Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Domingo, 29 de noviembre de 2020

Acá lo qué pasó fue que la iglesia solicitó una hectárea a la comunidad indígena para establecer su misión y su plan evangelizador en ese territorio y eso se formalizó entre las partes, la cosa que a medida que pasaban los años y de quien estuviera gobernando se trataba de apropiarse de más espacio, y para ello fueron agregando ceros en la escritura a la hectárea inicial, donde 1 ha se transformó en 10 y luego en 100. Y ese el retazo en disputa hoy y de cómo se llegó a esa superficie. Pero el título de Merced de la comunidad es muy claro en definir quienes son los verdaderos propietarios del lugar, que dicho sea de paso es una de las mejores súper Ines del lugar, al ser un terreno plano y con acceso al lago y río.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios