Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 31 de octubre de 2020
Debate

CChC vs. organizaciones ciudadanas: la disputa comunicacional por límite de alturas en Concepción

Maximiliano Alarcón G.

barcelona.jpeg

Campaña ‘Conce es Conce’ (http://www.conceesconce.cl/)
Campaña ‘Conce es Conce’ (http://www.conceesconce.cl/)

Pese a que todavía no se paralizan los permisos de edificación -por lo que se siguen ingresando anteproyectos de edificios- el gremio inmobiliario ha desarrollado una ofensiva comunicacional para responder a las críticas por las afectaciones a la calidad de vida de los habitantes del centro de la ciudad, mediante una campaña cuyo eje principal es diferenciar a Concepción de Barcelona y Nueva York.

La discusión sobre la modificación del plan regulador comunal de la ciudad de Concepción ya suma varios capítulos y ha sido un debate que viene dándose cada vez con más fuerza en los últimos años. 

A mediados de 2019, de cara a la elección de 2020, la Municipalidad abrió un diagnóstico participativo ciudadano para realizar modificaciones a la regulación del entorno urbano de la capital penquista, el que se efectuó a fines de enero de manera online y donde participaron cerca de 11 mil personas, con una tendencia de parte de la ciudadanía en que los edificios no superen los 5 a 7 pisos de altura.

Sin embargo, otro de los anhelos de las organizaciones ciudadanas y grupos de vecinos del centro de la ciudad era el de congelar los permisos de obras en altura mientras no se haga efectiva la modificación al plan regulador. Lo anterior, en virtud de una importante cantidad de anteproyectos de edificios entre 13 y 24 pisos que han sido aprobados por la Dirección Municipal de Obras durante los últimos meses, incluyendo un polémico ‘gueto vertical’ que busca emplazarse en un espacio de media manzana ubicado en calle Colo Colo, entre Prieto y Cruz, correspondiente a cuatro torres con más de 1200 departamentos, el que recuerda al proyecto ‘Ciudad del Parque’ de la Inmobiliaria Aitué en calle Chacabuco, al que los vecinos del sector se opusieron férreamente (ver artículo Batalla de Concepción: vecinos se oponen a proyecto de gueto vertical de INTERFERENCIA). 

La campaña de la CChC fue difundida con un llamativo video en donde se entrevista a transeúntes en el centro de Barcelona

Recientemente, la Fundación Síntesis difundió una imagen donde se observaba la proyección de alturas que tendría el edificio, de construirse en la manera en la que fue aprobado el anteproyecto, la cual fue ampliamente viralizada en redes sociales y escaló hasta los medios de prensa locales.

Para contrarrestar la fuerte oposición que han tenido las construcciones en altura y aportar en el debate del nuevo plan regulador, la Cámara Chilena de la Construcción junto a otros actores gremiales levantaron la campaña ‘Conce es Conce’, cuyo eslógan reza ‘Ni Nueva York, ni Barcelona’. 

En su sitio web, se pueden observar distintas columnas de opinión con argumentación sobre las modificaciones al PRC y las condiciones urbanísticas de la ciudad. La campaña fue difundida con un llamativo video en donde se entrevista a transeúntes en el centro de Barcelona, quienes critican los altos precios de las viviendas por las limitaciones de construcción. 

No es la primera vez que la CChC Concepción realiza una campaña comunicacional para buscar apoyo ciudadano. El año pasado hizo algo similar para promover el proyecto de un metro en la urbe penquista

sintesis.jpg

La imagen de la altura y sombra que proyecta un 'gueto vertical' con un anteproyecto aprobado (Fundación Síntesis)
La imagen de la altura y sombra que proyecta un 'gueto vertical' con un anteproyecto aprobado (Fundación Síntesis)

Pero no es la primera vez que la CChC Concepción se embarca en una campaña comunicacional para lograr apoyo ciudadano en función de una de sus iniciativas. El año pasado, el gremio encargó a la consultora de comunicación estratégica Giro Estratégico la campaña ‘Muévete por un Metro’, llegando incluso a alinear a distintos representantes locales de partidos políticos para apoyar la propuesta (ver artículo El intenso lobby de la CChC para construir un metro de dudosa utilidad en Concepción de INTERFERENCIA)

En esta oportunidad, junto al Instituto Teletón; Mujeres 10; la Cámara de Comercio de Concepción; la Cámara de la Producción y del Comercio Biobío; la Asociación de Industriales Pesqueros (ASIPES); la Asociación Provincial de Taxibuses; la Corporación Chilena de la Madera (CORMA); la Asociación de Emprendedores de Chile del Biobío (ASECH) y la Corporación Privada de Desarrollo de la Región del Bío Bío (Corbiobío), desde la CChC indican que el objetivo es “que el ciudadano común, no solo de Concepción, sino del Gran Concepción, pueda acceder a más información, tener a mano cuáles son las condiciones urbanísticas de una ciudad en un lenguaje sencillo, estadísticas que refutan algunos mitos que se han instalado, etc.”

Consultados por INTERFERENCIA, desde el gremio inmobiliario indicaron que “sentimos que la discusión por el desarrollo urbano de la ciudad se polarizó y sesgó en aspectos muy puntuales, sobre todo en el último año con el tema de la altura de los edificios. Por eso invitamos a diversos gremios y organizaciones de la sociedad civil a abrir una conversación amplia e integral, buscando abordar la mayor cantidad de aspectos sobre calidad de vida ligada a la ciudad, como inclusión, movilidad, transporte, limpieza, infraestructura, etc. Hace un año, Adimark aplicó una encuesta a mil penquistas donde de 17 aspectos prioritarios para la calidad de vida en la ciudad, la altura quedó en el lugar 13, lejos de otros puntos como acceso a áreas verdes o capacidad peatonal de la ciudad, entre otros”.

“En ese marco, surge la idea de promover que Concepción desarrolle un nuevo Plan Regulador Comunal, y deje atrás las 15 modificaciones en 16 años que tiene a cuestas. Modificar el PRC prácticamente una vez por año no es una política pública eficiente, y con tanto cambio sobre la marcha, menos cumple el actual PRC con los desafíos sociales de estos tiempos. Como han sostenido diversos expertos, los PRC empiezan a perder vida útil cuando pasan los 10 años de vigencia”, aseguraron. 

“No se puede establecer esta comparación con una de las ciudades más turísticas del mundo”, dicen desde la Fundación Síntesis respecto del video de la CChC

A ello, complementaron que “hemos sostenido que una baja tan drástica en la altura de las edificaciones, como la que se propone, podría implicar alza de precios (como ocurrió en Providencia, sumado a la escasez de suelo) y ralentización en el desarrollo urbano de la ciudad, afectando las posibilidades de acceder a vivir en el centro de quienes lo desean –dificultad que ya viene al alza-, generando más expansión a la periferia (con los costos sociales y económicos que eso implica), desincentivando la integración social, frenando la inclusión y comprometiendo de paso puestos de empleo en contexto de crisis económica.

Sobre la campaña y los argumentos que ha esgrimido el gremio constructor en esta ocasión, desde la Fundación Síntesis indicaron a INTERFERENCIA que “es bien engañosa la campaña, porque uno ve el primer video que subieron sobre la situación de Barcelona y plantean sobre los altos costos de vivir en Barcelona, una ciudad que es completamente distinta a Concepción. No sé cómo pueden establecer esta comparación con una de las ciudades más turísticas del mundo. De hecho, lo más probable es que aunque tuviesen edificios, los costos de la vivienda serían altos igual, siendo que incluso allá hay un montón de otras cosas que están mucho más reguladas”. 

“Se ha ido generando un ánimo muy contrario a la edificación en altura, pero también mucha desconfianza hacia la industria inmobiliaria”

Camilo Riffo, director del organismo, aseveró que “si revisas los comentarios de su video en YouTube o de las redes sociales de esta campaña, la mayoría son contrarios al fondo de lo que propone la Cámara. Creo que por distintos hitos que han venido ocurriendo en la ciudad, se ha ido generando un ánimo muy contrario a la edificación en altura, pero también mucha desconfianza hacia la industria inmobiliaria y de la construcción, y de todos quienes tengan vínculos con ello. Es una industria articulada por un entretejido político-empresarial que se vincula directamente con el poder económico y político”. 

Durante la pandemia, dicha Fundación se ha dedicado a visibilizar la cantidad de anteproyectos aprobados por el municipio penquista. Al respecto, Riffo dijo que “nos encontramos en un escenario bastante complejo, porque las organizaciones que hemos venido siguiendo la modificación del PRC estamos solicitando la postergación de los permisos desde enero de 2019. Lo anterior, porque entendemos que cuando se está modificando una zona donde hay un interés inmobiliario, si no se toman estos resguardos lo más probable es que el mercado de la construcción opere con mayor velocidad para hacer lo que permite la norma actual, a diferencia de lo que pueda llegar a proyectarse después. También hay un tema con la legalidad, ya que la postergación de estos permisos de edificación se pueden pedir por tres meses prorrogables hasta un máximo de un año”, explicó. 

“Cabe recordar que en un comienzo la propuesta inicial del municipio en muchos lugares era de 18 pisos, tan bajo no era. Eso empezó a cambiar cuando la comunidad se organizó y empezamos a pelear por alturas menores”, complementó. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Como siempre, las inmobiliarias, coludidas con el municipio, tratan de justificar lo injustificable: Concepción se está oscureciendo, perdiendo su escaso patrimonio arquitectónico de forma obscena, dando lugar a edificios de pésima calidad (muchos quedaron realmente afectados o se cayeron para el terremoto, suceso que por lo demás ocurre cada 20 años aprox), quitándole valor turísitico, identidad y calidad de vida a la ciudad. Pero no es algo extraño en el Chile sintomático de hoy, donde el lucro sin regulación de un pequeño grupo lucha por pisotear los derechos de los otros, para enriquecerse. El municipio actual nada ayuda a sus vecinos. Vamos por un Municipio Ciudadano en Concepción! #muniCiudadanaCCP

Hay que parar la voracidad e hipocresía de las inmobiliarias ,que no están pensando en la ciudad ni en sus habitantes, sino realmente en ganar mucho, mucho dinero. Y lo mismo en cuanto al municipio...es imperdonable la laxitud administrativa y de visión de las autoridades

Añadir nuevo comentario