Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 10 de diciembre de 2019
Error del SML

No era NN: cuerpo de Kayser con fragmentos metálicos corresponde a víctima ya identificada

Nicolás Massai D.
Diego Ortiz

El Servicio Médico Legal confundió las autopsias en su reporte a la Fiscalía. Sin embargo, el pasado 6 de noviembre, la entidad forense reconoció que el cuerpo con fragmentos metálicos en su muslo izquierdo en realidad corresponde a Andrés Ponce Ponce.

La semana pasada INTERFERENCIA publicó un artículo titulado Una de las víctimas del incendio de Kayser sufrió lesión pocas horas antes de aparecer calcinado, el cual ahondó en varias situaciones extrañas en torno a la muerte de las cinco personas calcinadas en esa fábrica. 

Esta nota informó que el fiscal Xavier Armendáriz dijo a los familiares que el único cuerpo no identificado presentaba una lesión en el pie de una data de 8 a 12 horas antes del siniestro. También, en la publicación, se indicó que ese cuerpo presentó fragmentos metálicos en el muslo izquierdo, conforme la autopsia del Servicio Médico Legal (SML), materia en la cual la entidad no indagó. 

Ambos datos llevaban a pensar que las lesiones y los fragmentos correspondían a un mismo cuerpo; el del único NN de entre los cinco calcinados de Kayser. Pero no era así.

Conforme a la documentación original del SML, el cuerpo que presenta fragmentos metálicos en su muslo izquierdo en realidad corresponde a Andrés Ponce Ponce, de 38 años; y no a la víctima que todavía no ha sido reconocida. Esto fue confirmado por el SML al fiscal José Morales el pasado 6 de noviembre, mediante una circular ordinaria. 

Hasta el momento no se ha podido establecer si las lesiones en el pie a las que refería Armendáriz corresponden efectivamente al cuerpo NN o se trata del cuerpo de Ponce.

¿Cómo fue posible que ocurriera este cruce erróneo de información? Todas las miradas recaen nuevamente sobre el SML, que catalogó como cuerpo "NN" –y así se lo indicó al Ministerio Público– a una persona que ya había sido identificada con su nombre y apellido días antes por el laboratorio del mismo organismo.

La cronología de los hechos

El 22 de octubre pasado, la Unidad de Genética Forense del Departamento de Laboratorios del SML recibió exámenes de ADN de dos familiares de Andrés Ponce; su madre y su hija. Como resultado de esta toma de muestras, el 24 de octubre, la misma unidad llegó a la conclusión que había un 99,9% de coincidencia de que el fallecido tuviera compatibilidad genética con la sangre de estas dos personas. En términos simples, para esa fecha ya se había identificado al cadáver.

Dos días después de ese hecho, el 26 de octubre, el médico legista Germán Tapia Coppa, jefe del departamento de Tanatología, remitió a la Fiscalía Centro Norte la autopsia de un cadáver "NN", sin identificar.

Recién el pasado 6 de noviembre –mismo día que INTERFERENCIA publicó las dudas que recaían sobre las afirmaciones del fiscal Xavier Armendáriz ante los familiares de las víctimas– el SML le indicó al fiscal José Morales que la autopsia del supuesto "NN" en realidad pertenecía a Andrés Ponce Ponce.

El error del Servicio Médico Legal coincide con la tardanza que tuvieron las autoridades para entregarle la autopsia a los familiares de Ponce. De hecho, Guillermo Coronado, primo de la víctima, puso un reclamo en las dependencias del SML el pasado 4 de noviembre bajo este mismo argumento. Recién el pasado 8 de noviembre recibieron el documento, que ya no era catalogado por el organismo forense como “NN” sino que como su familiar. 

INTERFERENCIA le consultó al fiscal que investiga el incendio en la fábrica Kayser, José Morales, si es que en un comienzo, cuando les remitieron las autopsias, habían dos cadáveres sin identificar. Morales indicó que “cuando se remitió la autopsia [de Andrés Ponce] estaba pendiente la identificación del SML, porque los exámenes de ADN no tenían resultados aún”. 

Este medio le indicó al persecutor que, según el laboratorio del mismo SML, el cuerpo ya había sido identificado el 24 de octubre, dos días antes de que se le hiciera llegar la autopsia al Ministerio Público, por lo que no se entendía el error del organismo forense de catalogar al cadáver como “NN”. El fiscal dijo que no tenía más comentarios al respecto.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Valiosa información

Añadir nuevo comentario