Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 24 de agosto de 2019
Beneficios especiales

Condenados por delitos de lesa humanidad acceden a descuentos en cadenas de farmacias

Lissette Fossa
Paula Huenchumil

Criminales condenados por la justicia chilena por delitos de lesa humanidad obtienen descuentos en las cadenas de farmacias, según pudo comprobar INTERFERENCIA. En contraparte, ex presos políticos y torturados por la dictadura no obtienen estos beneficios.

Actualmente hay 174 ex uniformadosas condenados por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura que cumplen condenas en recintos penitenciarios. Ex uniformados y civiles que cumplieron roles en la encarcelación, la tortura y el exterminio de más de tres mil personas, entre muertos y desaparecidos, y de más de 40.000 personas reconocidas como víctimas de tortura por el Informe Valech.

Aunque provienen de distintas ramas de las Fuerzas Armadas, ostentan una serie de beneficios a través de Capredena y de sus programas de bienestar. Uno de esos beneficios son los descuentos especiales en medicamentos que obtienen en las cadenas de farmacias más grandes del país, que alcanzan hasta 50%, a los que también pueden acceder condenados por delitos contra los derechos humanos.

Tal como pudo comprobar INTERFERENCIA, los descuentos se aplican en diversas farmacias, sin perjuicio de que sean personas privadas de libertad por delitos de lesa humanidad. En las boletas que expone nuestro medio, se puede ver el nombre de Miguel Krassnoff, quien cumple pena en la cárcel de Punta Peuco, condenado por cientos de años por delitos de tortura, desaparición y exterminio de personas en dictadura; y el de Ema Ceballos, ex funcionaria de la Armada, la DINA y la CNI, que hoy cumple condena en el Centro Penitenciario Femenino de Santiago, por participar en el asesinato del  militante del MIR Juan José Boncompte, en Valdivia. Tan solo entregando el rut del uniformado o ex funcionario de la FACH o de la Armada, un familiar, amigo o cualquier ciudadano que tenga el número de RUT de estos criminales condenados puede solicitar el descuento en farmacias Cruz Verde, por ejemplo.

Actualmente el Ejército de Chile tiene un convenio con la farmacia Cruz Verde. A este beneficio puede acceder el personal que trabaja en el Ejército. El descuento, en el caso de esta institución, se aplica entregando el RUT y marcando la huella dactilar del beneficiado.

“Todo beneficiario del sistema de salud del Ejército, aunque sean personas que están condenada por delitos de lesa humanidad, si siguen cotización en el sistema de salud del Ejército siguen siendo beneficiaria de este sistema de salud y es parte del convenio. Los familiares también pueden hacer uso del beneficio presentando su cédula de identidad”, explica Álvaro Vásquez Mahuzier, jefe de los Fondos de Salud del Ejército (JEAFOSALE).

Además de este convenio, el Ejército a través de la JEAFOSALE tiene diversos beneficios en salud, como descuentos en medicamentos de alto costo. Esto en la práctica significa que si el gasto por la administración mensual del fármaco supera las 11 UF, el beneficio cubre un 90% de su costo. También tienen descuentos en tratamientos dentales y hasta en sesiones de acupuntura, con un tope de 1,5 UF anual.

“Antiguamente había un convenio con la farmacia Ahumada, son convenios sin pagos de por medio, solamente un porcentaje de descuento que le aplican a los beneficiarios”, explica el Jefe de Convenios del Ejército Álvaro Vásquez Mahuzier.

En 2015 el Comando de Salud del Ejército (COSALE) renovó su convenio con Farmacias Ahumada, el cual estableció “mejoras en la parrilla de descuento de medicamentos”. Este mismo acuerdo destaca los resultados alcanzados conseguidos en un año- de octubre del 2014 a septiembre de 2015- “se evidencia que los descuentos traspasados a los beneficiarios ascendieron a casi 10 millones de dólares, que en términos porcentuales corresponde a un descuento promedio de un 23,5% en la parrilla general de descuentos de fármacos”. 

El Ejército de Chile no evalúa quitarle este beneficios a los condenados, pues consideran que esta sería una decisión injusta. “¿Si son beneficiarios del sistema de salud por qué no podrían recibir este beneficio? Si están condenados y pagan su liquidación de pensiones, ¿cuál es el problema ético? Si están pagando una condena, no tiene nada que ver con este tema. Sería totalmente arbitrario quitarles el beneficio si todos los demás que cotizan en este sistema lo tienen”, afirma Álvaro Vásquez. 

Para Nelson Aramburu, vocero del Comando Unitario de Ex Presos Políticos, este descuento al que acceden criminales de lesa humanidad es una muestra de los privilegios a los que aún tienen acceso ex torturadores y sus cómplices. 

“Esto es aún más grave cuando vemos que sujetos que han cometido delitos de lesa humanidad, condenados, cuando ya están comprobados sus crímenes, estos personajes también tienen acceso a estos beneficios. Ni siquiera los han degradado por ser condenados ¿De qué estamos hablando’?”, comenta a INTERFERENCIA Aramburu.

Las Fuerzas Armadas respaldan su postura a través de Ley 19.465, que fue promulgada el 26 de julio de 1996. Dicha normativa establece su sistema de salud y busca “posibilitar el efectivo acceso de su personal a las acciones de salud, en la forma y condiciones previstas en esta Ley”. Esta legislación no hace ninguna mención respecto a los condenados por crímenes de lesa humanidad. 

Además existe el círculo de beneficios de la mutualidad del Ejército y Aviación, una corporación de derecho privado sin fines de lucro, que tiene como objeto “emitir los seguros de vida obligatorios y otros para el personal del Ejército y de la Fuerza Aérea de Chile, así como de aquellos en condición de retiro, pensionados y montepiados de estas instituciones”. En esta red están marcas como Preunic, Uno Salud Dental y la farmacia Salcobrand, donde obtienen un 50% de descuentos en medicamentos genéricos y 30% en el recetario magistral.

Por su parte, la Armada de Chile tampoco se queda atrás con los beneficios, puesto que el Servicio de Bienestar Social de la entidad firmó el Convenio FARPAC. Este corresponde a un acuerdo con las Farmacias Ahumada, Cruz Verde y Salcobrand y que “beneficia al personal Naval, sus cargas familiares y personal en retiro (sólo el titular), con descuentos preferenciales en fármacos asociados a patologías crónicas que no están bonificadas por el Sistema de Salud Naval”. Además, el personal en servicio activo y en retiro puede acceder a diferentes descuentos en las tres cadenas de farmacias, por ejemplo, en Salcobrand un 55% de descuento en medicamentos genéricos y un 12% de descuento en medicamentos de otras marca.

“Por contrapartida los sobrevivientes de prisión política reconocidos por la comisión Valech, están con pensión promedio de 170 mil pesos. Nosotros no tenemos ningún descuento ni en el retail, ni en farmacias ni nada. La prisión nos marcó a fuego, en los sentimientos y psicológicamente, también en nuestros cuerpos, que quedaron muy dañados con golpizas, aplicación de electricidad, asfixia (...) Los ex presos políticos están tan necesitados, en tema de medicamentos, por su situación física, que este beneficio para ellos sería un aporte”, consigna Nelson Aramburu.

Consultados por INTERFERENCIA, el Instituto de Derechos Humanos (INDH) y la Subsecretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia declinaron referirse al tema.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Me Gustan sus artículos y noticias oportunas y alternativas a las oficiales en muchos casos

Están contribuyendo a la desinformación. En Chile no hay condenados por lesa humanidad. Recomiendo instruirse un poco antes de publicar.

Añadir nuevo comentario