Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 6 de diciembre de 2019
Designados a nombre de Corfo

Osorno: La responsabilidad de los directores piñeristas en la controladora de Essal

Nicolás Massai D.

mayol_y_rojas_directores_de_aguas_andinas.jpeg

Mauricio Rojas y Luis Mayol, cercanos a Sebastián Piñera, nombrados por Corfo como directores de Aguas Andinas
Mauricio Rojas y Luis Mayol, cercanos a Sebastián Piñera, nombrados por Corfo como directores de Aguas Andinas

Luis Mayol, ex intendente de la Araucanía, y Mauricio Rojas, ex ministro de Cultura, representan los intereses del Estado en el directorio de Aguas Andinas. Corfo tiene el 5% de esta sanitaria, la que -a su vez- es controladora y responsable de Essal, la empresa que tiene a Osorno sin agua desde hace más de una semana. Misma empresa que sufre un intenso fuego por parte del gobierno, el que no ha reparado en que hay hombres suyos en el directorio.

El 4 de abril de 2019 Aguas Andinas S.A. publicó su memoria anual respecto al ejercicio del año anterior. En este texto, la empresa afirmó que durante 2018 estaban proyectando sus inversiones “con criterios de sustentabilidad” y aseguró que se encontraba fortaleciendo el abastecimiento de agua potable en las regiones de Los Lagos y Los Ríos.

“Estas inversiones se realizaron, con la finalidad de otorgar robustez a la infraestructura y generar mayor resiliencia y autonomía para la operación de la compañía en caso de eventos extremos y de sequía”, informaba la sociedad anónima ante la Comisión para el Mercado Financiero.

Lo irónico del caso, es que faltaban pocos meses para que una de sus filiales, Essal, desatara una de las peores crisis de agua potable en lo últimos años, la que tiene a Osorno sin el servicio desde hace más de una semana y a los osorninos en pie de guerra, los que se movilizaron masivamente para protestar principalmente frente al edificio de la Gobernación y no frente a las oficinas de Essal.

Al tener esta crisis el potencial de golpear aún más la alicaída popularidad del gobierno, el presidente Sebastián Piñera y varios de sus ministros salieron rápidamente a condenar a Essal y recordar la potestad de caducarle la concesión. "Osorno ni ninguna otra ciudad de nuestro país se merece una empresa tan penquita como Essal”, declaró el subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios (UDI), en una seguidilla de declaraciones por el estilo.

Sin embargo, al gobierno se le pueden atribuir responsabilidades políticas en esta crisis, pues es dueño -a través de Corfo- del 5% de Aguas Andinas, la empresa controladora de Essal.

Dada esa propiedad, el gobierno -a través del Sistema de Empresas Públicas (SEP)- puso en el directorio de la empresa a dos directores como sus representantes, quienes se caracterizan por tener un fuerte perfil político y no técnico ni financiero: Luis Mayol, el ex intendente de la Araucanía, defenestrado de su cargo por sus responsabilidad política en la muerte de Camilo Catrillanca, y Mauricio Rojas, su suplente, quien tuvo que renunciar a ser ministro de Cultura, por sus polémicos dichos contra el Museo de la Memoria.

Qué hace Corfo en las sanitarias

La privatización de este sector productivo comenzó en 1998, bajo el gobierno concertacionista de Eduardo Frei Ruiz-Tagle. Tal como lo relata un artículo de El Mostrador, esta modalidad fue para aumentar la cobertura en el servicio, un objetivo que se cumplió con claridad para 2011.

En el diseño privatizador -apoyado ampliamente por la derecha y la izquierda parlamentaria de la época- las sanitarias pasaron a ser parte del sector empresarial privado, conservando el Estado una participación en las empresas resultantes de la partición de la antigua Emos, a través de Corfo, de entre 49% o 35%, dependiendo de criterios geográficos y de la realidad de cada empresa resultante. 

En esa época, el racicionio político decía que manteniendo a Corfo en el directorio como socio de las sanitarias privatizadas, el Estado podía gozar de una inversión segura y de relativamente alta rentabilidad, lo que le permitió recibir millonarios dividendos varios años. Además los activos del sector multiplicaron su valor, incrementando el patrimonio de esta agencia del Estado en el sector, por sobre incluso lo que tenía cuando era dueño de toda la propiedad.

También se argumentó en ese entonces que tener a directores de Corfo en los directorios de las sanitarias permitía al Estado cautelar el bien público principal, que es garantizar la provisión segura y eficiente del servicio a la ciudadanía. 

En 2011, bajo Piñera I, el entonces vicepresidente de Corfo, Hernán Cheyre, promovió el cambio de normativa, permitiendo que Corfo pudiera enajenar más participación, bajando el límite de su propiedad a un 5%, que es lo que hoy tiene, lo que le da derecho a un director titular y un suplente.

 Así, en abril de 2019, arribaron Luis Mayol y Mauricio Rojas como integrantes de la instancia más importante de la sociedad, donde comparten asiento con Guillermo Pickering, ex subsecretario del Interior durante el gobierno de Frei Ruiz-Tagle y el hombre que también está tras la administración de Essal.

Con la camiseta de Aguas Andinas -y no necesariamente con la de Corfo- Mayol salió a defender ayer a Pickering en entrevista con La Tercera, acusando que ha habido “un poquito de aprovechamiento político por la connotación que tiene Guillermo Pickering, que participó políticamente en gobiernos anteriores”.

Consultado por su situación ambivalente -por un lado como director de Aguas Andinas y por otro, como alguien cuya continuidad en el cargo depende del gobierno- Mayol indicó que "no tiene nada que ver los intereses que pueda tener el Estado a través de Corfo en Aguas Andinas con el rol que cumple el gobierno cautelando el bienestar de la población".

En ese sentido, señaló que no le parecen contradictorias las declaraciones de las autoridades contra Essal, emitidas desde el presidente Sebastián Piñera hacia abajo, pues responde a una "preocupación por las personas".

INTERFERENCIA también se contactó con Mauricio Rojas, el otro miembro del directorio de la sociedad anónima controladora de Essal -en nombre de los intereses del Estado- para consultarle si es que había alguna responsabilidad de ellos como integrantes de la instancia decisiva de Aguas Andinas. El ex ministro afirmó que no tenía "nada que comentar, eso lo hace la empresa, y al respecto no tengo nada que comentar".

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Excelente su trabajo periodìstico,necesitamos publicaciones de este tipo para difundir.Gracias.

Estimado señor Mayol: Grande fue el errror, la poblacion sufrio., y la incomodidad fue enorme. Pero conociendo su equipo esto NO volvera a ocurrir., Escribo dejnado claro que cuando usted haya pasado este eposodio debe, dar u fuerte y claro reconocimiento a todos aquellos trabajadores fowards, , que se desempeñaron en en callle y contratistas heroicos que con frio , privacionesa dieron mas de lo que el deber amerita por solucionar la situacion. Vayan para ellos las felicitcionesa de todos los chilenos, son los heroes anonimos de esta tragedia. }usted, Dios lo proteja, nadie se merece el escarnio perodoistico de esa manra por un error reconocidamente Humano. A>porvecho de informar que; no quiro nada de ustedes ni trabajo dfinero ni favor.SOLO, QUE SE ACUERDE CON FELICITAR USTED O QUIEN DESIGNE ESOS HEROES ANONIMOS QUE NADIE NUNCA VE.

Añadir nuevo comentario