Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 21 de noviembre de 2019
69 vs. 109 en promedio diario

Tras nueva jornada de represión, Blumel acerca su número de heridos a los de Chadwick

Camila Higuera (desde Quintero-Puchuncaví)

migrarphotoprotesta9octubre.jpg

Crédito: Migrar Photo
Crédito: Migrar Photo

Según el INDH, durante la administración del actual ministro del Interior, 823 personas han resultado heridas en el marco del conflicto social. Sus números se parecen a los de su antecesor, Andrés Chadwick, quien es responsable de 1.092 personas heridas. En tanto Salud a la Calle dice que esta fue la jornada más violenta a la luz del día.

Durante la mañana del viernes 8 de noviembre, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) emitió su primer comunicado público desde que la misión del Alto Comisionado para los Derechos Humanos llegó a Chile el 29 de octubre con el objetivo de vigilar el uso de la fuerza policial, en el marco de las protestas que ya cumplen tres semanas a lo largo del país.

El mensaje de la organización decía: “el Sistema de Naciones Unidas en Chile urge a las autoridades a cesar de inmediato el uso de balines y perdigones [...] la utilización arbitraria e indiscriminada de este tipo de armas no letales, constituye una violación grave de los derechos humanos y vulnera el principio de proporcionalidad”.

Según el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), durante la administración del actual ministro del Interior, 823 personas han resultado heridas producto del conflicto social. Sus números se parecen a los de su antecesor, Andrés Chadwick, quien es responsable de 1.092 personas heridas. Visto desde otro modo, durante el periodo de Blumel han resultado 69 personas heridas en promedio diario, mientras que durante Chadwick, la cifra es 109, pero con toque de queda, estado de emergencia y militares en las calles.

En términos generales esto indica hay al menos 1.915 heridos en total durante 22 días de protestas, con un promedio de 87 heridos diarios desde que empezaron las protestas, dentro de los cuales hay que señalar que más o menos nueve corresponden a personas con graves heridas oculares, conforme sienta este artículo de INTERFERENCIA.

Los totales de heridos corresponde a cifras del INDH. Sin embargo, la metodología de medición del organismo no considera todas las personas heridas, pues muchas no registran sus casos en centros asistenciales.

Al cierre de esta edición, la organización Salud a la Calle –la cual atiende heridos en el contexto de las protestas– estimó que fueron durtante la reciente marcha casi 300 las personas atendidas por la organización en los dos puntos de primeros auxilios desplegados en el centro de Santiago, la que llegaron con heridas de diversa consideración, todos a manos de Carabineros de Chile.

Cabe señalar que no necesariamente estas cifras engrosan las estadísticas del INDH, pues no necesariamente terminan como un ingreso en algún centro de asistencia pública. De hecho, la Cruz Roja estimó antes de esta jornada de violencia en 2.500 los heridos, por lo que estos perfectamente pueden rondar los 3.000 a la fecha. 

De hecho, basados en su experiencia, varios profesionales de Salud a la Calle coinciden en que la jornada de este viernes ha sido la más violenta a la luz del día. Según cifras entregadas por la organización anteriormente, el promedio de heridos recibidos en dicha estación eran de 70 personas diarias hasta antes de esta última jornada de protesta, situación que durante este viernes cambió radicalmente.

Una situación que abre dudas sobre cuál fue el objetivo del cambio del ministro del Interior realizado por el presidente Sebastián Piñera el pasado 28 octubre. Aquel día Andrés Chadwick, primo del mandatario, ex titular de dicha cartera y fuertemente criticado por la ciudadanía por su estilo castigador, fue reemplazado por Gonzalo Blumel, quien proyectaba una imagen joven y supuestamente liberal, dada su militancia en Evópoli. 

“Estábamos manifestandonos en la Alameda y de la nada cayó una lacrimógena. Miro para atrás y veo que Daniela estaba sangrando. Un perdigón le había rozado la frente y le hizo un corte”, relató a INTERFERENCIA una mujer que esperaba a su amiga herida por Carabineros, mientras era atendida en el punto de primeros auxilios.

Posta Central

Son cerca de las 23.30 del viernes 8 de noviembre y la sala de espera de la ex Posta Central está repleta de jóvenes con perdigones en distintas partes del cuerpo. Perdigones en la rodilla, cuello, muslo y en las cercanías a los ojos. 

En una de las sillas está sentado un inmigrante colombiano, que fue atropellado por una patrulla de Carabineros el sábado 19 de octubre. Relata que los responsables escaparon del lugar y que los otros asistentes a la manifestación de ese día lo asistieron. El atropello le quebró una cadera y el fémur de la pierna izquierda, por lo que operado pero aún siente mucho dolor. 

Un hombre de la tercera edad también esperaba a ser atendido y presentaba múltiples impactos de perdigones en sus piernas y pies. Otro joven había sido disparado en el cuello, a la altura de la laringe y presentaba dificultad para hablar.

Desde que empezaron las protestas el 18 de octubre, Carlos Ortíz de 21 años, ha asistido a todas las manifestaciones en el centro de Santiago. Solo se ausentó a una protesta durante esta semana para darse un descanso. “Hoy día los pacos me dispararon como a tres metros, el perdigón atravesó el escudo y se penetró en mi muslo derecho”, relató Ortíz a nuestro medio mientras esperaba a ser atendido por el personal de la Posta. 

Según el joven, esta ha sido la manifestación con más violencia policial de las tres semanas de protestas, pero tiene una convicción clara: “Nosotros vamos a vencer, vamos a ganar esta wea”, dijo a INTERFERENCIA. 

Los Más

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Los Más

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario