Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 1 de Diciembre de 2021
2° Aniversario

18-O: Movilizaciones masivas en todo Chile muestran que el malestar persiste y no se canaliza del todo por vía electoral

Camilo Solís
Francisco Velásquez

2deg_aniversario_18_de_octubre.jpg

Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda

Cientos de miles de personas en Santiago y en otras ciudades se congregaron para conmemorar el Estallido Social, donde imperaron consignas contra Sebastián Piñera, sobre los caídos del estallido y la libertad de los presos por protestar. Esto como si no hubiese en breve una elección presidencial, mientras los candidatos siguieron la pauta de la TV y se enfocaron en desmanes.

Aproximadamente a las 7 de la tarde del 18 de octubre de 2021 cayó el muro de la Plaza Baquedano. Un grupo de manifestantes que desde temprano se había tomado la rotonda del punto más relevante de la protesta social lo hizo caer a fuerza de horas de forcejeo. 

Al caer, los gritos y aplausos se multiplicaron allí donde en vez del general Baquedano se erguía una gran figura del perro Matapacos, rodeado de banderas mapuche, y también un lienzo que decía “Justicia para el Neco”, barrista de Colo Colo que fue atropellado y muerto por un vehículo de Carabineros durante el estallido social. 

Esta fue una de las escenas que quedó plasmada en el recuerdo de la multitudinaria manifestación en Plaza Dignidad que se celebró ayer con objetivo de conmemorar el segundo aniversario desde que ocurrió el estallido social, a la que asistieron cerca de 200 mil personas en Santiago y otras miles en regiones. 

La masiva convocatoria sorprendió a muchos que no esperaban vivir nuevamente una “jornada de octubre de 2019” en pleno 2021, luego de meses sin una manifestación de tanta convocatoria, una pandemia que ha durado casi dos años y una Convención Constitucional que se supone que ha contribuido a canalizar el malestar que dio origen a las protestas en 2019. 

Nuevamente las consignas contra Sebastián Piñera fueron la principales, como aquellas que lo comparan con Augusto Pinochet, le exigen la renuncia o que directamente vaya a la cárcel; debido a polémicas posteriores a 2019, como el manejo de la pandemia, la falta de ayuda económica en crisis, y sus constantes conflictos de intereses que lo tienen enfrentando una investigación del Ministerio Público y una acusación constitucional en el Congreso Nacional. 

Otras consignas principales fueron las de fortalecer la memoria de los caídos del estallido, la liberación de los presos por protestar y demandas por más justicia social que no se encuentran satisfechas; de manera que esta movilización de aniversario tomó un tono más sombrío que algunas manifestaciones del estallido, en las que las muestras de rabia, hastío e incluso temor solían ir acompañadas de mensajes de motivación y esperanza por conseguir los cambios que Chile requería, y que aún no se han conseguido.

La calle octubrista versus el establishment noviembrista

Otro de los focos principales de los lienzos, cantos y gritos, fue la mirada crítica que se tiene respecto de la salida institucional que encontró la clase política tradicional a la crisis social durante el estallido, con el Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución. 

“El único camino es el ejemplo de octubre”, ponía un lienzo colgado de los edificios Turri del sector de Plaza Dignidad. “A dos años de la revuelta popular, que las urnas no reemplacen las calles”, decía otro colgado desde un paradero del transporte público, y otro en plena Plaza Baquedano decía “pusimos los muertos, mutilados y los presos y aún no cambia nada. Libertad, justicia y reparación”, en clara muestra de desdén al camino institucional que siguió la revuelta a través del proceso constituyente y las posibilidades que entrega el sistema político.

Tal disonancia entre la calle y el establishment queda demostrado en la cobertura que los medios de comunicación tradicionales dieron a la jornada, los que pusieron foco principalmente en los desmanes y hechos de violencia que ocurrieron alrededor de las manifestaciones en Santiago y otros lugares de Chile, y también en las declaraciones que emitió el que probablemente es el principal candidato presidencial de izquierda que compite por entrar en La Moneda. 

“La violencia y destrucción de lo común no es ni será nuestro camino, eso solo le sirve a los que quieren que siga todo igual. Es en unidad y respetándonos que podremos construir un Chile digno y justo para todos y todas”, señaló Gabriel Boric en su cuenta de twitter, dando cuenta de haber seguido la pauta de los medios tradicionales antes que enfocarse en la masividad del evento y la persistencia del malestar en la gente, luego de que la instalación de tales demandas le haya costado a muchas personas graves perjuicios y la violación de sus derechos humanos. 

De la misma forma, el candidato del Frente Amplio ha reconocido públicamente que se enorgullece de haber sido parte del Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución, del 15 de noviembre de 2019, el cual daría origen al proceso constituyente que actualmente está en curso a través de la Convención Constitucional.

De todas formas, es probable que la gran cantidad de convocatoria de esta manifestación obedezca a un fenómeno que transita por caminos fuera de lo político-electoral, de manera que el malestar persiste pero en ciudadanos que eventualmente no creen en las vías institucionales de la política. 

De esta forma Boric hace el cálculo de que el renacer del octubrismo en este segundo aniversario del 18-O no le afectará electoralmente, puesto que el Frente Amplio ha conseguido posicionarse como un poderoso actor en la Convención Constitucional, lo que lo acerca a aquellos que depositaron su fe en la Nueva Constitución pactada en el acuerdo del 15 de noviembre: los noviembristas.

Así, el candidato frenteamplista puede seguir -mediante mensajes como el citado anteriormente- preocupándose de seducir al votante de centro, en el que ve sus chances de salir victorioso en las elecciones de noviembre.

Situación bastante distinta fue la que vivió quien disputara con Boric la posibilidad de competir por el sillón presidencial en el pacto Apruebo Dignidad, el comunista Daniel Jadue. 

Tal como se pudo ver en redes sociales, Jadue asistió a la conmemoración del 18 de octubre, donde recibió muestras de aprecio de parte de los manifestantes, dando cuenta así de que Jadue contenía de mejor forma el sentir de octubre y no Boric, lo cual no se vio reflejado en las urnas. 

La memoria de los caídos y la implacable represión policial

En la esquina de Portugal con la Alameda, donde murió la estudiante de derecho Denisse Cortés en una manifestación el pasado domingo 11 de octubre, todo el día hubo velas encendidas en su memoria. De la misma forma, en la calle Irene Morales con Alameda, se multiplicaron las imágenes y los manifestantes para recordar a los caídos de la revuelta y en especial a Mauricio Fredes, en consideración de que en esa esquina falleció en diciembre de 2019 en una jornada de manifestaciones. 

La esquina ya se ha convertido por uso popular en un memorial a las víctimas de la represión durante el estallido, a tan solo unos pasos de Plaza Dignidad. 

img_20211018_174750278.jpg

Memorial en Irene Morales con Alameda.
Memorial en Irene Morales con Alameda.

Otro caído de la protesta es Cristián Valdevenito, el cual asistió en marzo de 2020 a la “primera línea” en la Plaza Dignidad. Ese día, mientras Valdebenito se enfrentaba con Carabineros recibió el impacto de un objeto contundente en la cabeza, lo que le causó la muerte. Tal como dice su hermana Ximena a INTERFERENCIA, “fue una bomba lacrimógena. Hasta hoy no hay avances del caso y los Carabineros que supuestamente dispararon están impunes”.

“Esta es la conmemoración de los caídos, mutilados y violados. A pesar de todo lo que se luchó en 2019, no hemos logrado absolutamente nada, lo único que hemos ganado han sido muertos. No hemos encontrado justicia ni reparación”, así describe su sensación sobre esta jornada de conmemoración del estallido social. 

Ximena Valdebenito, en conversación con INTERFERENCIA, explicó que “la gente que repletó la plaza pidiendo liberación para los presos por luchar, probablemente podrán ver en algún momento a sus familiares llegar a la casa. Por el contrario, nuestra familia nunca más podrá contar con la presencia de Cristián, es algo muy doloroso”. 

La falta de justicia para los familiares de quienes perdieron la vida como consecuencia directa o indirecta del accionar policial fue central en las manifestaciones de ayer, y dotaron a la protesta de un aire sombrío, pues ya se cumplen dos años sin una solución.

Esta situación empeora cuando se constata que son escasos los efectivos policiales que han sido procesados por violaciones a los derechos humanos. De ello es muestra lo ocurrido con el teniente coronel Claudio Crespo, sindicado como responsable de cegar a Gustavo Gatica, el cual consiguió evitar la prisión preventiva la semana pasada gracias a una decisión de la Corte de Apelaciones de Santiago.

Pese a la masividad de la manifestación, la sensación de impunidad frente a estos hechos provocó que muchas personas evitaran ir a la marcha por temor a sufrir daños de parte de Carabineros, tal como numerosas personas lo hicieron saber en publicaciones en redes sociales. De la misma forma, muchos asistentes a la protesta comenzaron a retirarse cerca de las 20 horas, cuando desde diferentes puntos Carabineros comenzó a encerrar a la gente. 

Durante la jornada de ayer, la represión policial fue igual de implacable que en los años anteriores, sin embargo contó con varias diferencias. Probablemente la principal consiste en el nivel de equipamiento y preparación con el que cuenta Carabineros, muchísimo superior al que mostró en 2019 cuando inició la revuelta social. 

Carabineros dio muestra de que no perdió el tiempo durante casi dos años de pandemia que sirvieron para desmovilizar a los protestantes, de manera que aprovecharon de adquirir nuevos trajes para el personal de Fuerzas Especiales, así como también carros lanza agua (guanacos), carros lanza gases (zorrillos) y otras indumentarias. 

Este mayor nivel de preparación se puede observar en que Carabineros consiguió desactivar de manera rápida a los manifestantes con superioridad numérica que consiste en  un número mucho mayor de vehículos tácticos y efectivos policiales que en protestas del estallido en 2019. De la misma forma ocurrió el viernes pasado, cuando reprimieron con gran cantidad de carabineros una movilización que más bien contaba con pocos y pacíficos asistentes.

INTERFERENCIA recorrió diferentes puntos de salud durante la jornada de ayer. El pasaje Nueva Bueras, que durante la revuelta popular fue utilizado por el personal de salud para recibir heridos, hoy retomó esa dinámica. Una matrona, un kinesiólogo, un dentista, cinco paramédicos y un médico cirujano esperaban en este puesto de salud a quienes necesitaran atención. 

Según explicó Álvaro Gálvez, uno de los voluntarios del pasaje Nueva Bueras, durante la jornada hubo heridos graves,sin embargo, muchos menos que en el estallido social. “Entre los 12 pacientes que tenemos, hay cerca de tres graves, una personas con un esguince grado tres que se hizo escapando de Carabineros, muchos cortes en la cabeza y extremidades. El cambio en las heridas que presentan los manifestantes, responde a una nueva forma de reprimir por parte de Carabineros, ya que esta vez no hubo heridos por perdigones y últimamente son más los que han recibido el impacto de una lacrimógena”. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Las Movilizaciones que se efectuaron ayer en Plaza Dignidad contrasta con lo que presenta las encuestas CADEM manejadas por el estado y su total falsedad. Chile quiere justicia, por tantos años de abusos de las entidades de represión sobre el pueblo mas aun contra los empresarios que hasta hoy siguen en las sombras manejando los hilos de este gobierno de Piñera y el pais.

Añadir nuevo comentario