Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 28 de octubre de 2020
¿Retorno a clases?

Presidenta de apoderados: “El Mineduc está jugando al ensayo y error, y el canje son nuestros niños”

Maximiliano Alarcón G.

dafne concha

Dafne Concha, presidenta de la Corpade.
Dafne Concha, presidenta de la Corpade.

La Corporación de Padres y Apoderados por el Derecho a la Educación (Corpade) se opone tajantemente al retorno a clases presenciales, puesto que consideran que no están las condiciones sanitarias ni tampoco la infraestructura necesaria. Dafne Concha, su presidenta, ve una ansiedad del gobierno por el retorno a clases en desmedro del derecho a la vida.

Según una encuesta realizada por el Colegio de Profesores en 322 comunas del país y cuyos resultados fueron publicados durante la semana pasada, un 97% de los consultados rechazan la idea de regresar a clases en el contexto actual causado por la pandemia del coronavirus. Las 68.129 personas que se inclinaron por esta respuesta creen que no existen las condiciones.

Los encuestados fueron personas pertenecientes a la comunidad educativa de distintos colegios o jardines infantiles, entre estos, apoderados, quienes han sido activos en el debate en torno al plan de retorno a clases impulsado por el Ministerio de Educación, a cargo de Raúl Figueroa.

Apoyando la iniciativa del gobierno está la Confederación de Padres y Apoderados de Colegios Particulares Subvencionados (Confepa), cuya principal dirigenta, Érika Muñoz, ha trabajado para el actual Ministerio de Educación. 

En contraparte a este grupo existe la Corporación de Padres y Apoderados por el Derecho a la Educación (Corpade), la cual integra a apoderados de establecimientos municipales y particulares subvencionados, la cual se opone tajantemente a que se reinicien las clases presenciales dadas las condiciones actuales en torno al Covid-19.

En conversación con INTERFERENCIA, Dafne Concha, presidenta de la organización, entregó los argumentos que han planteado en la Cámara de Diputados, en medio de la discusión de la iniciativa del Ejecutivo.

“Estamos por que no se regrese a clases en 2020, creemos que no es razonable. Pensamos que si la lucha que hemos dado todo este año es resguardar el derecho a la vida, hoy no estamos en una situación distinta a la que teníamos hace un mes atrás respecto a la posibilidad de abrir las escuelas”, dice Concha. 

- ¿Qué le parece el impulso del gobierno a esta medida?

- El ministro dijo que si se pueden abrir las escuelas para que haya locales de votación entonces por qué no abrir las escuelas para los niños. Esto demuestra que se ha desvirtuado el tema y parece más una pelea del ministro en contra del resto de las familias. Los papás y las mamás han dicho en todas las encuestas que no mandarán a sus hijos a la escuela, entonces lo del ministro es una tozudez terrible que no se entiende.

Nosotros preguntamos en la Comisión de Educación de la Cámara cuáles eran los resguardos para el regreso a clases. Por ejemplo, dicen que van a ir los que quieran, que es voluntario ¡Pero cómo una política pública va a ser voluntaria! Y cómo va a ser voluntario que los niños vayan o no al colegio ¿Los recursos también se van a entregar de manera voluntaria? El ministro dijo que habrá un proceso en línea y otro presencial, pero cómo lo hará ¿Contratará más personal docente? ¿Va a darle computador y conexión a internet a todos quienes no puedan ir al colegio? ¿O seguiremos tal como estamos? Así como están las cosas la brecha educativa en lugar de disminuirse se agiganta. Están impulsando esto en lugar de preparar un regreso para 2021, en mejores condiciones sanitarias y de infraestructura, con los resguardos necesarios y legitimidad de las políticas públicas.

"Estamos en un escenario muy complejo, pensamos que el Ministerio está jugando al ensayo y error y el elemento de canje son nuestros niños y nuestras niñas. Los estudiantes de Chile tienen que tener una garantía con políticas del Estado y la primera garantía son sus vidas"

- ¿Han tenido la posibilidad de ser parte del diseño de esta política?

- No ha habido mesa de diálogo con la comunidad educativa. Sólo se escucha a expertos, pero que son las voces que le gustan al ministro, porque las voces que le son contrarias no le gustan. 

Estamos en un escenario muy complejo, pensamos que el ministerio está jugando al ensayo y error y el elemento de canje son nuestros niños y nuestras niñas. Los estudiantes de Chile tienen que tener una garantía con políticas del Estado y la primera garantía son sus vidas.

- ¿Les convence en algún sentido la postura del gobierno?

- No, porque el proyecto que presentó el ministro no dice de dónde se sacan los recursos, ni cuántos recursos son, no hay una proyección de cuántos niños volverían y cuántos no, cuántos docentes podrían y cuántos no. Sólo se habla de que los jóvenes que son de riesgo no vayan, pero la población restante decide si va o no. 

Toda esta parafernalia para un retorno voluntario y paulatino qué impacto tiene si están todos estos factores que van a atravesar la vuelta a clases ¿Por qué no quitarle esta ansiedad al retorno si esto todavía no está controlado? Todavía estamos en medio de esto, estamos en fase 2, se habla de que en fase 3 se le podrá pedir autorización al seremi, o sea se habla como si las ciudades fueran islas, como si no estuviéramos interconectados, hoy es muy poca gente la que estudia cerca de sus casas.

- ¿Cree que los establecimientos alcancen a implementar medidas que resguarden un eventual retorno a clases?

- Es inverosímil pensar que ahora nos vamos a poner de cabeza a sanitizar escuelas, a arreglar los baños y dejar las condiciones para que vuelvan los niños. 

"Será como ganarse un premio, es decir, el que puede va al colegio y el que no se queda en la casa y ve cómo lo hace. El desafío es buscar una política que sea lo más masiva posible y que resguarde primero el derecho a la vida"

- ¿Han conversado con especialistas sobre las consecuencias que esto podría tener?

- Estuvimos con el Colegio Médico en una reunión, donde estaba la Dirección de Pediatría del Colegio Médico. Ellos estaban muy preocupados por la situación de los niños que están sin socialización, sin ejercicios, están muy expuestos en esta situación. Hablaban que mientras no hayan condiciones sanitarias es imposible. Pero también hablaban de que esto puede ser paulatino, pero nosotros no lo compartimos, porque esto ayuda a que la brecha educativa se mantenga, porque como no vas a tener la misma posibilidad de entregarle contenido a todos, será como ganarse un premio, es decir, el que puede va al colegio y el que no se queda en la casa y ve cómo lo hace. El desafío es buscar una política que sea lo más masiva posible y que resguarde primero el derecho a la vida.

- ¿Qué han visto de parte de las autoridades de colegios particulares subvencionados?

- Hay un popurri de opiniones, pero principalmente hay sostenedores que quieren que se adelante el fin del copago, para que el Estado así entregue todas las subvenciones, puesto que ante la crisis económica muchos papás han tenido que dejar de pagar. También se ha dado que muchos apoderados han tenido que poner recursos de protección porque incluso se les ha impedido entrar por deudas, aunque algunos ya llegaron a acuerdos con los sostenedores. Sigue existiendo este modelo de mercado, porque los papás apelan a los contratos para no pagar, por otro lado el sostenedor dice que ellos autorizaron a entregar este tipo de servicio. Ahí se provoca un ejercicio bastante duro y desagradable que es empezar a ver si el contrato tiene letra chica.

- ¿Qué acciones tomarán en caso de que la medida del gobierno prospere?

- La verdad es que sería bastante triste tener que judicializar todo esto, pedirle a una Corte que resguarde derechos fundamentales, porque si no hay entendimiento a fin de cuentas vemos que se está poniendo en riesgo la vida de niños, niñas y adolescentes, entonces la única medida que nos va a quedar en un momento en que no podemos movilizarnos es recurrir a la vía legal.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario