Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 27 de noviembre de 2020
Columna de Vagabundo Ilustrado

El fantasma del anticomunismo recorre los paneles de TV

Vagabundo Ilustrado (@vagoilustrado)

captura_de_pantalla_2020-09-21_a_las_05.31.14.png

José Miguel Insulza en Tolerancia Cero
José Miguel Insulza en Tolerancia Cero

Sí se puede establecer un denominador común en la discusión acontecida en los programas de contingencia política de la TV chilena (y medios escritos), esta semana que acabó, podríamos hablar sin duda de uno: Venezuela y el anticomunismo.

El tema aparece en momentos en que la encuesta Criteria mostraba que por primera alguien superaba a incombustible Joaquín Lavín, candidato eterno de la derecha chilena. Y quien lo supera es nada más, ni nada menos, que el alcalde de Recoleta, el comunista Daniel Jadue.

Y pasó lo que pasa cuando aquello ocurre, nada nuevo en los manuales de táctica y estrategia política; dar caza y lanzar golpes al candidato mejor posicionado. ¿La razón? Como enseña el ABC de la política, los sectores adversarios buscan que esa distancia no aumente y, obviamente, mermar aquella popularidad. Por su parte, los sectores más cercanos y/o aliados, evitar que este despegue demasiado, de modo tal que, al momento de negociar –en una eventual coalición-, el escenario no esté tan desnivelado, de manera de poder imponer puntos y negociar mejor, cosa que es altamente difícil de hacer con un candidato/a muy encumbrado, sobre todo, cuando no tienes otra candidatura fuerte que le haga contrapeso.

Además, justo esta semana se conoció el informe de expertos independientes de la ONU, respecto a las graves violaciones a los DDHH en Venezuela. De este modo, el guion editorial, salvo en los énfasis, no varió mucho en los paneles.

Tras el informe, las diputadas comunistas, Camila Vallejo y Carmen Hertz, esta última, destacada abogada de los DDHH, y emblemática opositora contra la Dictadura de Pinochet, condenaron las violaciones a los DDHH en Venezuela, tal y como lo ha venido haciendo Jadue, planteando si, una rotunda oposición al intervencionismo extranjero (en particular de EEUU) y llamando a los países a ayudar a lograr acuerdos y salida de la crisis que vive ese país. La línea planteaba un pragmatismo y realismo político interesante, y funcionaba medianamente bien cómo corta fuego ante los ataques al candidato mejor posicionado hoy ante una eventual presidencial.

Pero el PC -como partido- sacó un comunicado público este jueves que todo lo cambió, minimizando de paso el informe (que colocó entre comillas), sin condenas a las violaciones denunciadas, y poniendo en cuestionamiento la objetividad de la publicación emanada por la oficina de la Alta Comisionada de la ONU, que dirige precisamente quien fuera Presidenta y líder de la colación de la que fueron gobierno; Michelle Bachelet. No fueron pocos los que acusaron “torpeza política”y otros “casi un autogol a su propio candidato”, pero el comunicado se escribió, y publicó en su web oficial.

Y se abrió fuego…

En los paneles de la TV: 

En Mesa Central (Canal 13) no hubo dos lecturas, y los panelistas (Cristian Bofill, Isabel Plá y Alfredo Joignat) criticaron duramente el comunicado del PC, y en el análisis, proyectaron un condicionamiento claro en el apoyo que el resto de partidos “democráticos” podrían hacer con este partido y la eventual merma que esto traía a la candidatura de Jadue, acusando de paso un “doble estándar” del PC, en materias de DDHH.

En Pauta Libre (La Red) el panel (compuesto por José Antonio Neme, Mónica González, Alejandra Matus y Mirna Schindler) hicieron, con matices, lo propio. Aunque, pusieron también de manifiesto la impunidad que ha habido -hasta ahora- con las graves violaciones a los DDHH acontecidas en Chile, en particular, tras el 18 de Octubre, donde gran parte de la clase política chilena, o guardó silencio, o bien minimizó y criticó esos mismo informes que ahora con Venezuela, si parecen ser atendibles, y por el cual ahora rasgas vestiduras y piden condenar sin matices.

A eso se sumó el ex candidato presidencial, el senador Alejandro Guillier, quien marcó clara distancia con Jadue, de quien, cuando le preguntaron, evitó referirse, limitándose a un tibio llamado a no presidencializar al escenario hoy, ni politizarlo con los partidos, negando de paso un anticomunismo a priori. “La prioridad hoy es el plebiscito”, afirmó.

En Estado Nacional (TVN) se hizo lo propio, en un panel (compuesto este domingo por Diego Schalper, Pablo Vidal, Gloria de La Fuente y María José Gómez), donde, además de condenar las violaciones a los DDHH en Venezuela, se planteó la importancia de que los partidos políticos chilenos tengan credenciales democráticas. Mientras el Diputado Vidal (RD), dijo que sin duda condenaban las violaciones a los DDHH en Venezuela, sobre todo por lo que decía el informe, el que comenzó a leer (citando párrafos), para luego preguntar a Schalper (RN) Y Gómez (ex jefa de gabinete del Ministro Chadwick), si estaban de acuerdo con condenar lo que decía el informe, a lo que ellos asintieron respondiendo que sí, para luego Vidal decir, que ese pasaje era del informe sobre Chile, no sobre Venezuela, acusando un doble estándar, dejando algo desconcertados a los representantes de la derecha chilena en el panel. Mientras, Joaquín Lavín, entrevistado de la semana, se limitó a decir que Jadue era un muy buen alcalde, que incluso él le ha copiado cosas (como la Farmacia Popular), pero que su ideología no une, la de él sí.

Tolerancia Cero (CNN Chile), en la misma discusión, el tono no fue muy distinto. Sus panelistas (Fernando Paulsen, Mónica Rincón, Paula Escobar y Francisco Covarrubias), fueron unánimes en cuanto a la condena de las violaciones a los DDHH en Venezuela. Sin embargo, la periodista Mónica Rincón planteó cierta hipocresía transversal en la clase política chilena, qué si bien condena a Venezuela, guardan (casi todos) silencio con lo que ocurre en China, que coincide que es hoy por hoy, uno de los mayores socios comerciales (sino el más) de Chile.

Aquí, el exministro y actual Senador del PS, José Miguel Insulza, quien era el entrevistado de la noche, en “Tolerancia Cero”,  fue más allá y criticó al candidato del PC, señalando incluso que en una eventual presidencial entre Lavín y Jadue, él creía que Lavín ganaría, absolutamente, porqué “la gente le tiene menos miedo a Lavín que a Jadue, pues este (Jadue) no expresa un compromiso claro con la democracia, y el otro (Lavín) sí”, afirmó firme y con su sonsonete caracteristico. De paso, se declaró disponible para una candidatura presidencial, si su partido se lo proponía, y si la gente así lo quería. Aunque parece que la ciudadanía no parece clamar por alguien como Insulza.

Entonces, las preguntas…

Al final, cabe honestamente preguntarse ¿importan realmente las violaciones a los DDHH? Pues a muchos nos parece válido y justo condenar las violaciones a los DDHH sea donde sea (incluso a más de 4 mil kilómetros de distancia), aquello es en sí mismo bueno, pero pareciera que este consenso es poco sólido, pues pareciera depender -cuando analizamos bien- de quién los viole. Y es que las Violaciones a los DDHH son graves, tanto en Venezuela, como en Colombia, en China, en Ecuador, Guatemala, o el Gobierno autoritario impuesto en Bolivia -país limítrofe al nuestro- tras un Golpe de Estado, cimentado bajo una falsa acusación de fraude electoral (desmentida por exhaustivos informes  como el del MIT).

Y en Chile hoy tenemos autoridades vinculadas directamente con sistemáticas violaciones a los DDHH durante la Dictadura. Mismas que, cuando se volvieron a violar, porque se violaron, los DDHH de forma generalizada -avalado esto por 4 categóricos informes internacionales- las volvieron a negar. Es más, cuestionaron el origen de esos mismos informes que hoy sí validan contra adversarios políticos. Mismos qué guardan silencio cuando en EEUU se reprime sin más a quienes se manifiestan pacificamente, o cuando so pretexto de la seguridad nacional, se encarcela a alguien sin proceso y es enviado a Guantánamo. Eso sin contar el largo listado de violaciones a los DDHH en distintas partes del mundo avaladas y financiadas por las embajadas de dicho país, bajo la consigna de “llevar democracia”.

¿Por qué los matices? Y para qué decir de China, con un partido único (comunista), con claros y contundentes informes de violaciones a los DDHH, pero nunca el empresariado chileno, tan dado al anticomunismo, ha manifestado una clara critica al momento de ir a buscar o recibir  inversiones de “esos comunistas”, y viajan, sin problema, acompañando a delegaciones de políticos chilenos -que viajan frecuentemente hasta allá-.

O bien, cuando hace muy poco, en un Congreso de RN, se aclamó abiertamente al pinochetismo, incluso reivindicándolo. Y en la UDI, no son pocos los que aún guardan lazos con la Dictadura, incluso con ministros hoy en el gabinete. Y la DC, sin críticas al gobierno de Duque (partido afiliado a la misma internacional en la que participan), donde hay más de 1000 dirigentes sociales asesinados en un año y medio, o esos mismo que guardan silencio (y lo imponen), cuando se trata de hablar del asesinato por parte de la Dictadura de su líder.

Ciertamente parece que la carta de los DDHH solo sirve para restringir el marco de acción de un partido en específico, para el adversario. Y eso es la campaña más peligrosa, pues mina cualquier cimiento para una real política de fomento a la conciencia de los DDHH, que se plantea a sí misma, como un piso civilizatorio mínimo, pero que corre hoy un gran riesgo de mantenerse como tal.

Y justo allí se percibe un anticomunismo, nacido del temor de quienes quieren que no cambie nada, o bien, que cambie poquito. Y hasta cierto punto, es válido. Pero, no es licito ni justo que para aquello, se usen los principios de los DDHH, que efectivamente han sido violados por partidos y grupos de las más diversas ideologías políticas (comunistas, capitalistas, religiosos, étnicos, etc), y es deber de todos y todas, condenar, y le cabe a los medios (la TV y quienes sean), educar, no ganar ni hacer agendas de, a lo menos, dudosos defensores de los DDHH.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Algunas precisiones al articulo 1.- En el comunicado del PCCH , en su primer párrafo textual se refiere a que todos los estados deben propugnar por el respeto y cumplimiento de los DDHH. 2.- No critica ni cuestiona el papel de la alta comisionada , por el contrario destaca el trabajo en conjunto realizado en el segundo párrafo de la declaración " Por ello, nos parece alentador la reciente renovación del pacto de cooperación entre el gobierno de Venezuela y la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUD), tras un año de la primera reunión, en el que se acordó triplicar el número de funcionarios que operan en el país y trabajar por la apertura de una oficina en Venezuela, todo ello fruto de un proceso de cooperación constructiva entre las partes. Es el camino que busca la paz social, que ha dado frutos en el diálogo entre gobierno y oposición democrática, no golpista, que ya cumple un año y avanza a elecciones legislativas." 3.- El informe cuestionado es de una comisión independiente , formada a partir de una propuesta del grupo de Lima , aprobado por una minoría y es al que hace referencia la declaración del PCCH. 4.- Estimo necesario además destacar que la mencionada declaración también hace referencias las acciones realizadas por Venezuela respecto a aquellos que han transgredidos los DDHH ."En cuanto a la exhortación de que Venezuela inicie de inmediato investigaciones efectivas, el “Informe” omite la situación real comunicada a las Naciones Unidas, que bajo las gestiones de las autoridades judiciales de ese país actualmente hay 517 funcionarios acusados por tortura o tratos crueles, inhumanos o degradantes, ocurridas entre 2017 a marzo de 2020, de los cuales 167 se encuentran privados de libertad. Al mismo tiempo 731 funcionarios han sido acusados por el delito de homicidio o violación del derecho a la vida, de los cuales 436 se encuentran en prisión. Está claro que, también es un avance el resultado del diálogo con la oposición y de los compromisos ante la Alta Comisionada, al ser indultados 110 detenidos opositores al gobierno, varios de ellos enfrentando cargos de terrorismo y sedición, coludidos en intentos de golpe o intervención extranjera. 5.- Lectura parciales y sesgadas propician las estrategia de los sectores que se oponen a los cambios como lo reseña muy bien el articulo y aflora , en todo el arco político, el anticomunismo , nada nuevo , en 1964 los tanques soviéticos y los niños que se enviarían a la URSS y en 1970 , la campaña abortada organizada por Andalien y denunciada en el primer número de Puro Chile con la publicación de los documentos obtenidos desde la oficina de la agencia de publicidad.

De nuevo.. ¡Chapeau!

El comunicado del PCCH fue inoportuno, imprudente e innecesario. Camila Vallejo, y Carmen Hertz y el propio Jadue habían manifestado públicamente su posición, de rechazo a la Violaciones de los DDHH, no sólo en Venezuela sino en todo el orbe. Pisaron el palito que les puso la elite. Y su error, lo pagará el pueblo de Chile, al que pretenden representar, ya que Jadue no podrá seguir en carrera, por decisión de la dirección de su propio partido.

El señor Insulza ha perdido, una vez más, una buena ocasión de quedarse callado. Hoy día vemos que, gracias en parte a sus esfuerzos, los jóvenes no tienen ninguna confianza en los políticos, ¿Cómo van a tenerla? En octubre 2019 ya había anunciado que el gobierno debía reprimir con más fuerza esos 'vándalos ladrones', hoy va un poco más lejos: hace campaña, de manera vergonzosa, para ser candidato a la candidatura. La desfachatez no tiene límites. Sin compartir las acciones del PS, no entiendo cómo este señor tiene aún cabida en una organización que dice defender los derechos de los trabajadores. Este tipo me da asco. Espero que después del 25 de octubre, todos estos sinvergüenzas sean enviados a sus casas.

Creo que hay un exceso interpretativo al hablar de anticomunismo al ser crítico con la respuesta del PC al informe. Esa forma tipo Minecraft de ver las cosas no ayuda a lograr una mayor inteligencia colectiva. Mal el PC x su doble estándar y mal la derecha por lo mismo. Eso no les descalifica para ser parte de tantos debates que hay ¿Alguien tiene credenciales morales para ganar en todos? Necesitamos de un nivel de honestidad tal que la vara de exigencia para los actores políticos debe ser harto más de lo que se les exige, y ojo, que no creo que necesitemos súper humanos, al contrario simples mortales que no vendan la pescada y dediquen su tiempo a lo que honestamente consideren como el bien colectivo, lo que equivale a la definición clásica de Justicia, que es lo que hoy más nos duele, por eso la palabra Dignidad se ha convertido en nuestro mantra social (aún cuando discrepo puntualmente del canto de la calle, ya que la dignidad no se pide, se vive)

Primero, tener claro que la violación a los DDHH es ejecutada por agentes del Estado, nacional o extranjero en el caso de las invasiones, sobre las personas, los civiles. Y estas violaciones a los DDHH han ocurrido y ocurren en muchas latitudes y países, cualquiera sea la ideología del régimen imperante. La exigencia actual, masiva, desde la misma sociedad civil, por el respeto irrestricto de los DDHH pone a prueba los complejos, culpas y relativizaciones de los ideologismos de diverso signos. En mi entender, el problema del PCCH, al menos de sus dirigentes más longevos, es que se han quedado atrapados en los resabios estalinistas del período de la Guerra Fría, cuando el criticar las barbaries de la ex URSS equivalía a ser pro-imperialista o agente de la CIA. Cierto que este partido popular fue quizá el más afectado en víctimas de la brutal represión de la Dictadura. Pero, en tanto víctimas, es esperable que tengan una sensibilidad superior al resto de la ciudadanía respecto de los DDHH. Y es muy promisorio que desde su seno surjan voces que sintonicen con esta sensibilidad; como Jadue, Carmen Gertz y Camila Vallejos. Criticar serenamente la poco feliz declaración de la dirigencia del PCCH, no es caer en el anticomunismo. Lo que roza el anticomunismo, es la utilización mediática, dirigida a la población menos informada, de esta declaración, para descalificar a priori a uno o más líderes que se proyectan en el escenario político nacional. En su declaración la dirigencia del PCCH alaba el procesamiento de 684 agentes del estado por torturas y asesinatos de opositores y ciudadanos, muestra evidente de la ocurrencia de graves violaciones de DDHH en Venezuela. Pero, no condena expresamente esas violaciones. Es cierto que Venezuela es víctima del bloqueo económico, político y diplomático. Es cierto que producto de ello, el pueblo venezolano sufre de hambre, insalubridad e extrema incertidumbre. Es cierto que la oposición, en particular la encabezada por Guaidó, busca incesantemente la intervención militar de EEUU en Venezuela. Pero, nada de eso justifica la persistente violación de los derechos humanos de sus ciudadanos. Y esa falta de justificación es la que la dirigencia del PCCH no pone en primer orden en su declaración, víctima de sus propios complejos y resabios estalinistas

Creo que esta bien tratar de exigir blancura en todas las áreas y a todos, evaluación pareja no es dura, y con la vara que mides serás medido, también es importante, como dicen algunos acá, que no manipulen los medios y políticos faranduleros, se aprovechan de la ignorancia y falta de profundización de temas con la que se mueven muchos chilenos, forma que los lleva a no comprender a cabalidad como los poderes se mueven bajo sus intereses y no buscan el bien de chile como primer objetivo, me preocupa la manipulación que están haciendo algunos medios y políticos en favor de sus intereses y como tras las sombras están planeando evitar que el pueblo de Chile logré dar un paso importante y relevante hacia un país equitativo, justo y más humano.

Añadir nuevo comentario