Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 4 de abril de 2020
Claudio Crespo Guzmán, de mayor a teniente coronel

Alto oficial de Carabineros que disparó a corta distancia a la cara de un manifestante desarmado en 2018, ascendió y hoy dirige la represión en Plaza Dignidad

Diego Ortiz

el_carabinero_claudio_crespo_apunta_a_un_bombero.jpeg

Cortesía de Frente Fotográfico: Según varios testimonios, es el teniente coronel Claudio Crespo quien pierde la paciencia y apunta a un bombero en Plaza Dignidad
Cortesía de Frente Fotográfico: Según varios testimonios, es el teniente coronel Claudio Crespo quien pierde la paciencia y apunta a un bombero en Plaza Dignidad

En medio de la crisis sanitaria por lesiones oculares, el Alto Mando le confió el comando de importantes labores de Fuerzas Especiales. Es el mismo oficial que aparece en la foto que dio la vuelta en mundo en que pierde la paciencia y apunta a un bombero, según varios testimonios.

Durante el año 2018 y en un lapso de tres meses, el oficial y miembro de Fuerzas Especiales de Carabineros, Claudio Fernando Crespo Guzmán, fue victimario y víctima, en ese orden.

Primero, victimario del manifestante de iniciales E.G.A., a quien le disparó a menos de cinco metros en la cara con su escopeta antimotines durante el Día del Joven Combatiente en Huechuraba, estando desarmado, provocándole lesiones gravísimas en su rostro. Luego, durante manifestaciones afuera de La Moneda, Crespo pasó a ser víctima cuando recibió una pedrada que lo dejó en el suelo, en medio de una manifestación en favor de la liberación del machi Celestino Córdova.

El segundo hecho circuló por varios de canales de televisión. El primero, no.

E.G.A. luego de recibir disparo en el rostro por parte de teniente coronel Crespo

E.G.A. luego de recibir disparo en el rostro por parte de teniente coronel Crespo
E.G.A. luego de recibir disparo en el rostro por parte de teniente coronel Crespo

Un video de menos de 30 segundos fue ampliamente difundido por Televisión Nacional, en el cual figura Crespo tendido en el piso rodeado de varios funcionarios de Carabineros. No se logra ver su cara, ya que está recostado mirando al suelo. A quien sí se puede apreciar es a la ahora vocera de gobierno, Karla Rubilar. La entonces Intendenta de la Región Metropolitana figura al centro del registro, donde aparece pidiendo un pañuelo a los presentes para contener la herida de Crespo producto de una pedrada. 

"Esperamos que esto se investigue y se sancione como corresponde porque la violencia no es el camino para reivindicar ninguna causa", afirmó Rubilar a las pocas horas, haciendo alusión a las manifestaciones que se desarrollaban en el lugar por la liberación de Córdova. El hecho no tuvo mayores consecuencias para Crespo, quien volvió a las calles sin ningún problema.

Teniente coronel Claudio Crespo en Hospital de Carabineros luego de recibir una pedrada

Teniente coronel Claudio Crespo en Hospital de Carabineros luego de recibir una pedrada
Teniente coronel Claudio Crespo en Hospital de Carabineros luego de recibir una pedrada

El 28 de junio de 2018, un día después de los hechos, la agrupación de hinchas del club Santiago Wanderers, Movimiento Quince de Agosto, emitió un comunicado en su página de Facebook. Titulado Ninguna Lágrima por Crespo,  el escrito apunta a no simpatizar por el carabinero atendido por Rubilar, detallando una serie de hechos de violencia supuestamente cometidos por él.

Además de apuntarlo como un funcionario extremadamente violento mientras se desempeñó como capitán en la 7° Comisaría de Fuerzas Especiales de Valparaíso, Crespo, de más un metro noventa, es acusado de golpear a un niño de nueve años durante el partido de Santiago Wanderers con Ñublense. Ésta y otras denuncias fueron luego publicadas por el medio El Ciudadano en un artículo titulado El oscuro paso por Valparaíso del carabinero que recibió una pedrada en La Moneda.

El artículo, sin embargo, no tuvo mayor impacto en la carrera de Crespo. Durante el 2019, ascendió de mayor a teniente coronel, año en que volvió a figurar en videos difundidos por redes sociales.

Luego del estallido social iniciado el 18 de octubre de 2019, el policía pasó a ser responsable del accionar de varios piquetes de Fuerzas Especiales en Santiago y protagonista de varias video-denuncias en la web.

En un registro tomado por el colectivo Frente Fotográfico el 23 de octubre del año pasado, Crespo aparece apuntando su escopeta antimotines al cuerpo de un voluntario de la 8° Compañía de Bomberos, quien mantenía sus manos en alto a pasos de un incendio que se desarrollaba en las cercanías de Plaza Dignidad. El teniente coronel fue identificado por el medio Piensa Prensa, quienes un mes después volverían a encontrarse con él.

Teniente coronel Claudio Crespo apuntando con escopeta a Bombero.

Teniente coronel Claudio Crespo apuntando con escopeta a Bombero.
Teniente coronel Claudio Crespo apuntando con escopeta a Bombero.

El 28 de octubre de 2019, en plenas manifestaciones en la también llamada Plaza Italia, Claudio Crespo volvió a aparecer en escena durante un video grabado por una reportera del medio antes mencionado. Su lente apuntaba a un carabinero de gran envergadura, quien daba órdenes verbales a otros dos funcionarios. A los 28 segundos del video, Crespo mira a la cámara, baja el visor de su casco y le da instrucciones a otro funcionario, quien da media vuelta y comienza a caminar hacia la reportera. Una vez en frente, el carabinero ordena apagar la cámara, empujando a la periodista, y le comanda mostrar su cédula de identidad.  

El hecho fue denunciado vía Twitter a Contraloría, entidad que aconsejó realizar una denuncia oficial por un procedimiento que contradice al menos tres numerales de la Constitución Política de la República, referidos a la libertad personal y seguridad individual, libertad de información, y libertad de reunión,  

Cabe destacar que varios testigos de los hechos de violencia en Plaza Dignidad dicen que vieron a Crespo las primeras semanas de la protesta usando armas no letales, algo que coincide con antecedentes recabados por INTERFERENCIA que apuntan a que son siempre oficiales de alta graduación quienes efectúan los disparos. En algún punto de noviembre -siguiendo estos testimonios- el teniente coronel dejó de ser uno de los policías a cargo de los disparos, sin que se sepa la razón para tal decisión policial, pasando a cumplir una labor más relacionada a dar órdenes e indicaciones a los piquetes.

Este periódico contactó a la oficina de comunicaciones de Carabineros durante la tarde del 12 de febrero para realizar las preguntas pertinentes, como conocer la razón para impedir que Crespo siguiera haciendo uso de armamento no letal, pero desde la repartición se adujo que era poco el tiempo como para dar una respuesta.

Por su parte, el joven de 21 años que recibió el disparo en el rostro por parte de Crespo se encuentra en medio de una querella que busca reabrir una investigación por apremios ilegítimos que el fiscal José Morales cerró por falta de antecedentes.

Dos versiones para un escopetazo

INTERFERENCIA tuvo acceso a dos documentos relacionados a la investigación en torno al disparo al rostro de Crespo al joven E.G.A., quien pidió mantener su nombre en reserva por razones de seguridad. Por un lado, se obtuvo el resumen de las diligencias realizadas por la Policía de Investigaciones (PDI) y, por otro, se accedió a las declaraciones ante Fiscalía del ahora teniente coronel Claudio Crespo en calidad de imputado, de E.G.A. como víctima y de un tercer joven, amigo del lesionado y también detenido y golpeado ese día por Fuerzas Especiales, quien declaró como testigo.

El 29 de marzo de 2018, en el marco del Día del Joven Combatiente, E.G.A se manifestaba en la Villa Huechuraba junto a un amigo. De acuerdo con la declaración que dio al fiscal José Morales, E.G.A., luego de reconocer lanzarle piedras a vehículos policiales junto a otros manifestantes, se dispuso a volver a su casa, trayecto en el que se percató que lo seguía un vehículo policial de tipo zorrillo.

A eso de las 3 de la mañana, uego de llegar a una intersección, ambos jóvenes se dieron cuenta de que había otro vehículo policial, encontrándose rodeados por carabineros. Es en ese minuto cuando ambos decidieron escapar en dirección al zorrillo en que estaba Crespo, corriendo por un costado del vehículo.

Hasta ahora, tanto las declaraciones de E.G.A. y de su amigo como las de Crespo son similares, tanto en lo expuesto a la PDI como a Fiscalía. Sin embargo, es durante el intento de huida de ambos manifestantes cuando las versiones cambian.

En sus declaraciones a Fiscalía, E.G.A. y su amigo afirman encontrarse solos al minuto en que Crespo efectuó el disparo, puesto a que los pocos manifestantes que los acompañaban habían alcanzado a escapar antes de quedar arrinconados. Por el contrario, Crespo indica que no sólo había más manifestantes en el lugar, sino que también estos se encontraban efectuando disparos contra carabineros, cuestión que es indicada en el parte policial.

Los hechos contados por Crespo cuentan con una diferencia significativa entre lo narrado por él mismo el día del disparo, a través de un reporte escrito, y lo afirmado durante sus declaraciones posteriores al fiscal José Morales, en calidad de imputado. En el escrito, el teniente coronel afirma haber disparado hacia un grupo de manifestantes, sin indicar si el disparo fue efectuado desde el interior del vehículo o desde afuera. En cambio, cuando declara el 13 de junio del mismo año ante Morales, Crespo es enfático en indicar que el disparo fue efectuado desde una tronera, es decir, un agujero, estando él al interior del zorrillo.

Por su parte, ninguno de los dos manifestantes afirma en sus declaraciones a Fiscalía y la PDI haber visto bien quién efectuó el disparo. Sin embargo, contactado por este medio, E.G.A. afirma que, a juzgar por donde se encontraba transitando y por la altura a la que recibió el disparo, éste debe haber sido efectuado fuera del zorrillo a la altura del techo. Es decir con Crespo fuera del vehículo policial y con toda visibilidad. Un antecedente que coincide con la situación del amigo del herido ocular, pues este fue detenido y golpeado en el suelo por varios carabineros que estaban ya en la calle y no en los zorrillos.

Respecto del disparo mismo, Crespo reconoce haberlo efectuado a cinco metros, mientras que el herido afirma que la distancia fue de tan solo dos.

El fiscal José Morales desestimó la causa aduciendo no contar con antecedentes suficientes como para fundar una acusación. La decisión motivó al joven herido a presentar una querella por uso excesivo de la fuerza y apremios ilegítimos, proceso que se encuentra a la espera de su primera audiencia.

A continuación, dos registros cortesia de Piensa Prensa, donde se puede observar al teniente coronel Claudio Crespo al mando de piquetes de Fuerzas Especiales para actos previos al estallido social iniciado el 18 de octubre. El segundo de estos corresponde al accionar de Fuerzas Especiales el día 8 de septiembre en el Cementerio General, luego de la romería por los detenidos desaparecidos en Dictadura. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Gracias por sus articulos

Agradecido por encontrar prensa independiente

Añadir nuevo comentario