Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 25 de septiembre de 2020
¿El comienzo del fin?

Piñera sufre histórica derrota en la Cámara con votos del oficialismo y se da luz verde a retiro de 10% de los fondos para cotizantes de las AFP

Laura Landaeta
Lissette Fossa
Diego Ortiz

El duro revés pone en duda la continuidad de los ministros Gonzalo Blumel e Ignacio Briones, ambos militantes de Evópoli, que se jugaron todas sus cartas para convencer a los legisladores de su coalición de rechazar la propuesta. Sólo lograron 25 votos. La votación de ayer muestra que el Presidente está cada vez más solo.

No hay plata.

Ese ha sido el mensaje que el gobierno viene machacando desde el inicio de la pandemia para justificar medidas fiscales más bien austeras en el contexto de la actual crisis económica y social provocada por el coronavirus. 

Pero ayer, de pronto, apareció la plata. En un intento de último minuto para evitar que la Cámara de Diputados aprobara la moción parlamentaria que propone que los ahorrantes de las AFP puedan retirar 10% de sus fondos -con un tope máximo de 150 UF- el gobierno anunció un nuevo paquete de medidas para salir en auxilio de la clase media y para evitar el retiro de fondos previsionales. Así anunció una tercera edición del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), titulado IFE Plus

Para La Moneda la votación de ayer era de una importancia tal que despachó a tres ministros al Congreso para presionar a los legisladores de su propia coalición a rechazar el proyecto y cuadrarse con el paquete de medidas anunciado pocas hora antes. Así, en reuniones paralelas mientras se desarrollaba el debate legislativo, los ministros Claudio Alvarado (Segpres), Cristián Monckeberg (Desarrollo Social), junto al titular de Hacienda Ignacio Briones y el subsecretario de esa cartera, Francisco Moreno, trataban de convencer a sus parlamentarios de rechazar el proyecto para cuadrarse con el plan de último minuto.

Ante las críticas de varios parlamentarios, que se quejaron de que los ministros ejercieran presiones de último minuto en salones adyacentes al hemiciclo, finalmente el titular de Hacienda se apersonó y dio una breve alocución en la que fustigó a la oposición. "Se ha hecho acá una arenga libertaria, vaya curiosidad que venga de la izquierda, en que plantea algo así como un derecho de propiedad irrestricto, cuando lo que se hace en el Congreso, día a día, a través de las leyes, es ponerle bordes a la libertad”, afirmó. “Es salirse del libertinaje, salirse del referir a que puedo hacer con lo mío lo que quiera. Les invito a pensar si acaso en la casa o en el departamento de cada uno de nosotros podemos hacer lo que queramos", remató Briones.

Pero a la hora de la votación final a las ocho de la tarde, tras diez horas de debates, el gobierno sólo consiguió 25 votos de rechazo, sufriendo una derrota de proporciones históricas. 

“No recuerdo otro momento donde haya sido tan fuerte una derrota para un gobierno desde el punto de vista político”, aseguró a nuestro medio el cientista político Claudio Fuentes. “Particularmente por el contexto que rodeó la votación y que tiene que ver con la división dentro de la propia coalición”, agregó el profesor de la Universidad Diego Portales.

Es más, el último presidente democráticamente electo en recibir una bofetada tan fuerte por parte de la Cámara de Diputados fue Salvador Allende en agosto de 1973. En esa ocasión los diputados acusaron al mandatario de un "grave quebrantamiento del orden constitucional", pronunciamiento que después las Fuerzas Armadas usaron como una de las justificaciones para dar el golpe de Estado el 11 de septiembre de ese año.

La noche de los cuchillos largos

La moción parlamentaria se aprobó por 95 votos a favor, 25 en contra y 31 abstenciones. Más allá de la alegría que mostraron muchos legisladores opositores -deprivados de triunfos políticos en los últimos dos años- lo cierto es que el factor clave fue que la coalición oficialista se quebró para esta votación.

Cuatro congresistas de la UDI y siete de RN votaron a favor de esta iniciativa. En tanto, 10 parlamentarios de la UDI y 19 de RN se abstuvieron, a sabiendas que con ello allanaban el camino para aprobar la moción parlamentaria.

El timonel de RN, el diputado Mario Desbordes, también se abstuvo, pero la votación de sus correligionarios claramente demuestra que su conducción -atacada por los sectores más derechistas de ese partido, como Andrés Allamand- goza de buena salud.

El único partido oficialista que se cuadró por completo con el gobierno fue Evópoli. El presidente de ese conglomerado, Hernán Larraín Matte, lamentó en una entrevista a Radio Portales lo que sucedio ayer. "Lamento que el día de hoy haya ganado la demagogia. Pero al mismo tiempo me siento orgulloso, porque no hubo ni un voto a favor de la bancada de Evópoli para apoyar este proyecto populista, que daña las pensiones de los chilenos”, aseguró a través de Zoom. “Seguiremos defendiendo nuestras convicciones con más fuerza que nunca".

Lo que el hijo del actual ministro de Justicia no transparentó es que los votos en contra de su partido probablemente se debieron al temor de poner en peligro la posición de sus dos militantes más encumbrados: Gonzalo Blumel e Ignacio Briones.

De hecho, el peso de Evópoli en el gabinete de Piñera es algo que otros partidos oficialistas, en especial la UDI, resienten con fuerza. En ese partido reconocen estar molestos con la tienda de Larraín Matte, toda vez que hicieron lobby con Piñera para dar luz verde a la idea de que los alcaldes no se puedan reelegir. “Lo que pasa es que Evópoli no tiene alcaldes”, sinceró la timonel de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe.

La soledad de Piñera

“Piñera hace rato que está solo”, afirma Patricio Navia, cientista político y profesor de la New York Univeristy y la Universidad Diego Portales. “Piñera va a pasar a la historia como el presidente que no pudo liderar y terminó siendo arrastrado por la marea”.

Como sea, lo acontecido ayer demuestra que el mandatario ha perdido incluso una parte importante del respaldo de su propia coalición. En privado, gente cercana a la jefa de la UDI aseguran que ella está feliz con la actual situación. Y es que Piñera es un personaje que, incluso para sectores duros de la derecha política y económica, se ha vuelto un obstáculo. 

“El presidente Piñera, a mi modo ver, tiene este problema: no ejerce como jefe de Estado ni tampoco como jefe de gobierno”, afirma Tomás Duval, analista político ligado a Renovación Nacional y académico de la Universidad Autónoma. “El distanciamiento ideológico y político con su coalición puede terminar aislándolo más todavía, sobre todo con la debilidad mostrada hoy por su equipo político”.

La votación de ayer no solo noqueó a La Moneda, sino que también produjo un terremoto mayor en RN. Decepcionados con el resultado, varios de sus diputados -entre ellos el diputado Diego Schalper- anunciaron que dejarían la bancada de RN, aunque sin renunciar a su militancia. Ello parece no estar ajustado a los reglamentos, pero demuestra el profundo descontento de los sectores más derechistas de ese partido.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Evopoli es el brazo armado de la udi disfrazados de oveja

Muy buenas noticias👍🇨🇱🇨🇱🇨🇱

Añadir nuevo comentario