Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 15 de octubre de 2019
Política y religión

Pastor Muñoz (RN): “Es lejana la idea de un partido evangélico”

Maximiliano Alarcón G.

hector_munoz_1.jpg

Seremi de Salud del Bío Bío
Seremi de Salud del Bío Bío

Héctor Muñoz es líder de la iglesia evangélica ‘Águilas de Jesús’ y Seremi de Salud en la región del Bío Bío. Asegura que políticamente sus fieles siguen las reglas de Renovación Nacional y no una doctrina propia. Por otro lado, rechaza la idea de que los ingresos de dinero de su iglesia sean transparentados, porque dice que son bajos.

Dentro de la bancada evangélica de Renovación Nacional, existe el subgrupo de las "Águilas de Jesús", representados por la diputada Francesca Muñoz, congresista por Concepción.

Esta iglesia con tintes de lote en la interna de RN, fue fundada en 2001 en la ciudad penquista por el esposo de la parlamentaria, Héctor Muñoz. Pertenecen al Consejo de Pastores de Concepción y se acercan a la idea pentecostal. Actualmente cuentan con cerca de 200 fieles a nivel nacional, concentrados en Concepción y Temuco. Llevan años trabajando en política universitaria y ahora extendieron, como informí INTERFERENCIA hace unos días, su actividad política a nivel de gobierno, de la mano del gobierno de Sebastián Piñera, lo que les ha traído conflictos en el Bío Bío.

Son una realidad, pero aún no se percibe claramente si son más iglesia o partido.

"Nosotros tenemos clara la separación de iglesia y Estado, pero sí existe una corriente en Chile de un sistema laicista extremo, dejando fuera a todas las opiniones cercanas a Dios".

En entrevista con INTERFERENCIA, Héctor Muñoz, pastor y seremi de Salud del Bío Bío, asegura que son actividades distintas. A nivel político señala que siguen la doctrina de Renovación Nacional y que la posibilidad de que exista un partido de evangélicos conservadores es aún lejana en Chile.

- ¿Por qué Águilas entra a la política?

- Más que nada nosotros tenemos clara la separación de iglesia y Estado, pero sí existe una corriente en Chile de un sistema laicista extremo, dejando fuera a todas las opiniones cercanas a Dios. El mundo cristiano, no solamente nosotros, siempre se ha marginado de los procesos electorales, durante muchos años se decía que la política era algo del diablo, pero las nuevas generaciones lo han ido cambiando. Estamos en pañales, aprendiendo a cómo hacerlo bien, pero vamos mejorando. Somos ciudadanos con nuestro legítimo derecho a mostrar nuestra cosmovisión. Chile se transformó en Estado laico para que la opinión de la iglesia no fuera vinculante, pero en ningún momento era con el objetivo de que una cosmovisión cristiana estuviera fuera de la opinión pública.

- ¿Cuáles son sus objetivos como movimiento político?

- Nuestra tienda política está definida, somos militantes de Renovación Nacional claramente definidos, así como hay evangélicos de la UDI, de la Democracia Cristiana o de izquierda. Hay amplia diversidad en el mundo evangélico y hay dos ideas: una es armar un partido político propio como ha ocurrido en Perú (Acción Cristiana), y otra es que las personas con motivación participen como independientes o de una estructura independiente. Nuestra tienda es Renovación Nacional porque nos identificamos con su declaración de principios y respetamos toda su normativa, sus reglas del juego. Nuestro ADN es claro, no trabajamos como ‘Águilas de Jesús’, sino que como militantes de Renovación Nacional.

- ¿Por qué los evangélicos más conservadores no arman un partido propio?

- La iglesia evangélica tiene que tener una independencia, puede apoyar a los candidatos más evangélicos, pero la iglesia como institución tiene que llegar a todos los grupos. Establecer un partido evangélico no se descarta de plano, pero tiene que ser una conversación amplia entre cristianos de todos los sectores. Pero como están dadas las condiciones actualmente es lejana la idea de un partido evangélico, habiendo tanta diversidad de pensamiento entre cristianos, lo mejor es aportar desde los partidos que ya están.

- Están dentro de RN y en Concepción han generado discordia al interior del partido por los cargos que han ido ocupando en el gobierno.

- La gente que entró a los cargos es de Renovación Nacional, los que entraron independientes también lo son representando al partido. Por ejemplo, desde que yo entré a la cartera de salud no ha llegado nadie del movimiento ‘Águilas’. Sí entraron anteriormente, con el seremi anterior, pero han ingresado personas también que no tienen nada que ver con ‘Águilas’, cercanas a Claudio Eguiluz o al diputado Leonidas Romero. La crítica es un golpe bajo, porque hay personas de Renovación Nacional de distintos sectores, obviamente hay gente evangélica, pero no ha pasado que entren en masa. Pero cuando un grupo empieza a tener protagonistas ocurren estos ruidos.

"El mundo evangélico favorece las políticas del uso de preservativo porque sabemos que no toda la sociedad es evangélica, cristiana o conservadora".

- No es lo mismo tener, por ejemplo, a Claudio Eguiluz que a Héctor Muñoz de Seremi de Salud. Usted se defines como “pro vida” ¿Cómo influye su religión en las políticas públicas?

- Hay dos formas de trabajar. Una persona que es elegida por votación popular, como Francesca Muñoz, se debe a todas las personas del distrito, pero primero en los que depositaron la confianza en ella. Por otro lado, cuando uno entra a un cargo de gobierno, uno decide trabajar en la línea de las políticas públicas del gobierno. Lo que uno cree está siempre presente, pero uno representa al presidente de la República.

- Me comentaron que una vez realizó una actividad de prevención del VIH arriba de un barco.

- No es así, el lanzamiento de esa actividad se hizo en la Universidad de Concepción, se hicieron actividades en muchos lados. Hay un estigma con el mundo evangélico, nosotros somos partidarios de todos los métodos anticonceptivos, estamos a favor del uso del condón y del preservativo, yo lo fomento desde antes de ser seremi de Salud, para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual. Nuestro estigma es que fuimos los primeros evangélicos en levantar una voz y obviamente había una voz valórica solamente, que era el mundo católico muy conservador, y obviamente nosotros somos bien vociferantes cuando planteamos temas. Pero en ese sentido somos bien amplios de pensamiento y nosotros hacemos todo por nuestro grupo.

El mundo evangélico favorece las políticas del uso de preservativo porque sabemos que no toda la sociedad es evangélica, cristiana o conservadora. Y aquí son temas de salvar vidas y eso se respeta en ese sentido también. El uso de todos los métodos anticonceptivos también. Los más conservadores no somos nosotros. La sociedad nos conoce por ser bien transparentes en nuestras posturas valóricas, que no son tan extremas como muchas veces se plantea. Pero somos vociferantes, sí.

- ¿Cómo se financia la iglesia?

- Yo dejé todas mis funciones administrativas cuando asumí de concejal de Concepción en 2012. Lo dejé por un tema ético y es importante destacar que siempre ha sido así. Yo siempre he trabajado. La mayoría de los pastores de la iglesia donde participamos, trabajan. Los pastores de la iglesia casi todos trabajan en sus profesiones. Nosotros somos más de la realidad de los pastores que trabajan, yo siempre he trabajado o en la farmacia o de concejal, la Francesca de profesora. Nosotros nos hemos sustentado de esa manera. Por ejemplo yo no tengo casa. Ahora recién nos compramos vehículo, por un tema lógico del trabajo. Pero esa ha sido nuestra vida, no tenemos mucho, yo todavía tengo mi Cuenta Rut y ahora que estoy trabajando tengo una cuenta vista, por ejemplo. Esos son mis recursos económicos. Entonces no tenemos una cuenta bancaria elevada, ni nada de ese sentido.

"Lo que pasa es que los dineros de la iglesia no tienen nada que ver con la política".

- Le estaba preguntando por el financiamiento ¿Se paga el diezmo en su iglesia?

- La iglesia trabaja con todo lo que tiene que ver con los diezmos y las ofrendas. Pero los diezmos no llegan más allá... un diezmo de la iglesia, no sé lo último que yo tengo entendido de 2012, yo me acuerdo del 2015 o el 2016, no llegaban más allá de un millón de pesos a nivel general. Ahora, actualmente, arriendan un lugar como de 700 mil pesos mensuales, por ejemplo. Las ofrendas un domingo no llegan más allá de 40 mil pesos. Entonces por ese lado, no sé para dónde va dirigida la pregunta o cuál es la lógica.

- Le pregunto porque son una iglesia que tiene actividad política. Si ustedes como iglesia hacen actividad política deberían ser vigilados por el Servel en el tema de los dineros.

- Lo que pasa es que los dineros de la iglesia no tienen nada que ver con la política. La iglesia da para ser autosustentable y no para más que eso. No da más que eso. Sería ilógico, de hecho todo lo que hemos hecho ante el Servel tiene que ver con las campañas, que se pueden revisar, los aportes de personas. Pero entre todos los aportes menores no tienen nada que ver con el trabajo operativo.

- La línea es muy delgada entre lo que es política y lo que es Iglesia en el caso de ustedes. La DC, por ejemplo, es un partido que tiene su línea confesional, pero está adscrita al Servel, está legalizada.

- Lo que pasa es que nosotros trabajamos dentro de RN.

- Pero el flujo de los dineros de la iglesia no está en las cuentas de RN, no existe una transparencia de eso.

- Y tampoco son, en ningún caso recursos de campaña política o trabajo de campaña política. Nada que ver, o sea, son recursos de nosotros, propios. No tiene nada que ver con el trabajo o con el trabajo de la iglesia, está muy separado. No tiene nada que ver, por eso no tenemos nada que ver con la administración de eso. Y tampoco da, no sé si me entiende. En ese sentido, es una iglesia super pequeña, tiene harto recurso humano y la gente está convencida de que los cristianos tienen que entrar en política, eso sí. Hay una línea de convencimiento muy fuerte en eso.

- ¿Está de acuerdo con que se obligue a las iglesias evangélicas transparentar sus dineros?

- Yo creo que las iglesias evangélicas que tienen una gran cantidad de recursos económicos tienen la obligación de transparentar, sí o sí.

- ¿Y las que no tienen grandes recursos económicos?

- Es que es un tema que se puede estudiar, pero principalmente lo que se está proponiendo ahora es la iglesia que tiene una gran cantidad de ingresos. Iglesias que tienen propiedades, por ejemplo, iglesias que tienen, no sé, algún patrimonio o terrenos. 

- ¿Y cómo sabe si una iglesia tiene pocos ingresos si no son transparentes?

- Se puede ver el patrimonio de los pastores, se puede ver el patrimonio de los administradores, de la directiva. Si un pastor tiene un patrimonio elevado, entonces, esas cosas sí se tienen que transparentar.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario