Suscríbete y obtén entre 20% y 25% de descuento en los cursos de inglés del Instituto Chileno-Británico de Cultura. Válido hasta el 26 de septiembre.
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 21 de septiembre de 2019
Frei vs. Frei

Declaración de renta de Eduardo Frei servía como respaldo para que hermano obtuviera préstamos millonarios

Nicolás Massai D.

Ejecutivos de firmas expuestas a deudas y posible fraude de Francisco Frei no creen que el ex Presidente no supiera algo de lo sucedido, porque en presentaciones ante inversionistas se mostraba la última declaración de renta del actual embajador plenipotenciario.

La primera declaración de los Frei Larraechea, luego de que INTERFERENCIA destapara la auto denuncia del hermano del ex Presidente ante el Ministerio Público por haberlo engañado supuestamente en negocios, no dejaba ninguna duda. Aseguraron, mediante un comunicado enviado a los medios de comunicación que, como familia, estaban "muy golpeados y atravesando por un momento muy difícil en lo humano". "A través de mis abogados me he puesto a disposición de la Fiscalía a fin de colaborar con su investigación", agregaba Eduardo Frei en el texto.

Hasta ese momento, cuando no se conocían aún los entretelones de este escándalo, la figura del ex mandatario aparecía como uno más dentro de los afectados, al igual que todas las firmas bancarias y de factoring que habían prestado dinero tanto a Inversiones Saturno como a Almacenes de Depósitos Nacionales (Almadena), las empresas de Eduardo y Francisco, respectivamente.

Sin embargo, nuevos documentos a los que accedió INTERFERENCIA, podrían plantear un escenario diferente al que estableció el ex Presidente, sus abogados y las agencias de comunicaciones que trabajan para él.

Roadshow

Dominus Capital es una empresa dedicada a buscar financiamiento para empresas medianas y grandes. Así lo definen en su sitio web, donde indican que son "un equipo conformado por ex gerentes de banca de empresas y finanzas corporativas, con más de 25 años de experiencia en diversas posiciones dentro del sistema financiero". Uno de los principales hombres allí dentro es Harald Zach, ingeniero civil, quien se desempeñó como subgerente de banca empresas del Grupo Security hasta marzo de 2015.

Entre todos los clientes que tenían hasta hace un tiempo, se encontraba el mismo Francisco Frei, que en ese minuto representaba a Inversiones Saturno y Almadena. De esa manera, poseían distintos documentos destinados a asegurar a las empresas de factoring y a la banca que prestarle dinero a las empresas de la familia Frei era un negocio a prueba de balas.

En el power point de Inversiones Saturno, por ejemplo, se afirmaba que esta era una sociedad donde los ingresos provenían fundamentalmente de "los arriendos de sus propiedades, intereses de sus inversiones financieras y de utilidades generadas en la compra-venta de propiedades". A continuación, se adjuntaba un pequeño currículum vitae de Eduardo Frei, señalando su estado civil y su participación en el pasado en empresas como Sigdo Koopers.

En esta suerte de roadshow también se señalaba que el ex Presidente tenía un total de 4.133 millones de pesos en activos, y que no tenía ningún pasivo. También se hablaba de los ingresos anuales de Eduardo Frei, los que se muestran en la diapositiva que este medio exhibe a continuación:

Posteriormente, se entregaban detalles de Inversiones Saturno, la que supuestamente manejaba para junio de este año más de 5.000 millones de pesos en activos, con pasivos, calculados a marzo de 2019, por más de 1.200 millones de pesos. Dentro de las principales instituciones bancarias a lo que se le adeudaba era al Banco de Crédito e Inversiones (360 millones), el Banco Security (614 millones) y el Banco de Chile (252 millones). No está claro a lo largo de cuánto tiempo se habrían suscrito este tipo de deudas; tampoco si el ex Presidente habría estado al tanto de este pasivo considerable que acumulaba la sociedad con la que administró su fortuna a partir de la venta de su porcentaje en Sigdo Koopers en octubre de 1988.

Pero los antecedentes de este roadshow no finalizaban ahí. Como una especie de certificado de fianza, Dominus Capital, una empresa que cuenta con buena reputación en los círculos de Sanhattan, también adjuntaba un documento extremadamente personal del ex Presidente, al que, en teoría, podrían acceder solamente las personas que poseen su contraseña del Servicio de Impuestos Internos, o que poseen un mandato lo suficientemente amplio como para obtenerlo –como lo podría haber sido su hermano Francisco–, según varios abogados tributarios consultados por INTERFERENCIA.

Se trataba de la última declaración anual de renta de Eduardo Frei Ruiz-Tagle, correspondiente a sus negocios del año 2018, donde se detallaba la buena salud financiera de la que gozaba el ex Presidente.

El modus operandi de Francisco

El escándalo iniciado por la auto denuncia de Francisco Frei ante el Ministerio Público puso sobre la mesa no solo al sector más tradicional del sistema financiero, como lo es la banca, sino que también involucró a las sociedades de garantía recíproca (SGR) –ver artículo "Operaciones inmobiliarias de Francisco Frei lo vinculan a socio de Sebastián Piñera Morel"–, y también a las ya conocidas empresas de factoring.

Al menos dos fuentes distintas con las que habló INTERFERENCIA, indicaron que Francisco Frei comentaba que en ciertas ocasiones el financiamiento estaba destinado a la fundación de su hermano Eduardo, y que los créditos eran solicitados porque existían desfases de financiamiento de esta institución con platas que llegarían desde el extranjero, en concreto desde Alemania.

Para la elaboración de este artículo, INTERFERENCIA conversó con al menos cuatro empresas distintas de este rubro, que conocieron de cerca el negocio con Almadena e Inversiones Saturno. Entre estos ejecutivos, que accedieron a conversar únicamente bajo reserva de sus nombres y el de sus empresas, existe molestia por la primera declaración que emitió Eduardo Frei Ruiz-Tagle. "Se puso del lado de las víctimas, cuando a las verdaderas personas que nos deben plata es a nosotros", comentó uno.

Otro ejecutivo con el que conversó este medio, indicó que su empresa trató a lo largo de tres años con Inversiones Saturno, representada siempre por Francisco Frei. En todo ese tiempo la empresa del ex Presidente siempre cumplió con los plazos de pago, por lo que se le volvían a emitir préstamos por cifras millonarias, que rondaban siempre entre los 30 y los 80 millones de pesos. La situación cambió en los últimos meses, cuando la deuda entró en morosidad y no hubo respuestas por parte del hermano menor del clan presidencial.

Hasta el momento, todos los actores con los que ha conversado INTERFERENCIA aseguran que este escándalo puede dejar sin ningún peso a la principal sociedad de Eduardo Frei, pues los papeles suscritos por su hermano Francisco en nombre de Inversiones Saturno se hicieron con el poder que el ex Presidente le confirió desde hace décadas.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

gracias por la información!

Añadir nuevo comentario