Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 14 de agosto de 2020
Fue difundida por la TV

Aplaudida sanitización aérea de Santa Cruz termina en sumario sanitario por no contar con permisos

Nicolás Massai D.

portada_santa_cruz.jpeg

Alcalde de Santa Cruz, William Arévalo, con el Air Tractor que atravesó la comuna.
Alcalde de Santa Cruz, William Arévalo, con el Air Tractor que atravesó la comuna.

A pesar de tener amplia difusión en medios, el operativo que roció con Bioclean a los habitantes de la ciudad está ahora con un sumario sanitario abierto. Los dardos apuntan al alcalde William Arévalo Cornejo y a la Dirección de Aeronáutica Civil que autorizó el vuelo.

La mañana del domingo 12 de abril un Air Tractor voló sobre la zona urbana de Santa Cruz esparciendo un líquido que supuestamente sanitizó los lugares donde transitó. Entre 6:30 y 9:00 de la mañana, el avión realizó su faena sin la autorización correspondiente, únicamente contando con un permiso otorgado por el alcalde de esa comuna, William Arévalo Cornejo (independiente cercano a Chile Vamos), lo que en ningún caso se ajusta a la regla.

La situación fue alertada e investigada por un grupo de profesionales residentes de Santa Cruz, lo que devino en el inicio de un sumario sanitario por parte de la Seremi de Salud de la Región de O’Higgins a la Municipalidad de Santa Cruz, que hoy en día se encuentra en curso.

INTERFERENCIA conoció los documentos que revelan datos de este polémico vuelo. En la trazabilidad del proceso se ve que el alcalde Arévalo actuó saltándose el conducto regular; también aparece involucrada la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), que autorizó que la aeronave despegara por los cielos adentrándose en la ciudad y esparciendo el líquido.

Esta operación aérea fue cubierta por los medios de comunicación, pero desde un prisma positivo. Televisión Nacional de Chile mostró en sus pantallas al Air Tractor paseándose a pocos metros de las casas, con el conductor Matías del Río diciendo que se había lanzado “líquido desinfectante desde los cielos […] inédita medida adoptó la Municipalidad de Santa Cruz”.

Y sí, fue inédito.

No basta con la autorización del alcalde

Muchos otros diarios digitales o de papel cubrieron la noticia como algo positivo. A algunos habitantes de Santa Cruz también les puso contento este episodio, y lo tomaron como una señal de que se estaban preocupando por ellos. Sin embargo, para otros vecinos fue extraño e inaceptable, tanto así que enviaron solicitudes vía Ley de Transparencia y por otros métodos a varios servicios del Estado.

Todos los archivos obtenidos los conoció INTERFERENCIA y permiten trazar una línea de tiempo de cómo se dieron las cosas.

El 8 de abril de 2020, el alcalde William Arévalo Cornejo mandó a la Intendencia de la Región del Libertador Bernardo O’Higgins –liderada entonces por el intendente Juan Manuel Masferrer Vidal, a cargo hoy de la Subsecretariía de Desarrollo Regional– y a la Seremi de Salud de la misma jurisdicción un oficio relatando este tema.

“Solicito a Usted autorización para llevar a efecto el operativo señalado, el que se está considerando efectuar el día 12 de abril de 2020, a las 6:30 horas, finalizando a las 09:00 horas aproximadamente”, escribió Arévalo (ver documento).

No hay constancia de que la comunicación haya arribado a ambos destinos. Primero, porque el permiso jamás llegó, y segundo, porque la propia Seremi de Salud de O’Higgins indicó en un oficio (ver aquí) que el Municipio encabezado por Arévalo “no presentó […] antecedentes para solicitar la autorización para aplicar desinfectantes y sanitización en la comunidad de Santa Cruz”.

Por más que en diversos medios se vendió como que se había aplicado un producto “100% natural”, lo más probable es que el uso de esta sustancia –bajo esta modalidad– se debió regir por el Reglamento sobre aplicación aérea de plaguicidas, aprobado en 2010 por Michelle Bachelet mediante decreto, donde se define que se entiende por "plaguicida agrícola" cualquier "compuesto químico, orgánico o inorgánico o sustancia natural que se utilice en el medio ambiente para combatir malezas, enfermedades o plagas potencialmente capaces de producir daños en el hombre, animales, plantas, semillas y objetos inanimados".

La normativa establece que solo se podrán usar plaguicidas autorizados y registrados ante el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), y en caso de que se aplique sobre una zona urbana, la autorización debe correr por parte de la Subsecretaría de Salud Pública.

En ese sentido, tal como investigó nuestro medio, la sustancia utilizada –llamada Bioclean, vendida para ser usada en la agroindustria– no está inscrita en el SAG, tampoco tuvo el permiso de ninguna entidad del Ministerio de Salud, y únicamente se encuentra en el Instituto de Salud Pública (ISP) como "jabón de cuerpo y manos". En su minuto intentaron registrarla como desinfectante en el ISP, cosa que no prosperó. Ante la Armada de Chile estuvo certificado como "detergente".

A pesar de estas reglas, el alcalde firmó un documento el 9 de abril de 2020 en el que él autorizó "que de acuerdo a la contingencia país por Covid 19, se realice sanitización aérea con el producto Bioclean" (ver aquí).

Este papel fue tomado en cuenta por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) para permitir el vuelo del Air Tractor comandado por el piloto Víctor González Hernández. La autorización (ver aquí), en nombre del director general de la DGAC, fue suscrita por el jefe del subdepartamento de operaciones, Juan Orlando Henríquez Lambert, y advirtió: "Se debe contar con la autorización de la autoridad de salud y del SAG, de ser necesario".

Así, y sin más, la aeronave despegó la mañana del domingo 12 de abril, realizando su labor sin contratiempos.

INTERFERENCIA se contactó con la Municipalidad de Santa Cruz para hacer las consultas respectivas de este artículo, incluyendo la pregunta de quién había financiado esto. No se obtuvo respuesta, pero en un video divulgado por la cuenta oficial del Municipio, el alcalde William Arévalo dijo que esto no había significado gasto público.

Nuestro medio también le consultó a la DGAC si es que esta aeronave contaba con permisos para hacer esta operación, y se contestó que "efectivamente, la aeronave Air Tractor matrícula CC - AVG, contaba con autorización de esta Dirección General de Aeronáutica Civil, para realizar un vuelo de trabajo aéreo en la ciudad de Santa Cruz".

Bioclean: “No hay pruebas con el Covid-19”

La Municipalidad de Santa Cruz, vía Ley de Transparencia, entregó la descripción del Bioclean, perteneciente a la empresa BioTratamientos, que comercializa productos de la empresa Shieer, con sede en Luxemburgo (ver documento).

Uno de los miembros de Biotratamientos, Christian Rodríguez, indicó que Bioclean "es un desinfectante, un limpiador, no es un producto en el que nosotros tengamos pruebas con el Covid-19. El producto tiene incidencia en algunos virus, pero no podríamos asegurar que lo tenga sobre el Covid-19".

Rodríguez aseguró que no estaba al tanto del uso que se había dado a Bioclean en Santa Cruz, y dijo que "nunca habíamos tenido una referencia al producto de forma aérea. El producto se ocupa por inmersión o por contacto, es un producto diseñado para superficie. Igual se puede aplicar para el lavado de plantas, de semillas y cosas por el estilo".

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Creo que quien lo demando es solamente gente envidiosa sin nada que hacer, el es un alcalde que siempre ha estado muy Comprometido con su pueblo siempre buscando lo mejor para ellos

Añadir nuevo comentario