Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 18 de Septiembre de 2021
En un contexto de al menos 15 abusos sexuales durante las protestas

Dos nuevas denuncias contra la 51°Comisaría de Pedro Aguirre Cerda apuntan a que ahí violan detenidos

P. Huenchumil
N. Massai
D. Ortiz
J. Riffo

El sábado 26 de octubre se difundió una denuncia por violencia sexual al interior de la 51° Comisaría, donde además funciona la Prefectura de la zona Santiago Rinconada. INTERFERENCIA conoció que existen otras dos denuncias por violación por parte de funcionarios del cuartel policial, y cuyas víctimas serían menores de edad. Los antecedentes están en el INDH.

Cerca de las 01:00 de la madrugada de este domingo 27 de octubre no caminaba nadie fuera de la 51° Comisaría de la comuna de Pedro Aguirre Cerda (PAC), un bloque de hormigón armado inaugurado en 2011 que costó más de 1.800 millones de pesos. Un carro policial estaba con el motor encendido en el estacionamiento, y un carabinero resguardaba un sitio eriazo pegado a la comisaría, abriendo y cerrando un portón metálico.

El funcionario indicó, luego de la consulta de INTERFERENCIA, que ese terreno era propiedad de la policía, y que una mitad servía como corral para dejar automóviles incautados, y la otra mitad servía como estacionamiento para transporte de carabineros. En esta última, este medio observó al menos dos vehículos sin patente; un Kia modelo Rio 5 (ver imagen a continuación) y otro que no se alcanzaba a mirar en detalle. Minutos después de las consultas, otro auto con carrocería de sedán color plomo se retiró desde el mismo estacionamiento. Solo tenía su patente en la parte delantera, la cual no alcanzó a ser registrada por este periódico.

auto_sin_patente_51.jpeg

Uno de los tres autos sin patente que este medio observó en el estacionamiento de la 51° Comisaría de Pedro Aguirre Cerda. Foto: Interferencia
Uno de los tres autos sin patente que este medio observó en el estacionamiento de la 51° Comisaría de Pedro Aguirre Cerda. Foto: Interferencia

Los ánimos en la Comisaría ubicada en calle Centro América en Pedro Aguirre Cerca no eran nada de buenos esta madrugada. Apenas se le preguntó al carabinero centinela sobre las acusaciones que describen hechos de abuso sexual cometidos por funcionarios de la comisaría, el funcionario fue interceptado por otro de mayor grado que le ordenó no entregar información.

Este sábado 26 de octubre se dio a conocer públicamente un episodio de abuso que habría ocurrido al interior de la inmediación policial; se trata del caso del estudiante de medicina Josué Maureira.

Sin embargo, INTERFERENCIA iba a preguntar por otros dos casos que no son conocidos; dos testimonios por violación que acusan a funcionarios de la 51° Comisaría, y cuyas víctimas serían menores de edad. Estas ya están en conocimiento del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), organismo que confirmó las denuncias y manifestó su preocupación al respecto.

Lo que se sabe sobre los dos nuevos casos

Este medio conoció un segundo y tercer caso de acusaciones de abusos sexuales por parte de la 51° Comisaría y según pudo comprobar, el INDH se encuentra recabando información. Distintas personas que siguen los casos confirmaron a INTERFERENCIA que el organismo púlico ya concurrió a la comisaría y se encuentra haciendo indagaciones respecto a las denuncias de los menores. 

Este periódico digital solicitó una versión oficial en la Comisaría in situ -en torno a las 1:00 am- respecto de las acusaciones de abuso sexual. Un funcionario -cuyo grado era cabo primero- se disponía a contestar, pero fue interrumpido bruscamente por otro carabinero de mayor edad, equipado con un chaleco antibalas, que dio la orden de no responder a ninguna indagatoria a menos de que la consulta fuera hecha por abogados de derechos humanos. Luego se retiró de la oficina y se subió al carro policial que seguía con el motor encendido en el estacionamiento.

Una hora después, INTERFERENCIA se contactó nuevamente con la Comisaría, esta vez vía telefónica, para solicitar el nombre del funcionario policial a cargo del recinto. El operador contestó que quien desempeñaba estas funciones "era el coronel Rojas"; sin embargo, cuando fue consultado por el nombre completo del coronel, el carabinero cortó el teléfono. La 51° Comisaría no volvió a atender su línea fija.

Al cierre de esta edición no fue posible confirmar la existencia de un coronel Rojas a cargo de esta Comisaría ni de la Prefectura Santiago Rinconada (a cargo del teniente coronel Mario Cárdenas, al menos hasta abril), la que funciona en el segundo piso de las instalaciones de la 51°, y que tiene el mando de la 11° de Lo Espejo, 25° de Maipú, 34° de Vista Alegre, 51° de Pedro Aguirre Cerda y 52° de Rinconada de Maipú.

Desde las 18:52 horas se le escribió y llamó por teléfono al Departamento de Comunicaciones de Carabineros para consultar sobre las denuncias de violación a menores en este recinto policial, sin obtener respuesta hasta el cierre de esta edición. 

El antecedente del caso de Maureira

Por medio de un video publicado por el canal comunitario Señal 3 La Victoria Josué Maureira denunció haber sido objeto de torturas y abuso sexual por parte de carabineros en la 51° Comisaría de Pedro Aguirre Cerda. En el relato detalló tanto los abusos que sufrió por parte de efectivos policiales como las circunstancias en que habría sido detenido. 

De acuerdo al testimonio, Maureira se dirigió a las inmediaciones de un supermercado Santa Isabel -saqueado previamente- luego de oír a la distancia gritos de auxilio. Al escuchar que una persona gritaba "se va a morir" y "me están matando", Josué Maureira, estudiante de medicina en la Universidad Católica, entró al negocio vandalizado. 

Una vez ahí y sin lograr dar con la persona que pedía auxilio, el estudiante fue alertado de la presencia de carabineros en el lugar, quienes lo encontraron y detuvieron en medio de golpes con la luma, según su acusación. 

Inconsciente después de repetidos golpes en la cabeza, Maureira indicó que fue trasladado hasta la 51° Comisaría, donde continuó siendo agredido. Ahí acusó que fue insultado repetidas veces por su orientación homosexual y el color de sus uñas por al menos dos efectivos, los que el jóven identificó como los carabineros Marcos Valenzuela y Luna Huelche.

Luego, según su testimonio, fue llevado a un lugar alejado de la Comisaría, donde recibió amenazas de muerte por un efectivo sin identificación. "¿Qué pasa si apago la cámara y te mato?", le dijo, según relató Maurerira. Posterior a estos hechos, los efectivos lo trasladaron nuevamente a la 51° Comisaría, donde dos funcionarios lo sujetaron para que un tercero abusara sexualmente del estudiante con una luma.

Denuncias contra Carabineros por violencia sexual en ascenso

A las 22:00 horas de este sábado, el INDH publicó el recuento y desglose de sus 80 acciones judiciales interpuestas a partir del 17 de octubre, fecha en que se invocó por parte del presidente Sebastián Piñera la Ley de Seguridad del Estado.

De estas acciones judiciales, 15 corresponden a querellas por violencia sexual, que incluyen "desnudamientos, amenazas y tocaciones", sin incluir hasta el momento casos de violaciones. Quedan, entonces, de momento, fuera las denuncias de violación a menores por Carabineros de la 51° Comisaría.

Cuatro horas después del recuento comenzó a circular por redes una nueva denuncia por violación ocurrida en Santiago Centro, a cuadras de La Moneda. Acompañado por funcionarias del INDH que tomaban los antecedentes del caso, un individuo declaró haber sido torturado y violado por Carabineros, solicitando en el registro la divulgación de su testimonio con el fin de hacer justicia.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Ahora el "joven gay estudiante de medicina" anda fondeado después de su GRAN MENTIRA!!!!

hola me interesa recibir notificaciones de su diario electronico. gracias

Añadir nuevo comentario