Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 20 de julio de 2019
Candidata al máximo tribunal

Querella contra Dobra Lusic por dudosas compraventas de terrenos complica su llegada a la Corte Suprema

Víctor Herrero A.

Se trata de ventas realizadas por su hermano Dinko pero en la que ella y su hermana, abogada del Ministerio Público, podrían haber actuado como testaferros. A ello se suma que la jueza de la Corte de Apelaciones no habría informado todas sus propiedades en su Declaración de Patrimonio e Intereses.

Este fin de semana ingresó al Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago una querella criminal en contra de la ministra de la Corte de Apelaciones, Dobra Lusic, su hermana Yelica Lusic, abogada asesora en el Ministerio Público, y su hermano Dinko Lusic, de profesión comerciante, por presuntos delitos de falsificación de instrumento público y estafa en calidad de autores, cómplices o encubridores en una serie de compraventas de terrenos que se realizaron entre 2014 y 2019.

La querella fue presentada por dos ciudadanas cubanas, la médico Taimi Silva y su madre Reina Caballero, quienes sostienen que el ex marido de Silva, Dinko Lusic, abusó de los poderes legales que ambas le habían otorgado después de que la pareja se separara en septiembre de 2014. Tal como reveló INTERFERENCIA en el artículo “Dobra Lusic figura en dudosas compraventas de terrenos realizadas por su hermano” el pasado lunes 22 de abril, entre octubre y noviembre de 2014, Dinko les vendió a sus dos hermanas nueve inmuebles que habían sido adquiridos oficialmente por las dos cubanas. Taimi Silva se casó, bajo un régimen de separación de bienes, en mayo de 2006 con el hermano de las abogadas en la ciudad de Pinar del Río en Cuba.

En casi todas las transacciones el precio de venta a las abogadas Dobra e Yelica fue el mismo de la compra original por parte de las cubanas. Sin embargo, después las hermanas se desprendieron de cuatro de las nueve propiedades.

En esas transacciones en 2014, Dinko le vendió a su hermana Dobra -que en los próximos días debe ser ratificada por el Senado como nuevo miembro de la Corte Suprema- seis parcelas en El Monte, en la comuna de Talagante, todas las cuales figuraban como propiedad de Taimi Silva. Según las escrituras y documentos que están en poder de nuestro medio, Dinko utilizó un poder amplio que le había otorgado su ex esposa y ex suegra para realizar estas ventas.

Yelica Lusic, que en 2015 figuró como candidata para encabezar la fiscalía regional de Antofagasta, adquirió dos parcelas que estaban a nombre de Reina Caraballo, la madre de Taimi. Y ambas hermanas también le compraron a Dinko un departamento en el centro de Santiago, que fue adquirido por 55 millones de pesos en diciembre de 2012 por Taimi Silva, en 45 millones de pesos en las transacciones de octubre de 2014.

En casi todas las transacciones el precio de venta a las abogadas Dobra y Yelica fue el mismo de la compra original por parte de las cubanas. Sin embargo, después las hermanas se desprendieron de cuatro de las nueve propiedades. En 2015, vendieron en 30 millones de pesos tres parcelas adquiridas a su hermano unos meses antes en 11 millones de pesos. Y en noviembre de ese año, Dobra Lusic revendió a un amigo de su hermano Dinko una parcela a 11,8 millones de pesos, tras adquirirla en 11 millones, el mismo monto que Taimi Silva pagó en diciembre de 2012 al comprarla.

Hay otras transacciones que pueden arrojar dudas. Así, en septiembre de 2012 Taimi Silva compró una parcela en El Monte por 11 millones de pesos, el mismo precio que pagó Dobra Lusic al adquirirla a su hermano en noviembre de 2014. Tres meses después, el 25 de febrero de 2015, la ex presidenta de la Corte de Apelaciones vendió la propiedad en 30 millones de pesos. Actualmente el avalúo fiscal de ese terreno es, según documentos del Servicio de Impuestos Internos, más de 160 millones de pesos.

“Dadas las fechas de las operaciones, los montos involucrados y que se hayan hecho entre el querellado y sus hermanas Dobra y Yelica, me llevan a pensar que hay un ánimo de defraudar”, afirmó el abogado de las cubanas, Jonathan Ramírez.

“Dadas las fechas de las operaciones, los montos involucrados y fundamentalmente que se hayan hecho entre el querellado y sus hermanas Dobra y Yelica, me llevan a pensar que hay un ánimo de defraudar a las ciudadanas cubanas por parte de Dinko Lusic”, afirmó a INTERFERENCIA el abogado de las cubanas, Jonathan Ramírez. “Ahora bien, no se puede afirmar que las hermanas hayan obtenido algún beneficio económico propio, pero a nuestro entender claramente participaron como testaferros para favorecer a su hermano en estas operaciones”.

Personas cercanas a la familia Lusic, que están al tanto de todo el asunto, aseguran que Dinko quedó muy dolido con la separación y que ello explica en parte todas estas transacciones de propiedades. Afirman que él fue quién la sacó junto a toda su familia de Cuba y que en el fondo era el comprador verdadero de esas propiedades, aunque figuraran legalmente a nombre de su ex esposa.

Contactada por INTERFERENCIA, la médico cubana niega que haya sido una refugiada sin recursos. Según ella, sus familiares trajeron a Chile más de US$ 100.000 obtenidos por la venta de sus inmuebles en Cuba, y que usó esa plata para adquirir gran parte de las parcelas y el departamento en Santiago Centro.

¿Candidatura a la Suprema en peligro?

El presidente Sebastián Piñera escogió a Dobra Lusic entre la quina que le presentó la Corte Suprema y que ahora deberá ratificar el Senado. Lusic cuenta con apoyos transversales en dicha instancia, toda vez que ya figuraba como candidata en la elección anterior. Entre los senadores de la Democracia Cristiana cuenta con aprecio especial, ya que ha procedido con guante blanco en la causa de desafuero del senador Jorge Pizarro. Acusado por la fiscalía de presuntamente facilitar a través de una consultora manejada por sus hijos facturas falsas a la minera SQM por un monto de 45 millones de pesos, Dobra Lusic realizó varias maniobras para dilatar un fallo de la Corte de Apelaciones al respecto. Finalmente, el 30 de octubre del año pasado el pleno de esa corte decidió rechazar por mayoría el desafuero del senador. Entre ellos estaba la jueza Lusic.

Parece que la ministra ha sido sometida a un escrutinio más bien débil por parte de los tres poderes del Estado. En efecto, basta con revisar su declaración de intereses y patrimonio para darse cuenta que existen inconsistencias.

Y si bien con anterioridad había votado a favor de desaforar al senador de la UDI Iván Moreira, esta vez se inclinó por un perdonazo para el representante de la DC. Según gente informada del cabildeo judicial, la decisión de Dobra Lusic correspondió a criterios pragmáticos: sin los votos de la DC jamás podría aspirar a llegar a la Corte Suprema.

Sin embargo, parece que la ministra ha sido sometida a un escrutinio más bien débil por parte de los tres poderes del Estado. En efecto, basta con revisar su declaración de intereses y patrimonio para darse cuenta que existen inconsistencias. En efecto, la ministra Dobra Lusic declaró en marzo de 2017 que tenía dos propiedades en El Monte, siendo que tenía cuatro. En la declaración actualizada en marzo de este año siguen figurando esas mismas dos, pero aún tenía tres parcelas en El Monte. Ciertamente, las propiedades figuran como parte de un mismo lote de terreno, pero tienen roles tributarios y avalúos fiscales distintos, según consta en documentos del Servicio de Impuestos Internos que están en poder de este medio. Ello significa que la magistrada debió haber informado de manera separada cada una de esas propiedades, cosa que hasta marzo de este año no había hecho.

A esta irregularidad se suman recientes investigaciones periodísticas que vinculan a uno de sus hombres cercanos, el notario suplente de San Miguel, John Campos, a delitos de abuso de menores, según reveló la Radio Bio Bio.

Y a ello se puede agregar que a mediados de abril fue una de las firmantes de la Corte de Apelaciones que rechazaron un recurso de la cubana Taimi Silva en un juicio por custodia de su hijo (con otro hombre, no Dinko). Hasta donde se pudo averiguar, la magistrada no informó que estaba fallando en una causa que involucraba a su ex cuñada.

Hasta ahora, los senadores -sean oficialista o de la oposición- no se han referido mayormente a los cuestionamientos de quién podría ser la nueva integrante del máximo tribunal del país.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario