Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 28 de mayo de 2020
¿El fin del piñerismo?

Oposición desde la derecha deja a Piñera cada vez más solo

Victor Herrero A.

piñera

Fotografía: Sebastián Piñera (Flickr)
Fotografía: Sebastián Piñera (Flickr)

En el llamado "súper lunes" varios políticos de derecha abandonaron al mandatario, entre ellos José Antonio Kast y Andrés Allamand.

El llamado “súper lunes” se convirtió en una súper pesadilla para el Presidente Sebastián Piñera. Y no tanto por lo que sucedió en las calles, sino por la avalancha de críticas provenientes desde su propio sector político.

Ayer el líder del Partido Republicano y ex diputado de la UDI, José Antonio Kast, concurrió a La Moneda para entregar una carta dirigida al mandatario. En la misiva acusó que ha pasado más de un mes desde que pidieron una cita formal con el Presidente sin recibir respuesta.

Poco después, usando su cuenta de Twitter, Kast se declaró oficialmente como opositor de La Moneda. “Como Partido nos duele ser oposición al gobierno que ayudamos a elegir, pero nos duele mucho más el daño que la izquierda le está haciendo a Chile con ayuda de este gobierno”.

“La promesa de tiempos mejores ha sido un fraude monumental, y en vez de progreso y seguridad, en los dos años de su gobierno se ha sufrido un enorme retroceso económico, social, institucional y político para el país”, se afirmaba en la carta entregada a La Moneda.

Para dejar las cosas claras, el movimiento derechista de Kast aseguró estar “oficialmente” en oposición al gobierno. “Rechazamos el itinerario constitucional que usted ha definido como solución a los problemas de Chile y (que) su gobierno ha promovido como respuesta a la crisis de la violencia que vive Chile”, se afirma en la misiva.

El llamado de José Antonio Kast podría interpretarse como una pataleta de la ultra derecha si no fuera por otros acontecimientos. La salida del gobierno de la ministra de Educación, Marcela Cubillos, por estar disconforme con la postura supuestamente ‘tibia’ del Presidente Piñera, acentuó la creciente soledad política del mandatario.

“En el gobierno sabían que frente a los debates que se vienen yo no soy neutral y quería tener la libertad para poder participar”, aseguró la ex ministra en una entrevista. En otras palabras, no podía seguir siendo parte de una administración que se mantuviera neutral frente al plebiscito del 26 de abril.

Su actual marido, el senador Andrés Allamand (RN), salió rápidamente a respaldar y aclarar su visión. “En la centroderecha estamos disconformes con la manera en que el gobierno ha abordado el tema del orden público”, afirmó en una entrevista al diario La Segunda. “Hay que tener una actitud general de mucha mayor firmeza, hay que respaldar con fuerza a Carabineros e Investigaciones”.

Durante los dos meses de verano, Allamand y un grupo de políticos de derecha estuvieron conjurando distintos escenarios para tratar de doblegar al Presidente Piñera, pero sin lograr su objetivo. En un nuevo intento por impactar al gobierno, el lunes Allamand aseguró al diario La Segunda que “el ministro Blumel es el principal responsable político del orden público, en consecuencia sobre él recae la obligación de producir un giro en el manejo del tema, que es lo que está solicitando la inmensa mayoría de la ciudadanía”.

Y el eterno mandamás y gran financista de RN, Carlos Larraín, contribuyó a la presión. “Esta situación tiene una salida política que consiste en que el gobierno recapture el voto de derecha habitual que siempre alcanzaba el 40% de la votación. Y eso se consigue desconfiando de la izquierda y confiando en los propios”, afirmó en una entrevista.

Piñera conjura marzo

Hace dos meses que muchos chilenos se vienen preguntando cómo se viene este mes de marzo en el marco del estallido social. Curiosamente ha sido el propio presidente Piñera quien ha avivado la fogata.

 “A veces no es solamente la voluntad de los hombres de abusar, sino que también la posición de las mujeres de ser abusadas. Tenemos que corregir al que abusa y también tenemos que decirle a la persona abusada que no puede permitir que eso ocurra y que la sociedad entera la va ayudar y respaldar en denunciar, y en evitar que esos hechos sigan ocurriendo”, aseguró el mandatario el lunes 2 marzo en la promulgación de la Ley Gabriela, calentando los ánimos con vistas al 8 de marzo, el Día de la Mujer.

La frase del Presidente ni siquiera pasó desapercibida en la derecha extrema. “Presidente: la culpa no es de las mujeres, sino de aquellos que las matan, violan, golpean o abusan de ellas. Nuevamente, una declaración inaceptable”, escribió a los pocos minutos en su cuenta de Twitter José Antonio Kast.

Así las cosas, marzo se viene difícil para Piñera. Con sus aliados políticos no sólo abandonado el barco, sino que criticándolo, el reloj de arena va en contra de sus aspiraciones más inmediatas de terminar su mandato en dos años más.

Y es que a estas alturas, sus mayores opositores están en la propia derecha.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Estoy interesado.

Tanto micrófono a Kast Es un gusano Piñera es penca, pero al menos es el Presidente Los otros unos matones que solo quieren sangre y están azuzando Cuidado a quien se le da importancia y voz Porque esto no se trata de la izquierda, se trata del pueblo de Chile al que están hiriendo gravemente,. Se está construyendo la historia.

Kast, Allamand, cubillos...son solo algunas ratas abandonando el barco que se hunde...el de su gobierno inepto, violador de de.hh

No es un misterio los conflictos que han tenido en el pasado Piñera y Allamand, este último un político que se ha transformado en el sempiterno aspirante a La Moneda. Además, era de esperar que si su segunda esposa tuvo una desavenencia con su jefe, él la apoyaría... se aman vehementemente. Por otra parte Kast fue candidato en la última elección. En definitiva, aprovechar la coyuntura para derrocarlo es sinónimo de: A Rey muerto Rey puesto, y este par de príncipes vaya que quieren el trono. Otra historia de monarquías, pero sin sangre azul, aunque ellos así se lo crean. Por último Carlos Larraín, el más vehemente de todos: “vehementĭa" integrado el vocablo por el prefijo “ve” que puede traducirse como lo que está fuera o alejado, y “mens” en el sentido de “mente”, es decir, se aplica a quien no actúa en forma totalmente racional,

Añadir nuevo comentario