Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 10 de julio de 2020
Giro diplomático

Reino Unido descarta acuerdo con Huawei para aplicar tecnología 5G acusando desconfianza con China

Lissette Fossa

Parlamentarios aliados del conservador Boris Johnson presionaron al primer ministro a descartar a la empresa asiática como aliada para aplicar el 5G en su país, argumentando desconfianza por el tratamiento del coronavirus en China y las medidas represivas aplicadas en Hong Kong. El hecho marca un giro en la alianza entre Reino Unido y China en temas tecnológicos.

Este sábado, los diarios ingleses The Guardian y The Telegraph informaron que el Primer Ministro inglés, Boris Johnson, ha decidido dar pie atrás a la alianza con Huawei para desarrollar la red 5G en Reino Unido.

A pesar de que en enero de este año había anunciado que se reduciría a un 35% la participación de la empresa china en la red 5G, Johnson se había negado a sacar a los chinos de este proyecto, contraviniendo las recomendaciones de Estados Unidos, que habían acusado a China de espionaje a través de Huawei. Sin embargo, el primer ministro británico parece haber cambiado de opinión, dando instrucciones para elaborar planes que reduzcan la participación de China en la infraestructura 5G del Reino Unido a cero para 2023.

La tecnología 5G es la siguiente generación de la red telefónica y ofrecerá mayor velocidad, mayor ancho de banda (se podrá enviar más información) y permitirá que más dispositivos estén conectados al mismo tiempo. Sin embargo, el costo y la tecnología de las antenas que la transmiten es más alto que la red actual, es por ello que empresas como Huawei han sido pioneras en invertir gran cantidad de dinero en aplicarla.

La decisión se da con Johnson estando a un mes de visitar los Estados Unidos para la cumbre del G7. Se espera que el primer ministro intensifique las conversaciones con el gobierno de Donald Trump, para buscar alianzas por la introducción de la tecnología 5G y ante los cambios económicos que se comienzan a generar a raíz del brexit.

Tras la medida, se acumulan las críticas del partido conservador, al cual pertenece el mandatario, al manejo de China de la pandemia de coronavirus y a la información poco transparente de cifras de contagiados y fallecidos. Además, se suma la desconfianza con que la política británica ve las medidas represivas contra manifestantes en Hong Kong.

Según The Guardian, “los altos ministros también quieren reducir la dependencia económica del Reino Unido de China para los bienes esenciales a la luz de la crisis y han comenzado a elaborar el ‘Proyecto de Defensa’ destinado a aumentar la autosuficiencia británica en los sectores médicos y tecnológicos estratégico”.

Iain Duncan Smith, uno de los parlamentarios conservadores que se negaba a apoyar el proyecto chino, evaluó de manera positiva la decisión de Johnson. "Estas son muy buenas noticias y espero y creo que será el comienzo de una revisión completa y exhaustiva de nuestra peligrosa dependencia de China".

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario