Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 28 de noviembre de 2020

Me emociona , hasta las lágrimas, no sólo las palabras del padre Mariano Puga, sino esa vida llena de consecuencia por los que sufren, que es lo que uno esperaría no sólo de los sacerdotes sino de todos aquellos creyentes en Dios. Si tuviéramos curas así, estoy segura que no sólo habría más creyentes de verdad sino que también menos pobreza material y espiritual en este mundo, tan necesitado de amor por la adoración al ego ,al dinero y al poder. Partió el padre Puga, pero nos dejó su ejemplo de vida, una muestra de Dios en la tierra..Hasta siempre :Pastor de oprimidos.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios