Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 13 de julio de 2020
Top ten de Spotify

Podcast chilenos aumentan sus reproducciones en cuarentena: estos son los más escuchados

Lissette Fossa

En medio de la pandemia y de la necesidad de quedarse en casa, los podcast en Chile siguen creciendo en audiencia y en reproducciones. La gracia es que permiten ser escuchados donde sea, además de la diversidad de temáticas que tratan, que en muchos casos permiten un escape en medio de la alta cantidad de noticias sobre el Coronavirus. Entre los diez más escuchados se nota que las preferencias de los chilenos son los misceláneos de humor, feminismo y análisis de actualidad.

La pandemia no sólo ha cambiado nuestras rutinas, sino los tiempos que manejamos para trabajar, -los que pueden, desde casa-,  para hacer el aseo o cocinar. Los que se ahorran los tiempos de viaje al trabajo han encontrado más tiempo para realizar otras actividades, y en ese mundo de posibilidades, los podcast han aparecido como un buen pasatiempo o una oportunidad para aprender.

El podcast es, según el diccionario de Oxford, la “emisión de radio o de televisión que un usuario puede descargar de internet mediante una suscripción previa y escucharla tanto en una computadora como en un reproductor portátil”. Principalmente son archivos de audio, es decir, programas radiales. 

Una de las plataformas más importantes para escuchar y subir podcast es Spotify. Por su masividad y la portabilidad que permite al instalarlo en celulares, ha generado que cientos de podcast se masifiquen y su acceso sea mucho más rápido. Ya antes de las cuarentenas en Chile y en otros países, los podcast eran programas que estaban en ascenso. 

Consultados por INTERFERENCIA, desde Meta Group, la agencia que trabaja con Spotify Chile, señalan que desde mediados de marzo, cuando comenzaron las cuarentenas, hasta esta semana “sí se ha visto un aumento tanto en la escucha como en la producción de podcasts a nivel global”. Sin embargo, afirman que aún no manejan estas cifras a nivel nacional, aunque creen que la tendencia también se aplica a Chile. ¿Acaso el encierro y el teletrabajo dan le han abierto una oportunidad a los podcast?

Según una encuesta online a 16 mil oyentes de radio en los Estados Unidos y Canadá, realizada por Radio Advertising Bureau, el 9% de los oyentes de radio afirma estar escuchando más podcast, mientras que entre los auditores habituales de podcast, el 12% afirma escuchar más podcast ahora que antes de la pandemia. A esto se suma que el 24% de los encuestados están optando por escuchar su radio habitual, pero desde su transmisión vía web.

Según Ricardo Martínez, PhD en Lingüística, Magíster en Estudios Cognitivos y profesor Literatura Creativa UDP, - y actual colaborador de INTERFERENCIA-, tras la invención y masificación del walkman y personal stereo, se generó que muchos experimentaran lo que se ha llamado “escenario sonoro”, la sensación de estar en un video, cuando la canción envuelve la realidad. Esto, por años, ha generado que el consumo de música grabada y de programas suba, habitualmente en los horarios de traslado, es decir, por las mañanas, cuando las personas van a sus trabajos o lugares de estudio, y por las tardes, cuando vuelven a sus hogares.

“Cuando la gente dejó de trasladarse, por el confinamiento, hubo una caída de la audición de este tipo de cosas, podcast y música, cayó la audición de Spotify. Sin embargo, la gente se ha empezado a adaptar y ha empezado a consumir estos productos en la casa, que es algo que no pasaba antes, entonces hubo una especie de cambio en los patrones de consumo y ese cambio hace que la gente, por ejemplo, cuando hace sus tareas domésticas, tiene un espacio nuevo para escuchar música. O sea, desde una primera caída, se han creado espacios para que la gente escuche estos programas”, explica Martínez.

A pesar de que los podcast no son un medio tan consumido como la radio tradicional o la televisión, ha tenido un aumento gradual y sostenido de auditores. Su ventaja es que se pueden escuchar en cualquier momento y lugar. Pueden avanzar escuchando un poco en una hora del día, y después retomar el podcast en la parte que quedaste, como el servicio de streaming de Netflix. “Tienes el control de su consumo”, agrega Martínez.

Además de la ventaja que tienen los podcast por sobre la radio tradicional, de ser escuchados donde sea, cuando sea y como sea, su diversidad es una ventaja. Es decir, hay podcast para todos los gustos: feministas, de humor, de amor, de significado de canciones, de la rutina del hogar, de libros, meditación, política, matinales, entrevistas, entre tantos otros.

“Sus temáticas son una ventaja. Porque ya desde antes de la cuarentena y el estallido social, ha habido a nivel mundial un porcentaje de gente que en los estudios de medios de comunicación y audiencias, dicen que no quieren escuchar noticias porque consideran que las noticias se centran en hechos negativos, producen angustia, estrés, etc. Entonces, hay quienes no escuchan ni ven noticiarios y prefieren enterarse de una manera más bien, sorpresiva, incidental, de las noticias que hay. Prefieren, por ejemplo, escuchar un programa específico, de información sobre un tema particular y de repente que en ese programa se toque algo que es relevante a nivel global y ahí uno se entera de la noticia”, comenta Francisco Fernández, doctor en Periodismo y Ciencias de la Comunicación y docente de la Universidad Católica.

En Chile, el primer proyecto conocido de plataforma de podcast fue Podcaster, iniciativa de Andrés Valdivia, que comenzó en 2006 y cerró en 2013. En su web tenía alojado decenas de podcast, incluso algunas de radios online, de temáticas de todo tipo. La aparición de las redes sociales de grandes corporaciones, como Facebook, Twitter e Instagram, frenaron el crecimiento de estas iniciativas, además de el auge de Spotify y otras aplicaciones de reproducción.

“Yo creo que un momento peak de los podcast en Chile es cuando estaba podcaster. En ese momento era la única plataforma que existía. Pero cuando apareció el streaming por celular, algo que para podcaster hubiese sido difícil de hacer, los podcast volvieron a la vida, o sea, tiene que ver más con el acceso. No es que a la gente le hayan dejado de gustar, es que en el año 2015 era más difícil escucharlo”, afirma Ricardo Martínez.

“Spotify se podría definir como un mercado de oferta y demanda de contenido, de consumo de contenido, y te permite, como una red social, hacer comunidad”, analiza Fernández.

El auge de los podcast ha venido de la mano con el auge de radios digitales. En Chile, las más conocidas son Súbela Radio, La Central, Radio Demente, Radiopop, entre otras. Muchas de ellas transmiten como radio, pero también utilizan el formato podcast para emitir y compartir sus programas. 

En medio de la pandemia y de las cuarentenas, se inauguró el 3 de abril Radio Manuel Rojas, perteneciente al centro cultural del mismo nombre, de barrio Yungay, en Santiago. A pesar del coronavirus, se atrevieron a lanzar su radio online y sus programas a formato podcast. Primero fueron tres programas y ahora se han sumado más, todos autogestionados y con más de 1.500 auditores únicos en dos meses. La radio se transformó en la única radio digital chilena iniciada en cuarentena.

“Aprovechamos la cuarentena sabiendo la necesidad de tener alternativas en la entrega de información, entretención y opinión y empezamos a hacer la radio online. Teníamos tres programas y se fueron sumando más podcast después. Lo que queríamos es que fueran programas también, todos tienen un sello”, explica su director, el periodista Eduardo Gálvez.

Su oferta de podcast es variada y quieren seguir en esa línea. Al mismo tiempo, al nacer al alero de un centro cultural de barrio, han sido enfáticos en incluir a vecinos, emprendimientos locales y a personajes conocidos en la zona, como el artista y vecino Redolés, quien fue entrevistado esta semana.

“La demanda radial ha crecido bastante y la gente está escuchando radios online, y es difícil posicionar a una radio online, a pesar de que va creciendo su escucha de a poco. Y tiene que ver con que la gente está más en la casa y quienes salimos en la radio también estamos en casa, por eso de repente suena un perro atrás o alguien está grabando y lo llaman para comer y eso es bien casero. Y además, quienes apoyan la continuidad de la radio son nuestros hijos, nuestros nietos, los vecinos, y eso hace que sea más comunitaria”, cuenta Gálvez.

Los más escuchados en Chile

En Chile, la plataforma Spotify informó a INTERFERENCIA que los 10 podcast más escuchados a nivel nacional son:

1.- Tomás Va A Morir

2.- Matriarcalmente Hablando

3.- La Ultima Luna

4.- Con la ayuda de mis amikas

5.- El Sentido del Humor

6.- Al Cine con las Amikas: El Podcast

7.- Weona Que Creici

8.- El Villegas - Actualidad y esas cosas

9.- Separado con Hijos

10.- Mis últimas 3 neuronas

Así como todos los rankings de consumo, este top ten tiende a cambiar mes a mes. Depende de muchos factores, desde nuevos programas, hasta episodios especiales, aparición de personajes conocidos en los programas y hasta de la misma actualidad. 

Entre los veinte más escuchados, aparecen otros programas como Copadas,programa de estudiantes de periodismo de la Universidad de Chile sobre temáticas feministas y sexualidad;  El Amor Según, de la escritora Camila Gutiérrez y Vicente Gutiérrez, que hablan sobre canciones y artistas; La Cosa Nostra, de Mirko Macari, Alberto Mayol y Darío Quiroga, quienes hablan de actualidad y política; y Café con Nata, el matinal de actualidad y misceláneo de Natalia Valdebenito, entre otros.

Una de las características de los programas digitales más escuchados en Chile tiene que ver con la fama de las personas que participan en los programas. Mucho del éxito de estos podcast se relaciona con que sus conductores son personas conocidas: Edo Caroe participa en Tomás Va a Morir, Felipe Avello en La Última Luna y Fernando Villegas en El Villegas.

“Se produce algo que se conoce como el ‘voztro’, voz y rostro, que son personajes que están en la radio y que tienen una figuración como personajes. Habitualmente los voz-tro vienen de la televisión y pasan a la radio. En pocast también se puede dar algo parecido, no es algo que esté estudiado, pero hay ciertos personajes que tú sigues como personajes porque lo que interesa es cómo cuentan la historia más que lo que cuenta. En eso hay una gran diferencia entre los podcast de producción chilena y los internacionales, los podcast internacionales son más de tipo documental, más periodísticos, centrados en un tema”, dice Ricardo Martínez.

El fenómeno también se relaciona con los llamados “influencers”, personas que tienen muchos seguidores en redes sociales y que generan contenido en esas plataformas, siendo muy atractivos para marcas y empresas. 

“Hay una personalización de los contenidos, tú sigues a una determinada persona, determinados usuarios, porque están hablando de cosas que te interesan, pero también por la personalización, que se ve también en la política, en los liderazgos, etc.”, opina Francisco Fernández.

Camila Magnet es una de las conductoras de Copadas, un podcast que nació en abril de 2018 y que realiza junto a Camila Monsalva, Toña González y Lila Osorio. Aunque comenzó tratando solo temáticas feministas y de sexualidad, se ha atrevido a tocar otros temas, como la vulneración de los derechos humanos durante el estallido social 

La estudiante de Periodismo afirma que con el crecimiento del programa, su público, mayoritariamente femenino, les contaba que aprendían y sentían que el podcast, además de entretenerlas, las educaba. Esto ha sido un motivante para seguir trabajando en el programa, que nació al alero de Radio Juan Gómez Millas y que ahora trabaja con Mantra Producciones.

Magnet cree que también hay un tema generacional en el consumo de podcast en Chile.

“Mucho se habla de que los millennial son flojos o tontos mentalmente, pero en verdad nos interesan los temas políticos y eso nos favoreció mucho, porque partimos hablando de feminismo, sexualidad, pero durante el estallido hablamos de derechos humanos, había algo que decir ahí,el tema de género, de la tortura política sexual. A nuestra generación le gusta mantenerse informada sobre distintos temas, y a veces no se hace de manera muy amigable, y creo que hemos sabido hacerlo con entrevistas correctas”, afirma.

Para Magnet, un factor clave del éxito de un podcast es generar comunidad y diálogo con los auditores, algo que plataformas como Spotify y redes sociales facilitan y fomentan, incluso en streaming en vivo. 

“El futuro, yo creo, debería ir por ahí por el diálogo, nosotras nos planteamos para crear espacios, recibir aportes de otras personas. Es volver a ‘lo popular’, si igual en mi casa escuchan la radio Pudahuel y todo el rato hay gente llamando a Pablo Aguilera y si pongo la radio Oasis no se da ese espacio, entonces hay una cuestión de hacer parte a las auditoras y dejar el formato elitista”, reflexiona.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Excelente trabajo

Añadir nuevo comentario