Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 21 de octubre de 2019
Pero seguirán criando caballos

Problemas económicos y desinterés de los hijos lleva a familia Edwards a retirarse del rodeo

Nicolás Massai D.

portada_edwards_rodeo.png

Foto: Sol de Iquique
Foto: Sol de Iquique

Luego de la muerte de Agustín Edwards Eastman, sus herederos tomaron la decisión de retirar al Criadero Santa Isabel de esta actividad, poniendo fin a una exitosa carrera que el fallecido patriarca había fomentando desde inicios de los años 90.

Un mes antes de estas Fiestas Patrias, el 13 de agosto de 2019, apareció un breve comunicado en el diario especializado Caballoyrodeo.cl. La noticia no era menor, y seguramente sorprendió a buena parte de sus lectores que se preparaban para un 18 de septiembre distinto, cuando ya se agudizaban las manifestaciones en contra del rodeo. El Criadero Santa Isabel, propiedad de la familia Edwards y el más conocido dentro de esta actividad –que tuvo su mayor expansión en la década de los 90–, anunciaba que se retiraba de las medialunas.

No se entregaban detalles mayores al interior de la noticia, y se reproducía un comunicado en el que el criadero señalaba que dejarían "la competencia corralera", pero que continuarían "con la crianza de caballos chilenos en el sur".

Este hecho está directamente relacionado con la asunción de los hijos de Agustín Edwards Eastman a la primera línea del grupo familiar, luego de la muerte del patriarca el 24 de abril de 2017. Si bien era conocido que los herederos del otrora dueño de El Mercurio no tenían el mismo fanatismo que su padre por el rodeo, la información dejó una serie de incógnitas abiertas respecto de qué fue lo que condujo a esta decisión. Según distintas personas ligadas a este mundo consultadas por INTERFERENCIA, las razones son variadas, entre ellas el desinterés de los herederos por este deporte, además de los elevados costos mensuales para mantener una escuadra de elite en el rodeo.

Una actividad cara

Ya retirados de las competencias formales, el Criadero Santa Isabel se dedica en la actualidad únicamente a la crianza de caballos de raza chilena, en el fundo que posee en las cercanías de Futrono y, en menor medida, en el fundo de la familia Edwards en Graneros, en las cercanías de Rancagua.

Dos fuentes diferentes, que siguen de cerca lo que sucede en el mundo del rodeo, contaron a este medio que la razón principal para que los hijos Edwards Del Río tomaran esta decisión tiene que ver con la economía del grupo familiar: ninguno de ellos quería seguir costeando la actividad que mantuvo durante tantos años el padre.

Para hacerse una idea, y según información publicada por el periodista Víctor Herrero –director de INTERFERENCIA– en el libro Agustín Edwards Eastman: Una biografía desclasificada de el dueño de El Mercurio (Debate, 2014), en 2012 Edwards Eastman gastaba "en promedio entre 40.000 y 60.000 dólares al mes en esta actividad, lo que incluía el salario de los veterinarios y de los jinetes".

Era de público conocimiento que el patriarca del clan nunca escatimó recursos para instalarse en el centro de esta actividad, siendo reconocido por todos los que seguían el rodeo como el hombre más importante de este deporte, al que miraban y reconocían al instante los cientos de personas que coincidían con él en eventos como el Campeonato Nacional de Rodeo, popularmente conocido como el Champion de Chile, que se realiza los abriles de cada año en la Medialuna Monumental de Rancagua.

Como parte de su equipo estuvieron hasta este Champion los famosos corraleros Juan Carlos Loaiza y Eduardo Tamayo, quienes fueron en varias oportunidades campeones en representación del Criadero Santa Isabel; el primero en nueve y el segundo en siete ocasiones. Según información que recabó este medio, Tamayo no volverá a correr después de la decisión de Santa Isabel, mientras que Loaiza lo estaría haciendo por cuenta propia.

Tanto era el empecinamiento con el rodeo, que Edwards Eastman impuso un espacio exclusivo en su propio diario, en específico en la Revista del Campo, que aparece todos los lunes contando noticias del agro y que, de manera sagrada y hasta la actualidad, incluye en su edición una página dedicada a esta actividad. 

No hay dudas de que la consolidación de los hijos a la cabeza del grupo económico marcó un antes y un después en el vínculo de la familia con el mundo corralero. Una de las personas consultadas por este medio, indicó que ni Cristián ni Agustín Edwards Del Río heredaron el fanatismo de su padre. Quizás no sea coincidencia que El Mercurio, este año, le haya entregado una cobertura mayor a las noticias que critican este deporte por el maltrato animal.

Sin embargo, el desinterés de estos dos hijos del clan sería un detalle al lado de la verdadera razón por la que los Edwards ya no van más en el rodeo: el enorme gasto que ello significa.

La sucesión

El fallecimiento de Agustín Edwards Eastman dejó un vacío de liderazgo en el mundo del caballo chileno y el rodeo. Actualmente, son tres los personajes que podrían suceder al antiguo dueño de El Mercurio como líderes de esta actividad: Gonzalo Vial, dueño de Agrosuper; Alfredo Moreno, actual ministro de Obras Públicas, e Ítalo Zunino, empresario agrícola y forestal.

En tanto, el desinterés de los herederos de Edwards Eastman por este mundo incluso ha llevado a algunos a especular que el criadero Santa Isabel estaba en venta. Sin embargo, según fuentes consultadas por nuestro medio, de momento los hijos de Edwards descartan esa movida. Les basta, de momento, con haberse retirado del deporte de la elite que tanto fomentó su padre.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

excelente información es la que publican...apenas este económicamente estable, sin duda alguna me suscribiré.

Añadir nuevo comentario