Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 24 de agosto de 2019
Candidata Corte Suprema

Dobra Lusic figura en dudosas compraventas de terrenos realizadas por su hermano

lusic.jpeg

Dobra Lusic
Dobra Lusic

La magistrada se habría beneficiado de terrenos que su hermano, Dinko Lusic, le vendió a ella, pero en contra de la voluntad de su ex esposa cubana. Algunos de los inmuebles, que figuraban a nombre de la jueza, se vendieron en el triple de su valor original. 

El 24 de octubre de 2014 Dinko Lusic realizó ocho transacciones inmobiliarias en las que traspasaba una serie de parcelas en Talagante, y en noviembre además un departamento en Santiago, a sus dos hermanas. Los bienes estaban inscritos a nombre de su esposa, la médico cubana Taimi Silva, con quien mantenía un régimen de separación de bienes. Como la doctora Silva le habría entregado un mandato amplio para administrar los bienes, Dinko Lusic se las vendió a sus hermanas al mismo precio en que habían sido adquiridos.

El problema es que la médico cubana, que se divorció de Lusic en 2016, asegura que jamás supo de esos traspasos. Es más, desconoce haberle firmado un mandato de representación a su entonces marido.

Una de las hermanas beneficiadas por el traspaso de Dinko es Dobra Lusic, la ex presidenta de la Corte de Apelaciones de Santiago y actual candidata de La Moneda a la Corte Suprema.

Y el otro problema, y políticamente más sensible, es que una de las hermanas beneficiadas por el traspaso de Dinko es Dobra Lusic, la ex presidenta de la Corte de Apelaciones de Santiago y actual candidata de La Moneda para integrar la Corte Suprema en reemplazo del saliente Milton Juica.

Según documentos a los que accedió INTERFERENCIA, la jueza Dobra Lusic adquirió en 11 millones de pesos una de las parcelas en Talagante, el mismo precio que figuraba en las escrituras de la compra original, para venderla cuatro meses después, el 25 de febrero de 2015, en 30 millones de pesos. Es decir, casi al triple de su valor.

Negocios de hermanos

Dinko le vendió a su hermana Dobra en octubre de 2014 otras dos parcelas que, según las escrituras públicas, fueron adquiridas por la doctora Silva en enero de 2009. Y el precio de venta que puso el hermano fue el mismo en las que su ex esposa los adquirió: 10 millones de pesos. Actualmente ambas propiedades, que ahora pertenecen a la magistrada candidata a la Corte Suprema, están puestas a la venta por la inmobiliaria Engel & Völkers en 150 millones y 250 millones de pesos, respectivamente. Es decir, un valor hasta 25 veces superior al original.

La doctora Silva aseguró que recién se enteró de las ventas de los inmuebles que figuraban a su nombre después del divorcio en 2016.

De las nueve propiedades que Dinko vendió a sus hermanas, seis están a nombre de la jueza, dos a nombre de su hermana Yelica, y uno -el departamento- a nombre de ambas. Ese departamento, que Taimi Silva inscribió en diciembre de 2012 a un precio de 53 millones de pesos, fue comprado por las hermanas Dobra e Yelica ese 24 de octubre de 2014 en 45 millones de pesos. A diferencia de las parcelas de Talagante, en este caso el precio del inmueble bajó de manera considerable. En ese departamento estaría viviendo actualmente una sobrina de los hermanos Lusic,

Según fuentes al tanto de este caso, las ventas se debieron a un fuerte desencuentro familiar entre Dinko y su ex esposa, quien llegó a Chile en diciembre de 2006 de la mano del chileno. Ambos se habían conocido en Cuba un tiempo antes.

Contactada por INTERFERENCIA, la doctora Silva, quien vive en Santiago, aseguró que recién se enteró de las ventas de los inmuebles que figuraban a su nombre después del divorcio en 2016. “Sólo una vez intenté conversar el tema (con Dinko), pero no hubo buen resultado”, afirmó en un intercambio de Whatsapp. “El hecho de tener una hermana con poder (lo hace) sentirse intocable, y uno con miedo y temor”.

Después del divorcio, asegura Silva, no tuvo más contacto con sus dos cuñadas. Aunque nunca se sintió amenazada, afirma que sentía que la hermana jueza era un peso que rondaba sobre su cabeza. “Nunca recibí amenazas, pero me hacían entender que no lograría nada ya que la Dobra es la Dobra, tiene sus influencias y es una intocable dama de hierro”.

A sabiendas o no, la magistrada Lusic podría haber sido un ‘palo blanco’ de su hermano.

INTERFERENCIA se contactó con Dinko Lusic, quien declinó referirse a este tema.

Jonathan Ramírez, abogado que representa a la doctora Silva y de su madre Reina Caraballo, a quien Dinko también le vendió dos terrenos, afirmó a muestro medio que la querella que piensan entablar es por presunta estafa y simulacro de contrato. “La señora Taimi Silva y su madre me contactaron, pues su ex pareja, abusando de un poder que obtuvo de ellas, vendió nueve propiedades a sus hermanas, a un valor bajísimo y sin haberle entregado el dinero correspondiente”, aseguró Ramírez. “La verdad es que la documentación presentada por mis clientas es muy contundente, no imagino la forma en que podría ocultarse un hecho como este con todo lo que consta en los registros públicos”.

Una figura legal que podría complicar a Dobra Lusic es que habría actuado a sabiendas, como testaferro o ‘palo blanco’ de su hermano. Después de todo, Dinko ha publicado en su cuenta de Facebook la venta de las distintas propiedades, a valores muy superiores al precio de venta original a su hermana. Y, de concretarse esas reventas, sobre el papel la beneficiada es la candidata a la Corte Suprema, obteniendo ganancias millonarias, en perjuicio de las ciudadanas cubanas.

Adjuntos: 
AdjuntoTamaño
Icono PDF poder_lusic_1.pdf251.03 KB

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario