde murió en un tiroteo.

Posteriormente comenzaron a enviar bombas por correo y luego se dividieron en varios grupos, entre ellos los Patriotas de Arizona, que fueron responsables de una serie de atentados con bombas entre 1986 y 1992.

Otro grupúsculo de derecha que sembró el terror en su propio país fue WAR (White Aryan Resistence, Resistencia Aria Blanca), una entidad que quería terminar con el gobierno de EE. UU. Fue creado por el ex boina verde, comando militar, Frazier Glen Miller, quien además había sido miembro del Partido Nazi y líder de una rama del KKK, siendo él y sus seguidores responsables de la matanza de Greensboro, donde asesinaron a cinco activistas antiklan. En 1986, Miller fue arrestado por conspiración para robar explosivos militares.

Ryby Ridge y Waco

Pese a todos estos hechos, los grupos ultraderechistas recién empezaron a ser conocidos por el caso Ruby Ridge. Este se registró en agosto de 1992 en el pequeño poblado de Ruby Ridge, Idaho, ubicado 40 kilómetros al sur de la frontera con Canadá, donde murieron tres personas.

Los orígenes del incidente se remontan a 1989, cuando Randy Weaber, un seguidor de la identidad cristiana y miliciano de Idaho, vendió dos rifles de guerra a un agente encubierto del ATF (Alcohol, Tobacco and Firearnrs Bureau), quedando citado a un tribunal.

Debido a un error del actuario del juzgado en que fue denunciado, Weaber no se presentó en la fecha correcta, por lo que se emitió una orden de arresto en su contra. Al saber esto, Weaber se encerró en su cabaña, junto a su mujer, sus cuatro hijos y su amigo Kevin Harris, y amenazó con matar a cualquiera que se acercara. El 21 de agosto de 1992, un grupo de marshals (brazo uniformado del FBI) mató al perro de Weaber, por lo que éste salió de la vivienda, armándose un tiroteo en que murieron un marshal y Sammy, el hijo de 14 años del fugitivo.

Debido a lo anterior partió al lugar un comando de 50 miembros del FBI especialistas en rescates de rehenes, los cuales fueron informados de que Weaber estaba fuertemente armado, siendo instruidos para disparar contra cualquier adulto. Los agentes federales, vistiendo trajes negros blindados, tuvieron otro tiroteo con los Weaber al día siguiente, durante el cual mataron a la esposa del dueño de casa, mientras ésta tenía en brazos a su hijo de diez meses. A consecuencias del tiroteo fueron suspendidos cinco altos oficiales del FBI, así como su director Larry Potts. Además, el estado pagó 3,1 millones de dólares de indemnización a los Weaber por las faltas en el procedimiento.

Más allá del caso en sí, su importancia radica en que por primera vez los grupos supremacistas blancos tuvieron mártires reales a manos del estado, que es quizá uno de los mayores objetivos de cualquier terrorista.

la_masacre_de_waco_en_1993.jpg

La masacre de Waco en 1993.
La masacre de Waco en 1993.

Los acontecimientos ocurridos en Waco, Texas, al año siguiente, están íntimamente ligados a los de Ruby Ridge, pues -pese a que las cifras de víctimas son muchísimo mayores- hasta el día de hoy se sigue acusando al FBI y al ATF de haber causado decenas de muertes innecesarias.

Los orígenes de la iglesia Davidiana -una secta ultra escindida de los adventistas del Séptimo Día y que tiene relaciones con la identidad cristiana- se remontan a los años 50'.

Durante más de 30 años esta pequeña comunidad funcionó como un culto extraño y cerrado, pero muy pacífico. Las cosas cambiaron cuando el excéntrico rockero Vernon Howell llegó al liderazgo de la secta tras una serie de peleas judiciales y un tiroteo con George Roden, a quien le correspondía el puesto por "herencia" a fines de los 80.

En 1990 Howell cambió su nombre a David Koresh (nombre que, según HowelI, significaba "Ciro" en hebreo, rey al cual él creía estar emparentado). Koresh, además, era el nombre que adoptó en 1870 Cyrus Read Teed, un ex cabo del ejército que fundó una secta que perduró hasta 1980, pero que no tuvo nada que ver con la de Howell.

Como todo líder mesiánico, David Koresh -que por ese entonces ya había trasladado su fortaleza a un lugar bautizado Rancho Apocalipsis, en vez de su antigua denominación de Monte Carmelo- creía ser la reencarnación de Cristo y por tanto tenía acceso a placeres vedados a los demás miembros, como mujeres (tenía predilección por jóvenes adolescentes), buena comida y televisión (su actor favorito era Jean Claude Van Damme).

Separando a los hombres de las mujeres, en una típica técnica sectaria, lograba mantenerlos dominados, apoyando sus medidas en frases como "si la Biblia es cierta, yo soy Cristo". Con la excusa de evitar que lo atacaran los davidianos expulsados comenzó a comprar armas automáticas a destajo, lo cual está permitido por la ley de Texas. En 1992 las autoridades federales decidieron investigarlo porque recibieron información de que la secta estaba produciendo ametralladoras, lo cual es ilegal (o lo que pudo haber sido usado como pretexto para investigarlo).

Lo efectivo, en todo caso, es que los davidianos tenían un polvorín y efectuaban prácticas de tiro al aire libre. Más encima, se pertrecharon de todo tipo de alimentos y municiones, creyendo que llegaría un holocausto. De hecho, Koresh viajó dos veces a Israel, predicando que el Armagedón comenzaría cuando las tropas norteamericanas invadieran Palestina, ocasión en la cual él se levantaría como un ángel vengador.

A principios de 1990 una de sus esposas logró escapar, pero no pudo llevarse a su hijo, por lo que denunció a Koresh ante la policía, a la cual le contó también que Koresh había llegado a tener hasta 18 mujeres, la mayoría de las cuales no tenía edad suficiente para comprender lo que pasaba.

La policía dio 48 horas a Koresh para entregar al niño, lo cual sucedió. Un poco más tarde, un detective contratado por familiares de varios australianos que estaban en la secta entregó una serie de impresionantes antecedentes a la policía, configurándose abusos sexuales contra menores de edad, almacenamiento de armas y otros, pero no hubo respuesta oficial del FBI, como tampoco sucedió cuando la petición de intervenir la efectuaron dos diputados.

Una matanza de davinianos

A fines de 1992 el Alcohol, Tobacco and Firearms Bureau (ATF) tomó el caso, sospechando que la secta había convertido ilegalmente armas semiautomáticas en automáticas, que almacenaba pólvora y químicos necesarios para formar explosivos y que poseía, incluso, filtros de visión nocturna. En julio de 1992 en el correo de Waco se rompió (eso dice la historia oficial) una caja destinada a los davidianos, descubriéndose en su interior un montón de granadas de mano. La caja fue recompuesta y entregada, pero con esa evidencia final el ATF consiguió las órdenes judiciales necesarias para allanar la propiedad.

El 28 de febrero, los SWAT (Special Weapons and Tactical Teams) del ATF llegaron a Monte Carmelo con un elaborado plan de asalto que debía consumarse en menos de un minuto. No obstante, los estaban esperando y se desató una feroz balacera en la cual murieron cuatro agentes del ATF, además de seis davidianos. De esta forma se inició un cerco en el cual participaron el Ejército, el FBI, el propio ATF y la policía de Texas, que duró 51 días.

Tras congelarse las negociaciones, el 19 de abril de 1993 se dio la orden de entrar, por lo que un tanque rompió el muro exterior y la pared de la casa, disparando gases lacrimógenos adentro, lo cual no causó mayor efecto porque los davidianos llevaban máscaras antigás.

Finalmente, al mediodía, comenzaron a aparecer llamas por todas partes, produciéndose una serie de fuertes explosiones que culminaron con la muerte de 84 personas, logrando salvarse sólo diez de los ocupantes de Monte Carmelo.

(*) Artículo publicado originalmente en la revista La Huella, N° 3, octubre de 2001.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Estimados felicitaciones. Un gran grupo de profesionales para aprender con estas crónicas.

Me queda clarísimo que los gringos están más que rayados.

Añadir nuevo comentario