Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 28 de mayo de 2020
Debiese ser en marzo

La comedia política de equivocaciones que hay en torno al ‘Rock en Conce’ (REC) que lo tiene en 'veremos' y a contrarreloj

Maximiliano Alarcón G.

rec_festival.jpeg

Foto: Rock en Conce
Foto: Rock en Conce

El evento en 2019 recaudó $955 millones para la economía local, sólo con $300 millones de inversión estatal. Pero después de un informe de Carabineros que temía por “grupos antisistémicos”, las autoridades improvisaron medidas respecto de dónde hacerlo, acicateadas por los miedos en torno a las elecciones municipales de 2020.

El 7 de marzo de 2015 se llevó a cabo la primera versión del festival de música Rock en Conce (REC). Desde entonces el concierto, gratuito y al aire libre, se fue repitiendo cada año sin mayores problemas, llevando hasta la capital de la Región del Bío Bío a artistas de renombre, por ejemplo, Fito Páez, The Cardigans o Primal Scream. Incluso, según datos del gobierno regional, en 2019 las ganancias triplicaron la inversión, generando ingresos para la ciudad por $955 millones a partir de los $300 millones del presupuesto público considerado para el año pasado, lo que benefició fundamentalmente al comercio local.

De cara a su sexta versión, y pese a que hay $350 millones aprobados por el Consejo Regional, aún no hay certezas de que el evento se concrete, puesto que aún no existe ni fecha ni lugar establecido para montar el REC.

En su lugar, el espectáculo lo protagonizan por estos días los principales representantes políticos de la zona: el alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz (DC) con el intendente, Sergio Giacaman (UDI). El primero es hijo del diputado falangista, José Miguel Ortiz, mientras que el segundo es el principal representante de la presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe, en la zona. 

El REC se empezó a desmoronar el 9 de enero, cuando un periodista del medio local Sabes.cl publicó en Twitter un informe de Carabineros que rechazaba realizar el REC en el Parque Bicentenario, ubicado en la costanera del Río Bío Bío. Este documento fue solicitado por la Gobernación de la Provincia de Concepción, cuyo representante es Robert Contreras, militante de Renovación Nacional.

“El lugar establecido para el desarrollo de la actividad, por ser un espacio abierto, presenta un alto riesgo para los asistentes, debido a que los individuos desconocidos o antisistémicos que puedan concurrir a la actividad, generen en forma espontánea desórdenes graves o alteraciones al orden público en el lugar”, dice parte de las conclusiones del informe de la policía uniformada.

Además del temor de no poder controlar a los “grupos antisistémicos”, Carabineros argumentó que el REC podría generar problemas para el tránsito vehícular y peatonal.

Pero este documento no era el conflicto real para la Intendencia de la Región del Bío Bío.

Según periodistas de la zona que conversaron con INTERFERENCIA, cuando en un punto de prensa se le consultó sobre el informe al intendente Giacaman, éste no tenía idea de su existencia. Entonces quedó en evidencia el poco control de la máxima autoridad de la región por sobre la gobernación provincial, organismo que está por debajo de su jerarquía.

Lo que se comenta en Concepción es que el documento se habría filtrado por una pelea interna de Chile Vamos con tal de afectar a Sergio Giacaman, puesto que una vez que se conoció públicamente, se dio por hecho que el REC no se podía realizar en el Parque Bicentenario, por lo tanto no había otra opción que buscar una alternativa en dónde montar el espectáculo, dejando off side al mandamás regional.

Los incomprensibles movimientos del alcalde

El 25 de octubre de este año hay elecciones municipales y este factor también entró en la teleserie del REC. 

En Concepción se rumoreaba que la senadora y presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe, había encomendado a su delfín Giacaman el traslado del REC de Concepción a Los Ángeles o Talcahuano, para así evitar que el alcalde de la capital penquista, Álvaro Ortiz (DC), pudiera sacar réditos políticos del festival de cara a las municipales. Esto, tomando en cuenta que el demócratacristiano ya ganó las elecciones de 2012 y 2016 por amplios márgenes a los candidatos de la UDI.

Si bien este dato fue comentado a INTERFERENCIA también por un militante UDI allegado al ex diputado Jorge Ulloa, no fue posible confirmarlo con cercanos a la senadora. Pero de todas formas, después del informe de Carabineros, la idea de un complot en su contra comenzó a hacer ruido en la cabeza del alcalde y comenzó a mover sus piezas.

El mismo día del documento de la policía, Ortiz inició una campaña a través de las redes de la municipalidad en la que distintos músicos de la zona -entre ellos el baterista de Los Bunkers, Mauricio Basualto- en la que llamaban a mantener el REC en la comuna de Concepción, como siempre había sido. Como alternativa, el Municipio ofreció el estadio Ester Roa Rebolledo.

Paralelamente el jefe comunal, quien además es miembro del directorio de la Universidad de Concepción, contactó al rector de dicha casa de estudios, Carlos Saavedra, para ver la posibilidad de instalar el festival en el campus.

Esto enredó aún más las cosas.

En un principio, la autoridad universitaria dio el visto bueno siempre y cuando se cumplieran ciertas condiciones de seguridad, pero la reacción política fue improvisada. En un punto de prensa realizado el 15 de enero, el intendente anunció que el REC se llevaría a cabo en la Universidad de Concepción y horas más tarde el alcalde hizo lo mismo desde el Municipio.

Aunque según periodistas de la zona que cubrieron esta intriga, la universidad nunca fue informada de los comunicados edilicios y se enteraron por la prensa. Esto llevó a la larga que la opción se cayera por parte de las autoridades del plantel educativo.

El escenario actualmente es que se espera un nuevo informe de Carabineros para ver la factibilidad de realizar el REC en el Parque Bicentenario, como ha sido en sus versiones anteriores, pero el tiempo juega en contra.

La Intendencia quiere realizar el evento antes del 8 de marzo (Día Internacional de la Mujer), considerando el actual momento político-social del país, pero esto resulta complejo considerando que aún no se lleva a cabo la licitación del festival, proceso que tardaría al menos 20 días.

Además, aún pesa el escenario municipal. Fuentes edilicias dijeron a INTERFERENCIA que si bien no es determinante, saben que el REC es un activo político para el alcalde, por tanto es importante mantenerlo en Concepción. En tanto, fuentes del gobierno regional señalaron a nuestro medio que podría “verse mal en Santiago” que Ortiz sea demasiado protagonista en el festival.

En el lado artístico, la única banda confirmada para el Rock en Conce son los emergentes Cetáceos, banda que ganó un proceso de las Escuelas de Rock del Ministerio de Cultura. En tanto, uno de los nombres que sonaba fuerte antes de todo el conflicto eran los británicos de Suede, quienes vendrán al Teatro Caupolicán en Santiago el próximo 12 de marzo, concierto a cargo de la productora Sono, la misma que realizó el REC 2019 y que en los REC anteriores fue proveedora de la ficha técnica.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario