Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 19 de septiembre de 2020
“Renuncia Piñera” sigue siendo la consigna

Primer viernes de protesta en marzo: crecen los manifestantes y Carabineros deja a persona en riesgo vital

Diego Ortiz
Francisco Oyarzún
Camilo Solís
Maximiliano Alarcón G.

Plaza Dignidad

Crédito: Daniel Miranda.
Crédito: Daniel Miranda.

A Plaza Dignidad llegaron miles de personas y la jornada recordó a las de fines de 2019. En contraparte, la policía uniformada hirió a bala a un joven en Concepción y disparó lacrimógenas al cuerpo en Santiago, dejando heridos oculares y a un hombre en estado grave.

Si bien las manifestaciones no se detuvieron durante enero y febrero pese a que bajó la concurrencia, tanto la derecha como la izquierda, los ricos y los pobres, esperaban que la llegada de marzo iba a significar un aumento en la intensidad de éstas a lo largo del país, considerando el factor de la vuelta a clases de secundarios y universitarios. Y efectivamente la jornada de ayer viernes alcanzó una intensidad y convocatoria similar a la de la última noche de año nuevo, cuando al menos 10 mil personas –según cifras de la Intendencia Metropolitana– repletaron la Plaza Dignidad.

Durante la semana ya se adelantaba esto. Los jóvenes que cursan la enseñanza media realizaron evasiones masivas en el Metro de Santiago, tal como hicieron el 18 de octubre pasado dando inicio a la masiva protesta a nivel nacional. Lo de ayer fue un déjà vu que sirvió de catalizador para lo que se daría en horas de la tarde-noche del viernes y que recordó a los primeros días de revuelta, puesto que nuevamente los escolares lograron complicar el funcionamiento regular de dicho medio de transporte, lo que obligó a sus usuarios a buscar formas alternativas de movilizarse, por ejemplo, yendo a pie en masa, algunos molestos y otros sumándose a la manifestación.

La gente, como una tradición que ya no necesita convocatoria oficial, comenzó a reunirse en Plaza Dignidad a eso de las 17:00 horas. La cita contó con el apoyo musical de Illapu y el cantautor Nano Stern, quien recientemente cedió los derechos de su canción ‘Regalé mis ojos’ a Gustavo Gatica, joven que inspiró la composición después de perder la visión de ambos ojos producto del disparo de perdigones a manos de Carabineros.

La reunión de ayer dejó en claro que el descontento ha ido madurando políticamente en relación a sus inicios en octubre de 2019, puesto que ya no se habla sólo de un concepto general como la búsqueda de “dignidad”, sino que hay consignas concretas, tales como la liberación a los presos políticos, justicia en casos de violaciones a los Derechos Humanos, pero por sobre todo la renuncia del presidente Sebastián Piñera.

“Piñera conchatumadre, asesino igual que Pinochet”, el llamado “hit del verano” según los manifestantes, sigue siendo uno de los cánticos más repetidos durante la protesta. Algo que no aparece tanto en los gritos es el “apruebo” en el próximo plebiscito del 26 de abril que busca cambiar la Constitución, aunque sí es bastante visible en lienzos y en las prendas que ocupan las personas.

Ayer viernes las escenas recordaban a las protestas de fines del año pasado. Desde diciembre que no se veían tantas columnas de humo negro en distintos puntos del centro de Santiago. Se escuchaban estallidos y sirenas. Además de forma inédita, un carro lanzaguas de Carabineros fue incendiado luego de recibir varias bombas molotov.

carro lanzaguas

Carro lanzaguas incendiado - Crédito: Diego Ortiz.
Carro lanzaguas incendiado - Crédito: Diego Ortiz.

Pero el punto negro nuevamente fue la violencia de Carabineros. Según presenciaron periodistas de INTERFERENCIA y como también consta en registros subidos a redes sociales, la policía uniformada en reiteradas ocasiones disparó bombas lacrimógenas directamente al cuerpo, lo que incluso dejó a un herido en riesgo vital y a otra personas con altas posibilidades de perder un ojo.

Violencia desatada de Carabineros

Fuera de Santiago uno de los hechos más relevantes ocurrió en Concepción: ayer viernes un carabinero disparó una bala en la pierna a un joven identificado como Gabriel Arias. Esto sucedió en la intersección de Paicaví con San Martín, a pocos minutos a pie del hospital Guillermo Grant Benavente y de la Universidad de Concepción.

Posterior al hecho, Carabineros a través de su cuenta de Twitter lanzó una “aclaratoria” en la que aseguraron que el funcionario cayó de su moto y fue atacado por una “turba”, momento en que “en su defensa” sacó su arma de servicio y disparó, impactando en la pierna de uno de los supuestos agresores.

Pero poco después de esto, el medio local Resumen, publicó un video en que se desmiente la versión de los uniformados, puesto que se observa claramente que el carabinero estaba de pie, después se acerca a su víctima, quien se encontraba a algunos metros de él y le dispara. Esto en medio de una multitud que estaba todavía más lejos del policía.

Pero no fue el único caso de violencia de Carabineros, puesto que como cada semana, Plaza Dignidad también registró heridos a manos de los uniformados.

Según Sebastián Lizama, miembro de la Brigada Usach y coordinador punto salud ubicado en el Centro Cultural Gabriela Mistral, a eso de las 20 horas habían atendido entre 80 y 100 personas.

"Muchos recibieron impacto de lacrimógena en la cara. No es normal que sean tantos. Hay intención", dijo Lizama.

En tanto, un integrante de la Brigada Cruz Azul, quien entregó su testimonio de forma anónima, señaló que: "Durante el día se repliegan (los carabineros), solo contienen porque los pueden grabar. Cuando cae la noche barren y disparan sin control".

Según cifras del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) entregadas a nuestro medio, en la ex Posta Central de Santiago hubo 17 heridos en total, de los cuales 9 denunciaron haber sido víctimas del actuar de Carabineros. 

Entre los más graves de dicho recinto asistencial se encuentra un hombre de 43 años, quien recibió el impacto de una bomba lacrimógena en la nuca. Según dijo a INTERFERENCIA un médico de la organización Salud a la Calle quien lo atendió en Plaza Dignidad antes de ser derivado a la ex Posta Central, esta persona quedaría con secuelas seguras y baja esperanza de sobrevivencia. Según el relato del especialista, el hombre no reaccionó a las maniobras de RCP y posteriormente fue resucitado en la ambulancia. 

A eso de las 1 de la mañana, el médico urgenciólogo de la ex Posta Central, Rubén Nassin, detalló en un punto de prensa la situación:

“Durante esta jornada hemos recibido 17 pacientes en el contexto de la contingencia, con lesiones de diferente índole. Uno de ellos ingresó por lesiones graves, entre ellas una contusión craneal, fue intubado y se encuentra en este momento siendo tratado en la Unidad de Cuidados Intensivos. Las otras personas presentan policontusiones, abrasiones y diferentes mecanismos. El único que está en este momento más grave es el paciente que les comento, que es un masculino de 43 años, que se encuentra siendo tratado en la UCI”, dijo.

Una situación particular que se vivió en la ex Posta Central fue el trato con dos mujeres que fueron detenidas durante la tarde. Ambas sufrieron heridas cuando fueron capturadas por Carabineros. Una tuvo un corte en el cuello que necesitó puntos, mientras que la otra joven fue pateada en el suelo y golpeada con un bastón mientras estaba en el vehículo policial.  

Pero además tuvieron que vivir otro conflicto con la policía uniformada una vez dentro del centro asistencial, puesto que cuatro carabineros –tres sin identificación– habrían intentado llevárselas antes de que les constataran lesiones, según relató Paola Llantén, tía política de una de las jóvenes quien las acompañaba en la ex Posta Central.

“Yo salí a buscar a la doctora de turno. La doctora de turno muy amablemente entra y les dice que por favor se retiren, que los cuatro carabineros no pueden estar ahí y a los tres de sin identificación les pide que se identifiquen. No se quisieron identificar, uno de ellos solo dijo el nombre de pila, Marcelo. La doctora tuvo que elevar un poco más la voz y explicar los derechos del paciente”, agregó Llantén.

Además de esto, la mujer denunció que una de las jóvenes sufrió insultos por su aspecto físico de parte de una carabinera, algo que la mantuvo llorando abrazada a su madre mientras se encontraba en la ex Posta Central.

Por el lado de Carabineros, a eso de las 23 horas dijeron a INTERFERENCIA que cifraban en 18 los uniformados heridos en Santiago, además del dato de una funcionaria que fue atacada en Concepción durante la tarde.

Daños oculares

Según el último reporte del INDH, correspondiente al 18 de febrero pasado, actualmente existen 445 heridos oculares. Durante la jornada de ayer, esta cifra aumentó a lo menos en tres personas, quienes fueron atendidos en la Clínica Santa María de Providencia.

De estos el más grave es Dante Davagnino Gavilán de 23 años, estudiante de la carrera de producción musical en la Academia Humanismo Cristiano. Según el relato dado por su padre, Roberto Davagnino, a INTERFERENCIA, el joven se encontraba ayudando a unos amigos heridos en las cercanías de Plaza Dignidad cuando un carabinero le disparó una lacrimógena directo a la cara. La información que se le entregó a la familia es que es casi seguro que el joven pierda al menos la visión, arriesgando incluso el órgano.

Otro herido es I.T.S., de 21 años, tiene una leve fractura en el tabique y fue salvado por el uso de una antiparra. Recibió una lacrimógena en el rostro.

El tercero es César Alfaro Reyes. Según señaló a nuestro medio su hermana, María Cristina Alfaro, el joven se encontraba cerca de metro Universidad Católica cuando un carabinero le disparó al rostro. Tiene trauma ocular en el ojo izquierdo a causa de uno o más perdigones. Es artista circense y hace clases en un programa gubernamental de talleres extraprogramáticos en escuelas y colegios.

En este recinto asistencial también se vivió un hecho polémico relacionado a Carabineros. Según presenció un reportero de INTERFERENCIA en el lugar, pasada la medianoche llegaron tres personas que se acercaron a las familias para aconsejarlas cómo proceder con la denuncia. Después de un tiempo de diálogo se identificaron como carabineros de “asuntos internos”, lo que molestó a los parientes de los heridos quienes comenzaron a increparlos.

Nuestro medio contactó a Carabineros para obtener su versión acerca del caso de Concepción además de las posibles irregularidades en los recintos asistenciales abordadas en el presente artículo, pero la respuesta fue que se debía enviar una solicitud por escrito, la cual se realizó pero no fue contestada al cierre de esta edición.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Sin duda los pacos se desatan reprimiendo en las noches, cuando es más difícil su identificación....pero no faltará algún testimonio gráfico que revele la brutalidad

Añadir nuevo comentario