Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 24 de noviembre de 2020
Gas CS

Estudio científico revela que ciclos menstruales se ven afectados luego de exposiciones intensas a lacrimógenas

Diego Ortiz
Lissette Fossa

carabineras-7.jpg

Carabineros asegura que sus funcionarias no han reportado estos problemas
Carabineros asegura que sus funcionarias no han reportado estos problemas

Esto podría explicarse por una disfunción molecular a raíz de una disminución de los niveles de oxígeno en la sangre por la presencia de cianuro. El estrés postraumático en el uso de las lacrimógenas también puede jugar un rol en las alteraciones menstruales. Existen testimonios de este efecto en India, Estados Unidos, Francia y –ahora– en Chile.

“Utilizando datos a partir de un estudio transversal sobre la salud de manifestantes del movimiento Chalecos Amarillos en Francia, examinamos la relación entre la exposición al gas lacrimógeno y el ciclo menstrual en mujeres manifestantes”, se explica en la investigación científica realizada por el doctor en biología molecular, Alexander Samuel; y las y los doctores en psicología, Yara Mahfud, Elif Çelebi y Jais Adam-Troian.

“Análisis sugieren un vínculo positivo entre exposición [al gas] y perturbaciones del ciclo menstrual”, indica el estudio. A las conclusiones de la investigación se suman testimonios de manifestantes recabados por medios en India, Estados Unidos, Francia y –ahora– en Chile. (Revisar acá el estudio en ingles The link between CS gas exposure and menstrual cycle issues among female Yellow Vest protesters in France).

El estudio llegó a aquella conclusión luego de examinar los casos de 145 manifestantes del movimiento en Francia, aunque aseguran que se requiere de mayor investigación al ser hallazgos preliminares. Esto, dado que podrían manifestarse alteraciones en la menstruación a causa del estrés al que se someten los manifestantes cuando son gaseados, sin saberse aún en qué medida se ve afectado el ciclo menstrual por el gas CS y/o por el sometimiento a estrés.

“Las lacrimógenas podrían afectar el ciclo menstrual a través de una disfunción molecular a raíz de una disminución de los niveles de oxígeno en la sangre (una consecuencia del incremento de cianuro en los niveles de la sangre)”, se explica en la investigación. Cabe destacar que un estudio francés publicado por INTERFERENCIA comprobó que el gas CS, una vez metabolizado en el organismo, genera cianuro en la sangre; un químico altamente tóxico. (Revisar acá el artículo de este medio, Investigación científica francesa concluye que componente presente en lacrimógenas de Carabineros produce cianuro en el organismo).

Actualmente, el trabajo de los científicos se encuentra en evaluación por parte de la revista científica Women’s Health Issues, creada en 1990, pero ya se encuentra publicada –y bajo revisión no oficial– en el sitio de preevaluación científica medRxiv, creado para discutir trabajos relativos a la medicina que aún se encuentran en estudio. En paralelo, según se puede leer en el estudio, la Universidad de Minnesota inició una investigación similar, enfocada en discutir si las lacrimógenas afectan el ciclo menstrual de manifestantes. (Revisar acá el estudio disponible en medrxiv.org junto a los comentarios que ha originado).

A la investigación se le suman múltiples testimonios de mujeres cuyo ciclo menstrual se ha visto afectado luego de tener contacto con lacrimógenas, siendo publicados por medios en India y Estados Unidos. El estallido social gatillado en Chile el 18 de octubre de 2019 también dejó mujeres afectadas, de quienes INTERFERENCIA obtuvo testimonios de primera mano.

Incremento notorio de dolor, flujo y duración de la menstruación; atrasos y múltiples ciclos en uno

“Me llegó la regla poco después del estallido social [18 de octubre de 2019]. Desde ahí en adelante estuve casi todos los días en Plaza Italia, hasta que uno de esos días me llegó de nuevo”, cuenta Juana, cuya identidad será mantenida en reserva. “Me dolió mucho, como no me había dolido en mucho tiempo; porque yo tomo pastillas, entonces básicamente no me duele casi nada normalmente”, explica. Ella agrega que el sangrado fue evidentemente superior a lo normal; experimentando también una duración inusualmente larga de su menstruación.

Patricia –a quien también se le ha cambiado el nombre para proteger su identidad-  acudió a una manifestaciones de forma sostenida durante el estallido, pero asegura haber tenido contacto intenso con el gas en tres ocasiones; en las cuales además de experimentar lagrimeo intenso y ardor comenzó a toser, sintiendo molestias en el pecho.

"Me pasó que [la menstruación] fue con harto dolor, muy sensible emocionalmente y con más flujo", indica, siendo este último detalle evidente dado que Patricia asegura jamás mancharse a la hora de menstruar, cosa que en esta ocasión sí ocurrió. 

Los casos de Juana y Patricia son solamente dos de un total de siete a los que tuvo acceso este medio. Todos los relatos describen irregularidades similares en su ciclo menstrual luego de contacto intenso con gases lacrimógenos, incluídos dolores agudos, aumento de flujo y duración, atrasos y adelantamientos de la menstruación.

En tanto, INTERFERENCIA también conversó con otras ocho mujeres que participaron de manifestaciones y estuvieron en contacto directo con gases lacrimógenos, quienes no recuerdan haber sufrido ningún tipo de irregularidad en su ciclo menstrual.

Pero Chile no es el único país donde se disparan y lanzan lacrimógenas con gas CS. En India, luego de protestas estudiantiles, la policía también utilizó este armamento con el gas acusado de provocar cianuro en el organismo, y, como una de las posibles consecuencias de esto, alteración al ciclo menstrual.

“Estábamos en el camino Mata Mandir como parte de una protesta silenciosa organizada por nuestro departamento. Ahí es cuando vimos a los policías embestir en nuestra dirección”, relata Tanya, estudiante de derecho en India al medio Feminism In India. Según explica el artículo, luego de recibir lacrimógenas a una distancia de cinco metros durante diciembre del 2019, el ciclo menstrual de Tanya se atrasó en 20 días. (Revisar acá el artículo en ingles ‘They Fired At Us From Barely Five Metres Away’: Protesters Complain Of Menstrual Irregularities After Tear Gas Attacks).

En el mismo artículo también se relata la experiencia de Taslima, una estudiante de 22 años de la Universidad Musulmana Aligarh. “Ese mes, recuerdo haber tenido dolorosos calambres durante el tiempo en que mi ciclo debía comenzar, como si fuese a sangrar en cualquier momento. Pero esto persistió durante 8-10 días antes de que mi ciclo menstrual finalmente comenzara”, relató.

Según relata a la revista Teen Vogue –versión juvenil de la revista Vogue– Charlie Stewart estuvo en contacto con gases lacrimógenos en cuatro oportunidades el 30 de mayo de 2020. Poco tiempo después, Stewart no podría levantarse a trabajar. “Comencé a sentir muchos calambres”, explica, los cuales cataloga como los peores que ha experimentado. El ciclo menstrual de Stewart había terminado la semana anterior, pero aún así, comenzó a sangrar a las pocas horas de sentir los dolores. (Revisar acá el artículo en inglés Protesters Say Tear Gas Caused Them to Get Their Period Multiple Times in a Month).

INTERFERENCIA contactó al departamento de comunicaciones de Carabineros de Chile para consultar si han existido denuncias por parte de funcionarias de la institución que hayan manifestado alteraciones de su ciclo menstrual, así como también para saber si existen estudios o documentación al interior de la policía que den cuenta de este posible efecto de los gases lacrimógenos.

La institución contestó que "por el momento no se tiene conocimiento, ni existen casos de funcionarias afectadas por los efectos del gas en su periodo menstrual". A su vez, respecto a la consulta de estudios sobre impactos a la salud de lacrimógenas relativos a la afectación de la menstruación, desde comunicaciones indicaron que "al no existir casos en estudios o denuncias, tampoco se cuenta con estudios al respecto".

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Hola. Gracias por sus informaciones.

Añadir nuevo comentario