Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 27 de Julio de 2021
Entrevista

Constituyente Elisa Giustinianovich: “Es difícil plantearse una disputa presidencial sin tener la fuerza para sostener un gobierno”

Camila Higuera

La convencional feminista, ambientalista y parte del bloque Movimientos Sociales Constituyentes, sostiene la importancia de que los sectores independientes se enfoquen en la convención por sobre otras plataformas de electorales, esto a partir de la importancia del poder constituido que significa la Convención y a lo prematuro de las fuerzas electas que provinenen de movimientos sociales.

Elisa Giustinianovich, feminista, bioingeniera, doctora en Ingeniería Química e investigadora en la Universidad de Magallanes, tiene una larga trayectoria en participación organizaciones feministas, territoriales y medioambientales. En la Convención, es parte del grupo Movimientos Sociales Constituyentes y del bloque articulador Vocería de los Pueblos, además integra la Coordinadora Social de Magallanes y la Coordinadora Feminista de Punta Arenas. 

Comenzó su trabajo político en Concepción, su ciudad natal, y continuó participando de la organización territorial en Punta Arenas, desde donde ha sido parte de la movilización en contra el proyecto del Ministerio de Obras Públicas que busca construir una vía elevada en el Humedal Tres Puentes.

El 16 de mayo del presente año, Giustinianovich fue electa con más de cuatro mil votos para representar al remoto Distrito 28, por la Lista del Pueblo (LDP) y la Coordinadora Social de Magallanes. 

Unas semanas antes de que se instalara la Convención Constituyente, Giustinanovich se unió a la Vocería de los Pueblos, espacio de articulación de constituyentes de la LDP, Movimientos Sociales Constituyentes, escaños reservados e independientes y poco después decidió dejar el espacio de la LDP por algunas diferencias políticas.

En conversación con INTERFERENCIA, la constituyente entrega su punto de vista respecto a cómo espera que funcione la Convención y lo fundamental de que esta tenga espacio para las voces independientes y para una participación popular descentralizada, plurinacional, intercultural e inclusiva. “Eso es lo que le da legitimidad al proceso que estamos viviendo”, dice la convencional.

A dos semanas de instalada la Constituyente, ¿cómo ves los ánimos y disposiciones políticas de dialogar entre distintos sectores? ¿Cuál es tu evaluación hasta el momento?

Yo creo que algo súper natural, es la tendencia a buscar alianzas entre personas similares. Desde ahí se ha venido conformando un grupo de movimientos sociales, de personas que venimos de movimientos feministas, socioambientales y populares. También está la Lista del Pueblo, que viene trabajando hace tiempo, y los escaños reservados, que tienen su propio núcleo de trabajo. Y desde ahí ponemos en común a través de la Vocería de los Pueblos las propuestas que emergen de estos tres lugares. Y ahí claramente hay buena disposición, hemos venido conformando espacios más organizados, de tener reuniones diarias, trabajar, proponer, elaborar propuestas colectivas. Por otra parte, ya desde ese espacio un poco más amplio, hemos logrado ir proponiendo todo lo que venimos conversando desde ahí a otras fuerzas políticas.

Hemos tenido harto respaldo desde Chile Digno –pacto del Partido Comunista, la Federación Regionalista Verde Social y el Partido Igualdad–, por ejemplo y personas individuales también, entendiendo que también hay fuerzas independientes o personas que entraron con cupo de Colectivo Socialista o Independientes No Neutrales, por ejemplo. Se ha ido conformando de una forma bastante orgánica siento yo, muy natural. Partiendo desde lo más similar y luego ir conociendo otros lugares. 

La semana pasada se dio una dinámica bien interesante a mi parecer respecto a las propuestas que se presentaron para las Comisiones y la derrota del FA en la Convención, mientras que un par de días después, dicho bloque logra el triunfo en las primarias presidenciales ¿Ve que ese triunfo del FA ha afectado los ánimos de parte de la CC o crees que vaya a afectar su funcionamiento a futuro?

Yo creo que no son situaciones comparables. El poder constituyente con el poder constituido son lógicas absolutamente diferentes. Lo vemos por ejemplo, en cómo opera una votación de convencionales constituyentes o cómo opera una votación de gobernadores o de primarias. 

O sea, claramente los pueblos igual escogen sus batallas de alguna manera, y en ese sentido todo lo que se ha manifestado con mucha fuerza en las calles, también está presente aquí dentro. Entonces, no es lo mismo un Frente Amplio disputando poderes constituidos a un Frente Amplio dentro de un espacio constituyente.En ese sentido, aquí venimos proponiendo alternativas que son de amplios consensos desde estos espacios populares, desde los pueblos movilizados en su amplio espectro, con los pueblos originarios, entretejiendo estas proposiciones. 

Entonces, es como natural que sea de sentido común para muchas otras personas, a diferencia de otras propuestas que levantó un sector político, que por lo general pudo tener muchos aciertos técnicos, pero no recoge esta diversidad de voces que también están presentes y manifestadas dentro de este espacio.

Tu eres una ferrea defensora de que la Constitución tiene que ser descentralizada, plurinacional, feminista y ecologista. Si bien hasta ahora no se han dado muchas discusiones de fondo, hay varios temas abarcados en esas definiciones que serán disputados ¿cuáles crees tú que serán los temas que se disputarán entre los sectores o incluso entre los constituyentes de la misma izquierda?

Mira no sé, yo creo que es muy difícil poder catalogar lo que sucede acá desde una posición binaria de izquierda o de derecha. Eso también es una lectura bastante estrecha. Vemos a la Marcela Cubillos diciendo que la izquierda tiene todo el poder y eso es claramente una invisibilización de la diversidad de fuerzas que están presentes. Hay una clara anulación del feminismo, de las luchas socioambientales, de los once pueblos originarios que están representados a través de los escaños y que incluso faltan algunos. Toda esa diversidad no la podemos englobar sencillamente en un saco de la izquierda. 

Porque obviamente se vienen proponiendo cosas mucho más interesantes, a la luz del tiempo que estamos viviendo y que atraviesa un marco mucho más amplio, que pudiera tal vez en función de una nominación de izquierda, mucho más propositiva siento yo, en funcion tambien de como se incorpora el ecologismo, de cómo se proponen alternativas de vida, de cómo se proponen cultura en base al buen vivir, también alternativas al modelo económico. Venimos con luchas que son antineoliberales, anticapitalistas, antirracistas y no se si eso está presente en ese estrecho margen de la izquierda donde casi siempre se suele englobar todo, negando esta gran diversidad que está presente acá.

Tu llegaste siendo parte de la Lista del Pueblo, pero eventualmente te saliste de la lista, sin embargo continuas en la Vocería de los Pueblos…

Primero quiero recalcar que yo vengo de la región de Magallanes, una región extrema y aislada, donde todas las iniciativas que se levantan tienen un componente autónomo muy potente, porque no tenemos una conexión con el resto del país, o sea, la única forma de llegar por tierra es cruzando a Argentina. En ese sentido, lo que hemos hecho es generar alianzas y articulaciones, y así mi candidatura estaba articulada con la Plataforma Feminista Constituyente y Plurinacional y con la Cordinadora Social de Magallanes. Estaba articulada con movimientos sociales constituyentes, estamos articulados también con la LDP pero son articulaciones funcionales al momento que estamos viviendo, en el sentido de conocerse, intercambiar nuestros programas, de tener una articulación previa que nos permita llegar de mejor manera a este espacio. 

Pero sencillamente dimos un paso al costado a partir de las decisiones políticas que se tomaron en la asamblea de la LDP y que no son coherentes con el tiempo o con nuestras decisiones políticas, que pasan por abocarnos al trabajo constituyente. Y es que se está proponiendo desde LDP disputar los otros poderes, las parlamentarias, las presidenciales, y es algo que para nosotros no nos hace sentido en este momento, porque tenemos todas nuestras energías aquí, independiente de que nosotros hacemos el análisis de que sería fantástico que fuerzas populares lograran entrar a otros poderes, pero dimos un paso al costado más que nada porque no era algo que podemos sostener desde nuestros territorios. Es esa política que se desarrolla en Santiago, bueno, a ver, como en una asamblea que tiene presencia en otros lados, pero principalmente en Santiago. 

Y siguiendo eso, ¿cree que hay alguna fuerza o algún personaje que encarne ese origen popular de los movimientos sociales que se pueda proyectar como presidente?

No lo sé la verdad. Honestamente, por lo mismo nos desvinculamos del espacio, porque creemos que igual es difícil plantearse una disputa presidencial, sin tener la fuerza para sostener un gobierno. No se si da para tanto ese espacio, disputar el Ejecutivo y generar un estado de gobernabilidad en estos tiempos es un desafío bastante grande, considerando lo movedizo del terreno.

Y claro, estamos en un proceso de profunda crisis social , económica y sanitaria. Por lo mismo, sería fantastico que derrepente una compañera feminista llegara ahí. Pero creo que son proyectos que tienen que levantarse desde abajo, con una gran articulación, de una forma masiva y con todas las fuerzas populares para poder sostener un desafío como ese, de la misma forma en que se levantó la Convención. 

En ese sentido, creo que es un poco arriesgado y prematuro pensar que están las condiciones para llegar ahí. Por lo pronto, creo que en este periodo de transición en el que estamos escribiendo la nueva Constitución, que saldrá y que empiece a implementarse, lo ideal sería que el gobierno que llegue ahí esté a la altura del proceso que estamos viviendo y esté a disposición de estas transformaciones que van a ser propuestas a través de la nueva Constitución. Eso me parece fundamental, entonces creo que al menos  desde la vereda de los movimientos sociales con la constituyente es mucha responsabilidad. Además, seguimos sosteniendo nuestros activismos, nuestros espacios de resistencia frente al modelo precarizador de vidas al que hemos sido sometidos durante todas estas décadas. Es muy fuerte la tarea como para además estar pensando en una presidencial. Por lo pronto, solicitar que por favor el gobierno que venga esté a disposición de las transformaciones que se van a proponer desde la vereda constituyente. 

Ya pronto se van a empezar a dar las discusiones de fondo ¿Cuáles cree que serán los temas más conflictivos o generarán desencuentros entre los movimientos sociales, independientes o escaños con los Partidos presentes en la Convención?

Yo he visto que el pacto Chile Digno ha tenido muy buena disposición de respaldar todas las propuestas que surgen desde el espacio de la Vocería de los Pueblos. He visto tambien disposición por parte del Colectivo Socialista y de varias fuerzas políticas. A la única fuerza que he visto más atrincherada en sus propuestas es al Frente Amplio y a la derecha, por supuesto.

Al Frente Amplio porque tienen una disposición más técnica dentro del espacio, donde muchas veces tienden a cerrar un poco la posibilidad de extender la discusión hacia otros lugares y también porque hay muchos abogades en ese núcleo que tienen una disposición muy respetuosa del marco jurídico, cuando nosotros sabemos que siempre está la posibilidad de innovar, y estamos intentado empujar un poco el cerco. Entonces yo espero que igual puedan en algún momento abrirse a esto e involucrarse en estas proposiciones que traemos, que muchas veces puede que no tengamos todavía la bajada jurídica como constitucional, pero si pudieran estar a disposición a hacer esa bajada de una forma coherente sería fabuloso. 

Considerando la presencia de abogados constitucionalistas en el PC y en el FA ¿crees que a los movimientos independientes les falta una figura así o es parte de la correlación del movimiento que no se tecnifique tanto la discusión? 

Exactamente, si igual hay muchos abogades excelentes dentro de nuestros equipos. El tema es que estamos abiertos a un trabajo que es horizontal, respetuoso, colaborativo, integrador, diverso y que respete todas las experiencias que traemos desde los distintos movimientos. Desde ese lugar se construye, no desde esa posición jerárquica donde el que es abogade tiene la razón y la última palabra. Si no que estamos abiertas a poder integrar todas esas visiones, es un camino más lento sin duda pero es muy provechoso porque finalmente las propuestas que surgen son muy nutridas y hacen sentido a un sector mucho más amplio y que viene a representar esta diversidad de la cual somos parte. 

La semana pasada hubo una discusión por el tema de la obligatoriedad de los exámenes PCR. Desde tu disciplina, que es la bioingeniería ¿de qué forma las herramientas de la ciencia podrían tener un impacto en la autodeterminación de los cuerpos o de los pueblos? ¿De qué forma se puede conjugar o entrelazar todo estos elementos que a ti te convocan en este contexto?

Es que yo veo la ciencia como una herramienta que tiene que estar a disposición de las demandas ciudadanas y populares. Tiene que estar al servicio de los pueblos, ciencia para los pueblos. Y en ese sentido, si veo que se está vulnerando algún derecho o hay alternativas que puedan permitir una mejor salida determinada a cierta situación, las voy a proponer. En el caso de la semana pasada, claramente habían alternativas que no había sido posible dialogarlas. Por ejemplo, testeos que sean menos invasivos que un PCR nasofaríngeo. Hay PCR de saliva que no tienen nada de invasivos y que se hacen con una muestra de saliva sencillamente. Yo sabía que habían compañeros y compañeras que no estaban dispuestos a hacerse ese test nasofaríngeo dos veces por semana y que frente a otra alternativa sí estaban dispuestos a hacerlo. Pero como también frente a la prisa de estas semanas, no había sido posible conocer el protocolo con anticipación, no tuvimos posibilidades de estudiarlo o de levantar alternativas. Entonces, sencillamente se sometió a votación sin tener esa posibilidad previa de observar, y por eso sencillamente muchas personas votamos en contra de este test en particular, pero no porque nos neguemos a que haya un seguimiento al Covid.

En ese sentido, claro, la ciencia está a disposición. Yo rápidamente me contacté con colegas de la Universidad de Magallanes, que tienen un tremendo laboratorio de biología molecular, que hacen trazabilidades y estudios muy profundos respecto al Covid-19 y rápidamente me entregaron información, estudios comparados y cuales son las alternativas de testeo. De hecho, el PCR de saliva es incluso más efectivo que el nasofaríngeo y es cero invasivo. Entonces, habiendo esas alternativas, es porque también estamos a disposición de colaborar y de proponer desde nuestra vereda del mundo de la academia. Y así vamos a estar a disposición de entregar contenido y bases en cualquier materia, para poder argumentar y defender mejor nuestras posiciones.

Esta semana se vienen las votaciones de las comisiones ¿qué comisión le gustaría integrar?

La de Participación Popular. En coherencia con lo que hemos estado sosteniendo hace tanto tiempo desde Magallanes, con la Coordinadora Feminista levantamos un parlamento feminista, la Patagonia Rebelde, para tener espacios deliberativos, de incidencia, levantar programas colectivos. Luego la Coordinadora Social traspasó esa experiencia y seguimos levantando los parlamentos populares. Para nosotros es muy importante que la participación sea plena, de todas las personas, que sea descentralizada, inclusiva, plurinacional, intercultural. Eso es lo que le da legitimidad al proceso que estamos viviendo, por tanto, a mí me hace mucho sentido poder contribuir en ese espacio considerando todo lo que hemos venido levantando en nuestro territorio hace tanto tiempo. 

¿Cuáles temas se tratarán esta semana que podrían suponer un conflicto?

Estamos llamados a definir las Comisiones definitivas, integrarlas y comenzar a trabajar en ellas, que es lo prioritario para poder echar a andar esto. Pero por otra parte también está la integración de la mesa ampliada. Tenemos que ver cuál va a ser el mecanismo para poder integrar esa mesa, cuáles van a ser los criterios. Eso más que nada, yo creo que es una discusión importante que se va a dar esta semana y esperemos que el mecanismo que se proponga finalmente garantice una representatividad en el espacio de toma de decisiones de toda la diversidad que está presente en la Convención.

La mesa ampliada tiene cupo para escaños reservados y debería cumplir con la paridad de genero

Idealmente, para nosotras como feministas la paridad es un piso mínimo pero no un techo. También en coherencia con la deuda histórica que tiene nuestra cultura para con las mujeres en la participación de la esfera pública. Por lo mismo, es un avance pero no un techo.

¿Te gustaría formar parte de la mesa ampliada?

A mí en lo personal me gustaría que hubiera una feminista. Las compañeras de Movimientos Sociales han propuesto mi nombre y yo estoy disponible para colaborar y llevar las visiones y experiencias que hemos levantado desde hace tantos años desde el movimiento feminista. Me parece muy importante que haya una feminista ahí.

Está garantizada la plurinacionalidad, por tanto que haya presencia también de esta otras visiones. Ojalá que haya personas de movimientos socioambientales también. Igual vengo desde esos lugares, también estoy organizada en espacios de defensa territorial, así que puedo compartir esas experiencias. Pero me parece que es importante que haya diversidad en la mesa. No bajo el viejo paradigma de la vieja política del cuoteo político, porque acá claramente somos muchas personas las que no somos partidos políticos. Pero sí bajo la lógica de la integración y la diversidad que está presente en la Convención.

La derecha parece estar un poco desesperada con esto

Claro, pero para nosotros son más importantes otras lógicas. La presencia de las fuerzas políticas, por eso que esté el movimiento feminista, el movimiento socioambiental, los movimientos populares, los pueblos originarios. Que sea un órgano descentralizado, que haya presencia de gente de regiones, de zonas extremas, como que no sea solo gente de Santiago o de la zona centro. Esos para nosotros son criterios válidos que nos hacen sentido, como para ampliar una mesa y codirigir de una forma que represente de mejor manera a todes.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Atinadas y buenas respuestas a algunas preguntas tendenciosas con calificativos asumidos sin ninguna base. Constituyentes como Elisa le hacen bien a la constitución, su formación académica y compromiso social hacen que tenga una mirada objetiva de la realidad.

Añadir nuevo comentario