Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 15 de mayo de 2021

El primer requisito de cualquier prensa independiente debe ser la objetividad. Creo que el articulo contiene demasiados errores y omisiones, todas en la misma direccion: intentar presentar los hechos de la forma en la que al periodista le parece que ocurrieron, pero que esta reñido con la realidad y la historia. 1. Camacho fue protagonista en algún momento del conflicto y en una parte del territorio (Santa Cruz), pero no fue el único ni el más importante. Atribuirle el rol protagónico del movimiento es faltar a la verdad. Hubieron muchísimos héroes del movimiento, entre ellos Carlos Mesa, Pumari, los lideres sociales de los grupos de indígenas, los cocaleros de los yungas, los movimientos de campesinos pobres (todos grupos explotados y reprimidos durante el gobierno de Morales), la juventud que se volco masivamente a las calles, la Asamblea de Derechos Humanos, el Comite de Defensa de la Democracia, etc. El levantamiento contra Morales fue nacional, popular, masivo, y ultracombativo. Uno de los principales errores del MAS y de Morales fue minimizarlo. 2. Jamas hubo golpe de Estado. Hubo un levantamiento popular, que al inicio sólo pidió el respeto al voto popular (recordemos que ese voto ya fue desconocido por el MAS el 21 de febrero de 2016, cuando gano el NO en el referendum para la reforma de la Constitución Política del Estado). Cuando el MAS decidió jugarse para mantener el resultado de las elecciones fraudulentas (a todas luces fraudulentas, con miles de denuncias de muertos que votaron, actas falsificadas, padrón electoral alterado, acarreo de gente de un lado a otro y con un tribunal electoral formado exclusivamente por militantes del MAS), en ese momento la población decidió salir a la calle a defender su voto, y se expresó de forma abierta el descontento por los más de 14 años de hipercorrupción, represión política, persecución, ecocidio, etc. Varios conflictos coincidieron en el momento que avivaron la protesta, como el incendio intencional de las 6 millones de hectáreas de bosque en la Chiquitania y la protesta de Potosí por la política de entrega del litio al gobierno de Alemania a cambio de nada que ocasiono una protesta en Pootosí. Es decir, se expresaron también los descontentos por muchos temas que no podían ser manifestados abiertamente por el nivel de represión política y persecución a la prensa independiente que caracterizaron al gobierno del MAS. 3. La represión sangrienta a la que sometió el régimen de Morales a las protestas ciudadanas desde la fecha de las elecciones hasta el día en que la policía se amotino, no es mencionada en el artículo. Entre esas fechas, grupos de paramilitares armados hasta los dientes, mezclados con delincuentes comunes y militantes del MAS pagados con mucho dinero público malversado, salieron a sembrar el terror entre la población, agrediendo, golpeando, hiriendo, asesinando, asaltando e incendiando casas particulares de dirigentes de la oposición y comercios,. Existen innumerables denuncias de esas fechas, incluso denuncias de violaciones a estudiantes que se transportaban en un bus desde Potosí a La Paz para fortalecer las protestas. Es decir, el MAS respondió la protesta y el pedido de respeto al voto con una represión brutal y sangrienta que el articulo no menciona. Recordemos que en el gobierno de Evo Morales hubo mas de 200 asesinados políticos, ademas varios cientos de presos políticos, miles de heridos de bala y por represión de la policía, torturados, exiliados, etc. Los periodistas amenazados, perseguidos, encarcelados y hasta asesinados también pueden contarse por decenas. 4. Jeanine Añez se posesionó en estricto a pego a la Constitución Política del Estado y las leyes del país. El MAS cometió un error al creer que dejando un vacío de poder, el país pediría que Morales vuelva. Apostaron a dejar vacante toda la sucesión constitucional que estaba en manos de sus militantes, pero se olvidaron de una sentencia constitucional anterior que sienta jurisprudencia y que permite la sucesión de la manera en que se dio. Es decir, nunca hubo golpe. Hubo una protesta popular contra un fraude electoral descarado y grosero, que empalmo con protestas populares por muchas otras causas, que derivo en un movimiento social masivo, que encontró salida en las normas y leyes del país. 5. El articulo contiene también varias otras imprecisiones. Bolivia no es un país de mayoría indígena sino mestiza. De hecho, es mayoritariamente urbano (75% urbano) y la mayoria de la poblacion esta en la zona oriental, no en el occidente. 6. Es falso que el gobierno de Morales haya contribuido a la mejora de condiciones de vida de la poblacion indigena. de hecho, en su gobierno se pretendio quitarles sus territorios (otorgados por gobiernos anteriores) para hacer carreteras y otras obras de infraestructura, lo que los indigenas resistieron y fueron bañados en sangre por Morales en Chaparina, Takovo Mora y otros. Otras masacres indigenas durante el gobierno de Morales ocurreron tambien en Achacachi (esa vez para proteger al alcalde del MAS acusado de corrupcion), Caranavi, Panduro (cooperativistas mineros), y varios otros lugares. Los indigenas fueron las principales victimas de la brutalidad sanguinaria del gobierno del MAS. Mi conclusión es que el periodista que escribió el articulo no solo que no hizo el mínimo esfuerzo por conocer Bolivia o su realidad, sino que se esforzó en tergiversar unos hechos y omitir otros, El resultado es una falsificación de la realidad grotesca y penosa, muy lejos del periodismo independiente que Interferencia dice profesar.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios