Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 4 de marzo de 2021
Minería y empleo

Cuando un bono de 14 millones no basta: Sindicato Mina de Candelaria continúa huelga y genera críticas en propio mundo sindical

Joaquín Riffo

sindicato-mina.jpg

Sindicato Mina (Fotografía: Nostalgica.cl)
Sindicato Mina (Fotografía: Nostalgica.cl)

Otro sindicato movilizado aceptó oferta de la empresa y el presidente ejecutivo de la firma canadiense anunció su retiro. Pero estas ‘victorias’ no han sido suficiente para el sindicato encabezado por Patricio Gárate, que ayer nuevamente votó a favor de seguir con la paralización. Algunos acusan que ello se debe a agenda personalista y cálculos político-sindicales, cosa que el dirigente niega.

Durante la tarde de ayer, se supo que el Sindicato Mina de la minera Candelaria -en huelga desde principios de octubre- rechazó la última oferta de la empresa, que incluye un bono por 14 millones de pesos . La votación se inclinó con cerca de un 60% favorable a continuar con la movilización. 

Se trata de un episodio más en el proceso que se vive a 25 kilómetros al sur de Copiapó, en la región de Atacama, donde se desarrollan las operaciones de la minera Candelaria ubicada en la comuna de Tierra Amarilla. La faena de cobre es controlada por la canadiense Lundin Mining y según información de la empresa provee 5.300 puestos laborales, entre trabajadores propios (1.400) y empresas colaboradoras (3.900 trabajadores contratistas). 

Pero pese a los altos precios en los que se ha cotizado el cobre -con un valor que alcanza su máximo en casi siete años- la empresa minera no ha tenido una estancia tranquila en el último tiempo. Lo anterior, puesto que desde el 8 de octubre se ha visto enfrentada a una huelga por parte del Sindicato Mina, tras rechazar la oferta de la compañía que ofrecía un aumento del 2% del sueldo base promedio de los trabajadores sindicalizados, además de un bono de término de conflicto de $13,5 millones y un incremento de los bonos de estudio para los hijos del 11% al 31%. A dicha paralización se le sumó el Sindicato Candelaria el 20 de ese mes. 

Pasaron los días y se reiteraron distintas ofertas por parte de la empresa, hasta que finalmente el sábado 21 de noviembre el Sindicato Candelaria depuso el paro tras aceptar un bono de $ 17,5 millones. Lo anterior no mermó la decisión del Sindicato Mina, que pese a tener una oferta mejorada en lo económico y la salida del presidente de la compañía -informada en julio de este año pero cuyo anuncio coincidió con la compleja negociación- que pudo percibirse como un triunfo político, ha insistido en continuar movilizados, alcanzando esta jornada su día 50 de paro.

La empresa matriz, que cotiza en varias bolsas, entre ellas la de Toronto, obtuvo el año pasado utilidades por US$ 189 millones en las cinco minas que opera en el mundo.

Cuestionamientos a una huelga extensa

Tras la presentación de reiteradas ofertas, que habrían comenzado en bonos de 11 millones y luego fueron en aumento, el Sindicato Mina -organización que aglutina a 350 socios- ha rechazado todas las propuestas de la empresa, hasta llegar a una paralización que probablemente se extenderá en los próximos días. 

Exigiendo principalmente aumentos en los sueldos base y bonos mensualizados, algunos más que un triunfo sindical, ven testarudez. Desde luego, en la propia empresa, pero también dentro del propio sindicato hay sectores que no entregan mayores explicaciones para extender una huelga que ya consiguió ‘victorias’ en lo económico y en lo político, en especial tras la deposición de paro del Sindicato Candelaria que aceptó la oferta de la compañía. 

Algunos trabajadores acusan una agenda personalista por parte de la directiva en su forma de actuar, con poca amplitud para escuchar a voces disidentes y cuestionamientos que se arrastran desde el estallido social de octubre pasado por el supuesto poco compromiso social con el resto del país..

Asimismo, fuentes enteradas del conflicto apuntan a las altas expectativas que habría generado el sindicato entre sus trabajadores, considerando que las negociaciones de este tipo siempre son elementos a evaluar en las eventuales reelecciones de los dirigentes, por lo que se genera una competencia interna respecto a qué directiva logró conseguir el mejor trato para sus socios. 

En paralelo, el sindicato también ha sido objeto de dos recursos de protección por parte de contratistas, interpuestos por Servicios BC Hnos SpA y Züblin International, quienes acusan dificultades para cumplir sus compromisos por el ingreso a la obra, lo que habría afectado por consecuencia a sus trabajadores, y que en un intento de los contratistas de entrar a la faena, miembros del sindicato “proceden a impedir el ingreso recibiendo amenazas de muerte y agresiones verbales, de quema de nuestras instalaciones y maquinarias”. 

Consultado por INTERFERENCIA ante estas situaciones, el presidente del Sindicato Mina, Patricio Gárate Flores señaló que “los caminos están despejados arriba, y sobre los recursos que han interpuesto algunos son infundados y primero me gustaría que se preocuparan de sus trabajadores en las empresas contratistas y los tuvieran mejor a como los tienen hoy en día, donde los tienen a plazo fijo, a otros no les pagan vacaciones o no reciben sueldos como corresponde”.

En relación a la oferta de bonos, el dirigente afirmó que “eran puros préstamos y gratificaciones adelantadas, no hay aumento en los sueldos base que es lo que queremos”. Consultado respecto a si la mejora en las ofertas y la salida del presidente de la compañía no se pudo interpretar como un triunfo para la acción sindical, Gárate dice que “hoy tenemos un presidente subrogante chileno y creo que podemos conversar con él. En la semana tenemos reunión con la compañía y le haremos saber los puntos que queremos los trabajadores para deponer la huelga”.

En cuanto al proceso de huelga y una eventual postulación a la reelección del sindicato, el dirigente aseveró que “esta huelga ha sido muy dura para todos, especialmente para los trabajadores. Y en cuanto a la otra pregunta, yo soy de la idea de que el trabajador vote a conciencia cuando vengan las candidaturas a dirigente sindical. Llevo 26 años de dirigente y jamás he andado pidiendo el voto de los trabajadores. Ellos verán si en el mes de mayo nos dejan al directorio o nos sacan, pero es una decisión personal de ellos y no les voy a pedir el voto bajo ningún punto de vista. Hay que aportar con el trabajo que hemos hecho hasta hoy y si ellos dicen que no estemos ahí, nos iremos a sentar como socios y respetaremos a los futuros dirigentes que estén adelante”. 

En cuanto a si la extensión del período de huelga ha producido algunas fisuras dentro del sindicato, en especial en las facciones más disidentes con la actual directiva, Gárate dice que “esperábamos un mejor porcentaje en la votación pero fue bueno de todos modos. Hoy ya han vuelto algunos trabajadores que se habían relajado y se habían ido para la casa, y algunos hoy ya están de regreso”

Gárate fue enfático en señalar que no les incomoda que el Sindicato Candelaria haya aceptado la oferta de la empresa porque “empezamos la huelga solos y la terminaremos solos”, y que las relaciones con la compañía no están rotas, por lo que esperan llegar a un acuerdo en las próximas conversaciones. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

para juzgar habría que investigar a cuanto ascienden los bonos de directores y gerentes ,falta esa información en la nota periodística

Debería informar su fuente en el reportaje, y además se nota que el periodista no maneja para nada la ley que rige las huelgas sindicales,. No nombra en ningún momento los componentes de la negociacion como el bono termino conflicto, bono retención, bono cambio jornada, etc. En ningún momento tampoco informa que a los componentes de la negociación se le descuenta el 25% aprox. de impuestos, por lo tanto, lo que recibiran los socios bo es el monto informado en el reportaje. Tampoco se investigó el componente buenas practicas operacionales, que será pagado en el año 2022, si es que no eres desvinculado fespues de la huelga. Tampoco se informa que al recibir este bono estas obligado o no cometer ninguna paralización en contra de la empresa, de lo contrario será descartado automáticamente.

Añadir nuevo comentario