Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 24 de noviembre de 2020
Actual ministro de Interior

Contraloría realiza sumario en Estación Central por déficit de $4.300 millones detectado cuando Rodrigo Delgado era el alcalde

Camilo Solís

delgado_estacion_central.jpg

Rodrigo Delgado, ex alcalde de Estación Central, actual ministro del Interior.
Rodrigo Delgado, ex alcalde de Estación Central, actual ministro del Interior.

El ente de control también comprobó que ese municipio no registró en la contabilidad deudas por más de $1.900 millones, además de inconsistencias en la conciliación bancaria por más de $2 mil millones. A esto se suma la eventualidad de dudosas prácticas contables, lo cual tendría como fin comenzar los años sin hacerse cargo de estos déficit.

Durante los últimos días una de las principales noticias en materia política ha sido la salida de Víctor Pérez del Ministerio del Interior, y la llegada de Rodrigo Delgado, quien había estado 12 años -desde 2008- desempeñándose como alcalde de la comuna de Estación Central.

Un aspecto poco conocido, y ocurrido durante la gestión de Delgado dice relación con el abultado déficit financiero que arrastra esa comuna desde numerosos años y que no ha conseguido ser subsanado. 

Esto quedó en evidencia principalmente a partir de un informe de auditoría que realizó la Contraloría General de la República al “Macroproceso de finanzas y servicio de la deuda”, en junio de 2018, en el que se señala que la municipalidad de Estación Central “presentó una situación deficitaria por $4.391.260.428 a diciembre de 2016, y de $4.396.807.431 a septiembre de 2017, debido a que los compromisos pagados excedieron los recursos percibidos”. 

Contraloría detectó también los “saldos de caja inicial” de 2016 y 2017, lo cual es un cálculo que deben realizar las municipalidades de Chile el 1 de enero de cada año, el cual permite ajustar el presupuesto para hacerse cargo de las deudas que se arrastran desde años anteriores y que debieran ser consignadas para intentar subsanarlas en el ejercicio del presupuesto anual. 

En este caso, Contraloría detectó que en 2016 habían “saldos negativos de caja inicial” por la suma de $1.764.688.839 en 2016, y por $4.391.260.428 en 2017. 

Y no solo eso, sino que el ente controlador también detectó que para fines de diciembre de 2016, esa municipalidad contaba con deudas a distintos proveedores, que no habían sido registradas contablemente por la suma de $1.926.057.217, lo cual significó que la deuda del año 2017 “se encontrara subvalorada”. 

Además se descubrió que hubo inconsistencias en la conciliación bancaria realizada por este municipio por una cantidad de $2.452.890.953, es decir, la comparación que debe hacerse entre el saldo de una cuenta bancaria y la contabilidad que registra el municipio sobre esta cuenta. Esto fue calificado por Contraloría en el informe como una observación “Altamente Compleja”. 

No existe a la fecha un informe de seguimiento de Contraloría por estas irregularidades, sin embargo, previamente se había hecho un preinforme, ante el cual esa municipalidad no levantó las observaciones que se señalan anteriormente. Contactados por nuestro medio, desde Contraloría nos señalaron que el organismo actualmente realiza un sumario, el cual determinará eventuales responsabilidades de funcionarios de ese municipio.

Dudosas prácticas contables

El “saldo inicial de caja” de una municipalidad, como se mencionó anteriormente, es un cálculo que representa los fondos que tiene un municipio al principio de cada año. Un documento de Contraloría señala que “Como resultado de este ejercicio de toma de saldos, adiciones y disminuciones, se obtiene el Saldo Inicial de Caja Neto que pertenece a la entidad y debe incorporarse al presupuesto en el Subtítulo 15”.

Considerando que un presupuesto municipal por regla general se aprueba en octubre del año anterior -el de 2020, se aprobó en octubre de 2019-, la forma de incorporar un saldo inicial de caja es mediante “Modificaciones Presupuestarias”, que son actos administrativos que deben presentar los alcaldes para así redistribuir el presupuesto acorde a las necesidades de la corporación. Este trámite debe aprobarse en Concejo Municipal y además debe expedirse a través de un decreto de esa municipalidad.

Sin embargo, tal como se observa en Transparencia Activa de Estación Central, estas “Modificaciones Presupuestarias” acorde al saldo inicial de caja simplemente no se han realizado. Considerando que durante los últimos años -tal como detectó Contraloría- estos saldos iniciales de caja han sido negativos en miles de millones de pesos, la omisión de esta gestión implica que se sigue trabajando con el presupuesto aprobado, que se basa en un estimado, y por ende desajustado a este tipo de importantes cambios.

INTERFERENCIA tuvo acceso a un documento oficial de la municipalidad de Estación Central, obtenido a través de Ley de Transparencia, el cual se refiere al saldo inicial de caja correspondiente al año 2019, el cual reconoce el monto de $ -4.223.396.569. Es decir, un monto similar a lo señalado por Contraloría el año anterior. (ver foto). Pese a esto no se hizo Modificación Pesupuestaria alguna.

carta_1100_sai_017_pages-to-jpg-0003.jpg

Saldo inicial de caja correspondiente a $ -4.223.396.569
Saldo inicial de caja correspondiente a $ -4.223.396.569

Nuestro medio también accedió a un documento de Estación Central rotulado como “Memorándum 2201/639/2019”, de fecha 19 de diciembre de 2019, debido a que en la misma solicitud de transparencia se pidió que el municipio entregara todas las Modificaciones Presupuestarias que se habían propuesto al Concejo.

En este escrito el director de Administración y Finanzas de esa municipalidad, Eduardo Shepherd solicita al director de Planificación (Secpla), Marcelo Tabilo, que se realice una Modificación Presupuestaria a propósito de ese saldo de caja inicial. Cabe mencionar que esta modificación presupuestaria no se aprobó finalmente, pero si fue instruida por Shepherd en diciembre de 2019, es decir, cuando el presupuesto de ese año ya llevaba más de 11 meses en ejecución, y ordenada dos días después de haberse hecho esta solicitud de transparencia. 

Esta Modificación Presupuestaria proponía hacerse cargo de este saldo inicial de caja de más de 4 mil millones de pesos, señalando que habría un aumento de ingresos en distintos ítems, los cuales conseguirían que ese saldo inicial de caja se subsanara precisamente en los 4.223.396.569 millones de pesos que hacían falta. (Ver foto)

carta_1100_sai_017_pages-to-jpg-0004.jpg

Modificación presupuestaria propuesta el 19 de diciembre de 2019 por el director de Administración y Finanzas, Eduardo Shepherd.
Modificación presupuestaria propuesta el 19 de diciembre de 2019 por el director de Administración y Finanzas, Eduardo Shepherd.

Algunos de estos ítems  son “Patentes municipales enroladas”, por las que el municipio presupuestaba un aumento de ingresos por $833.177.666, y también por “Reembolso de licencias médicas municipal”, ítem por el cual la municipalidad señalaba que habría un aumento de ingresos de $617.994.912; entre otros ítems, tal como se observa. 

Sin embargo, al revisar esos ítems en la ejecución presupuestaria de ese municipio a noviembre de 2019 -un mes antes del mencionado memorándum- se puede ver que varios de estos ítems no solo no habían percibido estos aumentos de ingreso, sino que incluso habían percibido menos dinero que el que habían presupuestado inicialmente. 

Es el caso del ítem “Patentes municipales enroladas”, el cual tenía más de $629 millones menos que lo que originalmente se había presupuestado. Esto es aún peor en el caso de “Reembolso de licencias médicas municipal”, que había percibido $1.003.753.976 menos que lo presupuestado. 

Así como estos ejemplos, varios de los ítems estaban lejos de tener aumento de ingresos, por lo que la Modificación Presupuestaria propuesta carece de toda realidad y más bien permitiría llegar a fin de año -y por ende al año entrante- con una situación "balanceada” en el papel más que en los hechos.

El fiscalizador independiente y ex concejal de Concepción, Jorge Condeza, ha investigado y observado la situación de esta comuna y otras del territorio nacional durante varios años, lo que lo llevó a realizar numerosas denuncias ante Contraloría hace tiempo. Sobre este caso, señala que “estas son malas prácticas que tienen sumidas a las municipalidades en graves crisis financieras, porque así pueden gastar sin considerar enormes deudas que se arrastran por años, sin que estos alcaldes se hagan cargo de ellas".

"Esto claramente son formas de maquillar la verdadera situación financiera de un municipio. Ellos están obligados legalmente a hacer las Modificaciones Presupuestarias del caso y así ir resolviendo estas situaciones deficitarias.. Ante esto deberían establecerse las responsabilidades del caso", dijo Condeza. 

INTERFERENCIA también accedió al saldo de caja inicial del año 2020, el cual se contiene en el documento denominado “Balance de Comprobación y Saldos” al 31 de diciembre de 2019, el cual reconoce una situación deficitaria por $3.755.841.258. Sin embargo, igual que en años anteriores, a septiembre de este año (mes del cual se tiene la última información en Transparencia Activa de Estación Central) tampoco se había realizado ninguna Modificación Presupuestaria. 

2_transparencia_2590_saldo_inicial_page-00011.jpg

Saldo inicial de caja 2020. Vía Transparencia.
Saldo inicial de caja 2020. Vía Transparencia.

Sobre este balance, Jorge Condeza plantea que incluso puede haber una eventual malversación de fondos, puesto que “llama la atención que en este Balance existan 3.579 millones en administración de fondos, que son fondos que no son propiedad de la municipalidad, sino que solo los administra para alguna obra particular; y que esto no tenga una contrapartida en los dineros que posee el municipio en los activos o en la aplicación de fondos. ¿Dónde están esas platas entonces?”.

“Esto debió ser informado por la dirección de Control y verificado por Contraloría General de la República. El municipio debe aclarar dónde están esos fondos”, señaló Condeza. 

Para tomar en cuenta el peso de la gravedad de esta situación, hay que revisar la ley orgánica constitucional de municipalidades (N°18.695), la que en su artículo 81° señala expresamente que “el concejo sólo podrá aprobar presupuestos debidamente financiados, correspondiéndole especialmente al jefe de la unidad encargada del control , o al funcionario que cumpla esa tarea, la obligación de representar a aquél, mediante un informe, los déficit que advierta en el presupuesto municipal los pasivos contingentes derivados, entre otras causas (...)”. 

Además dice que “Si el concejo desatendiere la representación formulada según lo previsto en el inciso anterior y no introdujere las rectificaciones pertinentes, el alcalde no propusiere las modificaciones correspondientes o los concejales que las rechacen, serán solidariamente responsables de la parte deficitaria que arroje la ejecución presupuestaria anual al 31 de diciembre”, indicando además que “habrá acción pública para reclamar el cumplimiento de esta responsabilidad”. 

Contactamos a Rodrigo Delgado quien era alcalde de Estación Central durante el tiempo en que se detectaron estas irregularidades, y también contactamos a personal que lo asesora en materia de comunicaciones. Al cierre de esta edición no se había referido a lo que se menciona en este artículo. 

INTERFERENCIA se comunicó también con la concejala Beatriz Lagos (UDI) de ese municipio, la cual señaló que la situación deficitaria de Estación Central es similar en todas las municipalidades de Chile debido al escaso financiamiento con el que cuentan.

Lagos señaló además que: “Nosotros los concejales tenemos claro el saldo de caja inicial, y sabemos que es deficitario. Desde hace unos años nos piden aprobarlo en el Concejo, antes más bien se informaba. Pero eso no puede manifestarse en una Modificación Presupuestaria, porque ¿de dónde saco el dinero para cumplir con esa deuda si el municipio no tiene esa plata? Para hacer la modificación tengo que sacar plata de otro lado para ponerla allí, pero la mayoría se va en pagar sueldos y otros gastos", de forma que esta concejala plantea que lo que se hace es “ir bajando de a poco esa deuda”. 

Nuestro medio también conversó con Paula Pérez, directora de Control del municipio de Estación Central, la cual mencionó que “esta situación se debe más bien a desórdenes y errores humanos". Según sus declaraciones "esto responde principalmente a errores en temas contables más que financieros. Son desórdenes donde ha habido equivocaciones humanas, pero no necesariamente todo ese déficit es financiero, pueden ser errores en las cuentas.. Desde el informe de Contraloría de 2018 hemos ido trabajando en mejorar esos aspectos", mencionó.

Esto a pesar de que como se mencionó antes, a propósito de la ley orgánica constitucional de municipalidades, quien detenta el cargo que debe realizar el control en la municipalidad debe detectar estas situaciones, enviando los informes correspondientes, para lo cual el Concejo "deberá examinar trimestralmente el programa de ingresos y gastos, introduciendo las modificaciones correctivas a que hubiere lugar, a proposición del alcalde".

Además de esto, Pérez señaló que efectivamente Contraloría se encuentra realizando un sumario en dicha municipalidad, para lo cual "nos han tomado declaración vía remota, debido a la pandemia"

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Chuuuuta, nos quedaríamos sin Ministro, por cuarta vez. ¿Y cuándo renunciaría el Jefe?

Estaba haciendo carrera para ser parlamentario.

O sea si todas las municipalidades lo hacen, para que existe la ley, sáquenla, y a los señores concejales firmen todo, así siguen cobrando.

Me gustan los artículos que publican y la objetividad con que los tratan

Añadir nuevo comentario