Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 11 de agosto de 2020
Industria del juego

Ni estallido ni pandemia: documentos muestran que Enjoy iba rumbo a la quiebra antes del 18 de octubre

Joaquín Riffo Burdiles

casino_.png

El presidente del directorio de Enjoy, Javier Martínez Seguí.
El presidente del directorio de Enjoy, Javier Martínez Seguí.

A fines de abril la empresa operadora de casinos más grande del país informó que se iba a someter a una reorganización judicial para evitar la bancarrota, justificándose en los acontecimientos ocurridos en los últimos meses en Chile. Pero informes financieros y académicos muestran cómo la firma controlada por la familia Martínez enfrentaba una compleja situación financiera con pérdidas consecutivas en los últimos cuatro años.

El viernes 24 de abril, mediante un hecho esencial informado a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), la operadora de casinos Enjoy anunció que iniciaba un procedimiento de reorganización judicial, un proceso que se justificaba, según el documento, en los efectos que había tenido el estallido social del 18 de octubre de 2019 en su industria y la actual pandemia por el Covid-19, a raíz de la cual la Superintendencia de Casinos de Juego instruyó el cierre de los casinos de juego, en todo Chile, a partir del 18 de marzo y hasta que las condiciones epidemiológicas permitan su supresión y las autoridades sanitarias así lo determinen. 

Dicha herramienta es una de las alternativas que contempla la Ley 20.720 de Reorganización y Liquidación de Activos de Empresas y Personas para permitir a las compañías ordenar sus activos y pasivos y evitar la quiebra, tal como informó El Mercurio. Uno de los principales beneficios es la protección financiera que se le otorga a la empresa -por 30 días prorrogables- en cuanto a sus créditos, permitiéndole no pagar sus deudas y evitando que se puedan iniciar sobre ella demandas o procesos judiciales, suspendiendo además los existentes. 

Entendiendo que este mecanismo le permite a la compañía proponer a todos su acreedores modificar sus obligaciones, sus créditos, obteniendo mayor plazo, periodos de gracia y bajando la tasa de interés, la justificación que dio la compañía para acogerse al mecanismo basado estrictamente en la coyuntura -el estallido social y la pandemia- no dice relación con  la situación financiera que arrastraba desde hace más de cuatro años. 

INTERFERENCIA revisó los informes financieros de las empresas especializadas Humpreys, Fitch Ratings, Standard & Poor’s y Credicorp Capital de 2019 que mencionan la situación de Enjoy, donde las firmas coinciden en recalcar las apuestas de riesgo que había tomado la compañía operadora de casinos, su alto endeudamiento, la baja en visitas que había registrado desde 2016, su rentabilidad negativa y sus bajos resultados operacionales. 

Una visión que fue refrendada por los académicos José Olivares y Juan Pizarro de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile en una clase magistral “Casinos Enjoy: ¿Qué decían sus finanzas antes de la reorganización?”, una exposición que tuvo lugar a fines de mayo y donde se abordó la alta deuda de Enjoy, la baja rentabilidad de nuevos casinos, la errada apuesta por el casino en Punta del Este y la evolución de las acciones de la compañía, con un mal desempeño bursátil que se arrastraba desde mucho antes que el estallido social y la pandemia. 

A la baja

Hace un tiempo, Enjoy vivía uno de sus mejores momentos tras arrasar en la licitación de casinos municipales y quedarse con cuatro de las cinco plazas en disputa. Junto con mantener la administración de los casinos de Viña del Mar, Coquimbo y Pucón, le arrebató a Sun Dreams -su principal competidor en la industria- la de Puerto Varas.

A ello se sumaba la expansión internacional que la firma había experimentado anteriormente con la adquisición del Conrad de Punta del Este, una de las obsesiones de Javier Martínez, presidente del directorio de Enjoy, quien era comparado con Steve Jobs en la edición de septiembre de 2013 de la revista Capital, donde el empresario relataba cómo se había dado la idea de adquirir esa plaza. “En noviembre del 2010, con Francisca, mi mujer, vinimos a celebrar nuestro aniversario con dos parejas de amigos. Lo pasamos el descueve. Estábamos los seis en la piscina echando la talla, y apuntando al Conrad, les dije: “Me voy a comprar esta cuestión”’. 

El tiempo demostraría que la apuesta no resultó según lo esperado. De hecho, el informe de Credicorp apunta a la adquisición del Conrad como uno de los factores que estresó el balance. Según el análisis, si se consideran los últimos 5 años, Enjoy Punta del Este generó, en promedio, un Ebitda de US$ 24 millones. Sin embargo, en 2018 el recinto reportó un Ebitda de US$ 18 millones, 24% por debajo del promedio histórico. Punta del Este representa cerca de 14% del Ebitda de Enjoy en los últimos 12 meses. Una opinión que también comparten los académicos de la Universidad de Chile en su charla, quienes afirman que “la compra del Conrad incrementó casi al doble la deuda de la firma”.

Pero los números azules hace rato no acompañan a la operadora de casinos. Al revisar su utilidad anual desde 2015 a la fecha, las cifras indican que desde 2016 registra pérdidas. En ese año, registró pérdidas por $ 40.119 millones, recuperándose en 2017 para nuevamente caer en 2018 con pérdidas por $ 25.021 millones y en 2019 por $ 27.707 millones. 

Una realidad que también se ha visto reflejada en su desempeño bursátil, donde entre inicios de 2019 y mayo de 2020, el valor de la empresa pasó de $ 102 mil millones a $ 40 mil millones.

Escenario incierto

En una entrevista concedida a El Mercurio el pasado 10 de mayo, la superintendenta de Casinos de Juegos, Vivien Villagrán, afirmó que “no tengo facultades para hacer lo que ellos me están pidiendo porque no está previsto en la ley”, en relación a la solicitud de Enjoy en torno a dejar sin efecto las licitaciones de casinos municipales, apuntando a que todas las opciones que la normativa contempla implican el cobro de las boletas de garantía que la firma entregó. 

“La Ley prevé cinco causas para que un permiso de operación se entrega. El fin de la vigencia del permiso, la renuncia de parte del adjudicatario antes o después de la entrada en vigencia del permiso, la disolución de la sociedad operadora o que ésta se declare en quiebra. La quinta es la revocación del permiso, la que en la fase en la que está Enjoy solo se produciría en caso de que no cumpla con los plazos para llevar a cabo su proyecto de inversión y donde la superintendencia pueda actuar de mutuo propio”, explicó la superintendenta Villagrán, agregando que “no hay forma en la que podamos anular un permiso porque la Ley tipifica claramente las condiciones en las que eso se puede hacer. La Ley es clara y no deja espacio para interpretación”.

En cuanto a las prórrogas solicitadas, a la compañía le restaría un camino administrativo. Según la superintendenta, sólo el Ejecutivo tiene la facultad de promover una ley corta o express que pueda cambiar las condiciones para Enjoy y el resto de la industria en torno a los plazos de las concesiones y el aumento de tiempo para materializar las nuevas. Esta ley corta debe, necesariamente, pasar por el Congreso. “El Ejecutivo nos pidió modelaciones, pero la decisión de presentar modelaciones es del Ejecutivo”.

El medio local La Voz de Pucón logró obtener respuestas de Enjoy mediante un cuestionario a la compañía, que también opera un casino en esa comuna. Entre sus consultas relacionadas con el proceso de reorganización judicial, el medio consultó “Si la salida, tal como lo planteó la SCJ es ir al Ejecutivo por una Ley corta, ¿por qué cree usted que el Estado debe cambiar las reglas del juego a una industria hiper regulada?”. 

Ante esto, la empresa respondió que “claramente el escenario que estamos viviendo de estado de catástrofe nacional requiere tomar ciertas medidas para evitar el colapso de ciertas actividades económicas, proteger el empleo, la capacidad productiva y la cadena de pagos. Como ésta es una industria que está regulada, dichas medidas deben ser aprobadas en las instancias ejecutivas y legislativas que correspondan”.

INTERFERENCIA intentó contactarse con Comunicaciones de Enjoy para poder llevar su versión sobre la información contenida en este artículo, pero hasta el cierre de esta edición no fue posible obtener una respuesta.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Claramente la situación de la empresa Enjoy S.A., se arrastra ya hace mucho tiempo atrás, como bien se expone en este reportaje. Lo que si llama la atención de sobremanera, es porque Enjoy gana 4 licitaciones de casinos municipales en el año 2018, si sus finanzas ya mostraban signos de preocupación. Que análisis realizó la Superintendencia para no objetar las cifras de este conglomerado, ¿no se cuestionó nada?. Aquí algo tiene que decir la Superintendencia. Lo que agrava aún más esta situación es que analizando la prensa, Enjoy durante el año 2019 adquirió dos casinos más, uno en la ciudad de San Antonio y el otro en la ciudad de los Ángeles, acá nuevamente llama la atención como fue posible que la misma Superintendencia de juego aprobara estas adquisiciones, ¿que analizó?, ¿no vio ningún riesgo, al permitir que una empresa en serios problemas financieros comprara dos casinos?. Claramente acá no solo Enjoy falló, también erró la Superintendencia y las perjudicadas serán las 6 regiones que verán diezmadas sus arcas fiscales por los errores y negligencias cometidas y no tan sólo cuando termine esta pandemia

No les creo nada sobre la quiebra. Lo unico que se que el casino estaba lleno de venezolanos trabajando y Chilenos pidiendo a grito trabajo. Sera porque hay diferencia en pago de sueldos o impuesto. Muchos compatriotas viviendo tragedia economica por falta de trabajo y solo hay para los extranjeros. se dijo y punto.

ERRATA: Dice "de mutuo propio" donde debe decir "de motu proprio".

Añadir nuevo comentario