Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 19 de abril de 2021
Carabineros

General Monrás Álvarez también presta servicios a Chiletabacos y ordena a comisarías resguardar transporte de cigarrillos

Laura Landaeta

carabineros

Enrique Monrás.
Enrique Monrás.

En agosto el jefe zonal de Santiago Oeste solicitó a los funcionarios realizar labores permanentes de vigilancia y seguimiento de camiones de la tabacalera, entregando incluso una hoja Excel con las rutas y horarios de traslados, mientras un suboficial debe permanecer ocho horas al día en la central de monitoreo de la empresa.

El escándalo que provocó la revelación de que el general Enrique Bassaletti habría realizado servicios de protección para los camiones de la compañía Chiletabacos, poniendo a disposición a varios funcionarios de Carabineros, esta vez salpica a otra zona de la capital y a otro general.

Según consta en un documento interno obtenido por nuestro medio, con fecha lunes 10 de agosto de este año el Departamento de Operaciones de la Zona Santiago Oeste, a cargo del general Enrique Monrás Álvarez, despachó el Plan de Servicio Nº 17-2020. En el escrito, enviado a todas las dependencias territoriales del poniente de la capital, se instruye el “Plan de operaciones para la intervención preventiva y visualización de Carabineros de Chile se orienta a la persecución criminal e inteligente para detener a individuos dedicados al robo de vehículos de transporte y distribución de cigarrillos en el área de operaciones de la zona Santiago Oeste”.

Con el argumento de proteger los camiones de este delito, se les asignan a funcionarios en servicio la labor de protección y seguimiento de los vehículos, indicando que “serán las propias reparticiones las responsables de los resultados policiales obtenidos, debiendo ser evaluadas por el prefecto y comisario a la hora de su ejecución”.

INTERFERENCIA tuvo acceso a la circular interna número 119894874 en la que la mayor Sonia Flores Rubio, jefa de 45ª Comisaría de Cerro Navia, entrega a los Carabineros de su sector el instructivo para que resguarden el curso de los camiones de la empresa, protejan la mercadería e identifiquen a quienes intenten robar el contenido de los vehículos.

El plan delineado por el departamento del general Monrás Álvarez, y transmitidos a las comisarias, dispone los servicios policiales para la intervención preventiva orientadas a la persecución y detención de sujetos dedicados al robo de vehículos distribuidores de cigarrillo. Pero en la práctica se trata de una labor de seguridad privada por parte de una institución pública destinada a labores de protección ciudadana y no a la de empresas privadas.

Se trata de una nueva arista del llamado caso Chiletabacos, cuando INTERFERENCIA dio a conocer antecedentes de estas prácticas por parte del general Enrique Bassaletti, el jefe de la Zona Santiago Este, quien además percibía ingresos económicos fuera de la institución por estas labores. En el caso de Monrás Álvarez no hay, hasta ahora, antecedentes de pagos irregulares. Tampoco hay antecedentes que en otros rubros -como el transporte de carnes, bebidas o de valores- Carabineros despliegue sus servicios para protegerlos.

El documento señala, por ejemplo, que “la patrulla compuesta por el Suboficial Mayor de Carabineros Albornoz y el personal a su cargo asumirá como jefe de equipo occidente, para lo cual deberá darse al aire por la Cenco a fin de mantener contacto directo con el P.N.I. de la prefectura Rinconada, el cual se mantiene en la central de monitorios ‘B.A.T.’”.

Es decir, a través de la Central de Comunicaciones de Carabineros (Cenco) la patrulla estará comunicada con un suboficial (Personal de Nombramiento Institucional, P.N.I.) que se encuentra a su vez en la central de comunicaciones de la British American Tobacco (BAT), la compañía multinacional que adquirió a Chiletabacos en 2009.

Según un reportaje de Ciper publicado en julio, BAT Chile controla 94% del mercado de cigarrillos del país y tuvo durante los meses más álgidos de la cuarentena un trato de empresa esencial, como los supermercados, lo que le permitió su funcionamiento normal. 

El trabajo de los carabineros destinados al resguardo del transporte de cigarrillos es, según se desprende del documento, una labor de jornada completa y dedicación casi exclusiva.

El trabajo de los carabineros destinados al resguardo del transporte de cigarrillos es, según se desprende del documento, una labor de jornada completa y dedicación casi exclusiva. “Dicho servicio se mantendrá desde las 07.30 horas a las 15.30 horas, pudiendo suspenderse exclusivamente por disposición del mando de la repartición ante situación de mayor prioridad”, señala el instructivo interno.

Además, el plan señala que el subprefecto en coordinación con el departamento de seguridad de la tabacalera, a cargo de un ex coronel de Carabineros, dispondrá en forma oportuna de los horarios y rutas de los camiones. Si por alguna circunstancia la policía uniformada no puede prestar un determinado día el servicio, el transporte de cigarrillos incluso podrá ser cambiados de fecha y horario. Es decir, si no hay resguardo, no salen.

Con total autoridad, el plan señala además que “las unidades sólo disponibilizarán recursos para este servicio cuando se vea involucrados su propio sector jurisdiccional, toda vez que se conforma se aprecia en la planificación semanal, no todos los días hay actividades de distribución en cada una de las comunas dependientes de esta repartición”.

¿Nuevo golpe al nuevo alto mando?

El Plan de Servicio Nº 17-2020 del Departamento de Operaciones de la Zona Santiago Oeste no consigna una fecha de término para este servicio, por lo cual desde agosto de 2020 se ha convertido en una más de las labores permanentes que los Carabineros deben asumir.  En otras palabras, el servicio de escolta y monitoreo de los camiones de BAT Chile parece ser una parte permanente de su estrategia de seguridad, al igual como ocurre en la Zona Este bajo el mando del general Bassaletti.

Tras conocerse los servicios que este último ha prestado a la tabacalera, el General Director Mario Rozas habría decidido sacarlo de la lista del nuevo alto mando, lo que podría forzar su jubilación de Carabineros. El hecho de que Monrás Álvarez está involucrado en prácticas similares podría dilatar aún más la confección del nuevo alto mando, el que se viene postergando desde el 26 de octubre. Según fuentes internas de la policía, el nombre del jefe de la Zona Oeste sonaba fuerte para asumir un rol más protagónico en la institución, sobre todo después de ganarse la fama de un policía rudo cuando hace poco más de un mes disparó contra delincuentes que intentaban robar un vehículo en Quilicura mientras se encontraba de servicio, deteniendo él mismo a dos de los cuatro asaltantes.

Artículos relacionados

Indagan a General de Carabineros Enrique Bassaletti por realizar servicios pagados para Chiletabacos

Alto Mando habría amparado labor de general Bassaletti en Chiletabacos

Contraloría investigará servicios laborales del general Bassaletti en Chiletabacos

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Chiletabacos tenia una sucursal dentro de los pacos. Que lindo!

Añadir nuevo comentario