Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 22 de septiembre de 2020
Emprendedores

‘Cápsula Hope’, la innovación chilena que busca eliminar contagios de Covid-19 en atenciones dentales

Maximiliano Alarcón G.

hope

Cápsula Hope.
Cápsula Hope.

Un equipo multidisciplinario desarrolló el sistema Dual Hope, el cual elimina los microorganismos que emanan del paciente en un procedimiento odontológico. La iniciativa es apoyada por la Universidad de Concepción, buscando expandir el uso de ésta incluso en otros países.

En el clásico animé Dragon Ball Z, la Cápsula Hope fue una máquina del tiempo que utilizó uno de los personajes para viajar al pasado y poder cambiar una serie de eventos que habían provocado un desastre en la humanidad. En Concepción, un grupo de emprendedores de distintas disciplinas, se inspiró en esta ficción para desarrollar su propia cápsula con el fin de hacer frente a las condiciones adversas de la pandemia del Coronavirus.

El Sistema Dual Hope – Cápsula Hope en redes sociales – es un sistema de aspirado y filtrado cuyo objetivo es brindar mayor seguridad a los pacientes y odontólogos a la hora de la atención dental, para así evitar el posible contagio del Covid-19. La invención pertenece a la empresa DentaVital, cuyos dueños son Paula Paredes Mena (odontóloga), Francisco Labra Müller (médico cirujano) y Richardt Trostel Koch (jefe de innovación), todos de 30 años de edad. 

A fines de marzo de este año, el Colegio de Dentistas publicó información alarmante respecto a la situación de las atenciones odontológicas a lo largo del país en el contexto de la llegada del Covid-19. En aquel entonces, el 8,6% de recintos públicos se encontraba atendiendo, mientras que un 96,5% de las clínicas dentales privadas habían cerrado debido a la emergencia sanitaria.

El equipo de DentaVital estaba en el grupo que no podía atender y, si bien el Ministerio de Salud estableció un protocolo para que los centros odontológicos pudieran funcionar – basado principalmente en el uso de mascarillas y la desinfección constante de herramientas –, este equipo de emprendedores decidió buscar una forma que asegurara con mayor eficacia a odontólogos y pacientes. Se inspiraron en la 'aerosol box', diseñada en Taiwán por un anestesista, la cual ayuda a intubar a los pacientes evitando que sus aerosoles llegaran al clínico.

“El Sistema Dual Hope es un habitáculo de polímero que detiene mecánicamente la exposición con los aerosoles que emanan durante la atención dental, ya sean por respiración, tos o los mismos procedimientos de las turbinas, los inyectores de agua y aire comprimido. Incluye un extractor de aerosoles que limpia y elimina los patógenos –  en este caso con luz ultravioleta – puesto que tiene la capacidad de eliminar virus como el Coronavirus, la influenza, el adenovirus, o cualquier virus en general”, explicó Francisco Labra a INTERFERENCIA.

Sobre la efectividad de la 'cápsula', el médico indica que junto con el diseño matemático del sistema, cada pieza tiene la certificación ISO correspondiente que avala que limpian, filtran y eliminan los microorganismos. Esto les ha permitido volver a atender a cerca de 40 pacientes por box a la semana. No contentos con eso, en la actualidad buscan además hacer pruebas clínicas con la Universidad de Concepción, y así poder avalar el funcionamiento de esto de la mano de la casa de estudios.

El acercamiento con la universidad ya está hecho, puesto que ésta hace algunas semanas, a través de la plataforma de apoyo a la innovación IncubaUdeC, premió con el primer lugar de su Programa Semillero al Sistema Dual Hope. Con esto, los emprendedores estarán becados durante seis meses en IncubaUdeC, instancia en que serán asesorados para levantar capitales y expandir la cápsula a mercados internacionales, gracias a las redes que tiene la incubadora en 90 países.

“Están ayudando a resolver un gran dolor, que tiene que ver con que desde el inicio de la pandemia los sistemas de salud públicos y privados ligados a la odontología han disminuido sus atenciones considerablemente, justamente por el alto riesgo de contagio. Es importante que nazcan innovaciones como ésta, diseñando y comercializando un sistema de bioseguridad dual único en el mercado nacional, el cual permite que los dentistas realicen cualquier procedimiento con los máximos protocolos de seguridad e higiene, además de una manera cómoda, evitando brotes de contagio y reduciendo tiempos de espera”, dijo a nuestro medio Beatriz Millán, directora ejecutiva de IncubaUdeC.

Fueron 112 postulaciones las que participaron en esta convocatoria del Programa Semillero. En esta versión de la iniciativa de IncubaUdeC se buscaron especialmente innovaciones que plantearan una solución para problemas relacionados con la pandemia del Covid-19.

“Esto cumple con varios estándares de lo que estamos buscando como emprendimiento dinámico. Están orientados a la innovación, desarrollando algo que se diferencia a lo que ya existe y usando tecnologías para resolver este dolor. Además este es un equipo multidisciplinario, puesto que en conjunto trabajan ingenieros, odontólogos, médicos y un especialista en el área comercial. Hemos querido reconocer los emprendimientos que están ayudando a resolver los problemas que han surgido con el Covid-19”, agregó Beatriz Millán.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario