Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 23 de julio de 2019
The New York Times

Aumenta la presión en EE.UU. en contra de polémica minera de Luksic en Minnesota

Víctor Herrero A.

nyt_-_twin_metals.png

El artículo original de The New York Times
El artículo original de The New York Times

Al reportaje de The New York Times sobre Twin Metals, que muestra que esta empresa de Antofagasta Minerals logró evitar su cierre con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, se suma una misiva de la comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes y nuevos antecedentes sobre el intenso lobby que la empresa chilena ejerce en Washington D.C. Andrónico Luksic reaccionó ayer con enojo en Twitter, aunque siempre estuvo al tanto del artículo.

“Hasta cuándo la misma historia!!!”, tuiteó ayer el empresario Andrónico Luksic al enterarse de un artículo de The New York Times que cuestiona el proyecto minero de US$ 3.000 millones que Twin Metals, empresa subsidiaria de Antofagasta Minerals, tiene en una región de Minnesota que colinda con una de las mayores reservas naturales de ese país.

“Lo dije en 2017 y repito: NO conozco a los Kushner-Trump. Una empresa que controlo tiene una casa que ellos arriendan. NINGUNA RELACIÓN con proyecto Twin Metals. No sé con qué intención mezclan dos cosas NO relacionadas!!”, tecleó ofuscado Luksic. 

Con ello, el mandamás del grupo Quiñenco trataba de descartar un supuesto tráfico de influencias por el hecho de que una mansión que había adquirido en Washington DC se la terminó arrendando por US$ 15.000 mensuales a la hija y el yerno del presidente Donald Trump. Esto, en circunstancias en las que el proyecto de Twin Metals había sido rechazado por el gobierno de Barack Obama, pero que rápidamente volvió a revivir con la llegada de Trump a la Casa Blanca. 

Sin embargo, The New York Times nunca realizó un vínculo de causalidad entre ambos hechos. Es más, uno de los asesores más cercanos a Luksic, Rodrigo Terré, que está a cargo de la oficina de inversiones privadas de la familia -la que adquirió el inmueble- fue entrevistado y citado por ese medio, quien directamente descartó que ambos hechos tuvieran relación. Es decir, es poco probable que Andrónico Luksic no supiera el tenor del artículo que se iba a publicar.

Resulta más plausible creer que el supuesto enojo de Luksic en Twitter, publicado simultáneamente en español e inglés, estuviera dirigido al público en Chile, en vez de ser un desafío a uno de los periódicos más influyentes del mundo. 

Twin Metals

La sucursal de la chilena Antofagasta Minerals no ha escatimado esfuerzos, ni recursos económicos, para ganarse la buena voluntad de la comunidad de Ely, Minnesota, y de los grandes lobbistas en la capital estadounidense. Sólo entre 2017 y 2018, la empresa de los Luksic desembolsó unos 790 mil dólares en lobby en Estados Unidos, según datos de Open Secrets, una ONG dedicada a rastrear la influencia del dinero en la política de ese país. En lo que va de este año, ha pagado unos 110 mil dólares, según la misma fuente.

Tal como ha informado INTERFERENCIA en artículos anteriores, Twin Metals ha invertido fuertes sumas de dinero para apoyar a la comunidad de Ely -la que colinda con el potencial proyecto de extracción de cobre, mineral de hierro y otros metales- con el fin de conquistar la buena voluntad de los vecinos de ese pueblo de 3.500 habitantes. Así, ha donado equipos de seguridad a la policía local y ha contribuido a los equipos deportivos escolares de la localidad.

También ha puesto anuncios en el periódico local The Ely Echo, lo que le ha significado una cobertura favorable al proyecto minero de los Luksic. Es más, el 17 de mayo de este año, el Secretario Adjunto de Gestión de Tierras y Minerales del gobierno federal, Joe Balash, publicó una columna de opinión en ese diario, celebrando la decisión de la administración de Trump de renovar el permiso de exploración y explotación de Twin Metals, el que se detuvo en 2016 bajo Obama.

Esa región de Minnesota ha sido tradicionalmente minera, pero ha vivido un fuerte declive desde los años 70. La primera mina de mineral de hierro en las cercanías de Ely se abrió en 1888. Pero la actual resistencia al proyecto de Luksic proviene del hecho que nunca antes se había extraído en esa región sulfuro de cobre, cuyo proceso industrial amenaza con contaminar las aguas de esta zona repleta de lagos y ríos. 

Pero desde la llegada de Trump a la Casa Blanca, las expectativas de la minera de los Luksic en Minnesota han mejorado considerablemente. Tal como consignó The Minnesota Post, el año pasado Donald Trump afirmó en una visita a ese estado: “Extraer metales estratégicos en Estados Unidos es beneficioso para la seguridad nacional, y para la economía nacional y local”.

De todos modos, las comunidades locales están fuertemente divididas respecto de la potencial inversión y creación de empleos que promete Twin Metals. Mientras que el alcalde de Ely, Chuck Novak, ha ido varias veces a Washington para apoyar el proyecto minero, muchos residentes se resisten a la minera de origen chilena.

Las dudas de los congresistas

El viernes 1° de marzo la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes (diputados) del Congreso de Estados Unidos envió una carta al secretario (ministro) de Agricultura y al subsecretario del Interior del gobierno, expresando sus dudas y reparos respecto de Twin Metals. “Seguimos extremadamente preocupados por las acciones de sus agencias de avanzar con la construcción de una minera de sulfuro de cobre en las cercanías de una reserva natural”, reza la misiva.

A continuación, los congresistas firmantes expusieron sus argumentos de por qué Twin Metals no debería entrar en operaciones. La actividad minera de los Luksic, afirmaron, podría resultar “en un daño medioambiental extremo e irreversible para esta región prístina, la zona de naturaleza salvaje más visitada de Estados Unidos”. 

INTERFERENCIA se comunicó ayer martes 25 de junio en la noche con voceros del Grupo Quiñenco y de Antofagasta Minerals, pero no obtuvo respuesta, posiblemente debido a la hora tardía en que se los contactó (alrededor de las 11 de la noche).

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario