Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 1 de marzo de 2021
Muerte de Altamirano 2° parte

Carlos Altamirano: los años previos a la Unidad Popular

Manuel Salazar Salvo

En esta segunda entrega, el periodista Manuel Salazar narra para INTERFERENCIA las disputas previas a la elección de 1970 que llevó a Salvador Allende a la Presidencia de la República, en un ambiente efervescente y competitivo, cuyo trasfondo era el triunfo de la revolución cubana en 1959.

El período entre 1967 y 1973 es el más agitado en la vida política de Carlos Altamirano. A mediados de 1967, cuando los movimientos revolucionarios ya se han extendido en casi todos los países del continente, Cuba intenta desde La Habana dirigirlos y unificarlos creando la Organización Latinoamericana de Solidaridad, OLAS. Desde Chile acuden dirigentes socialistas y comunistas, entre ellos Altamirano y Clodomiro Almeyda, para elegir a Salvador Allende como el primer presidente del organismo.

Ver 1° Parte: Carlos Altamirano: el aristócrata que quiso ser revolucionario

Ver 3° Parte: Carlos Altamirano: “avanzar sin transar” a la renovación socialista

En Santiago, el PS expulsa a Raúl Ampuero por actos de indisciplina en contra de la dirección partidaria y oponerse a la ampliación del FRAP (Frente de Acción Popular). Irrumpe, además, un enérgico movimiento universitario que busca reformar hasta los cimientos la enseñanza superior, iniciándose principalmente en las universidades Católica de Valparaíso y Católica de Santiago. En octubre se conoce el asesinato del Che Guevara en Bolivia.

En ese escenario, los socialistas realizan en Chillán su XXII Congreso y definen la línea del partido como marxistas leninistas y postulan la violencia revolucionaria para llevar adelante sus fines. En la votación para conformar el nuevo Comité Central consiguen las primeras mayorías Carlos Altamirano y Rolando Calderón, dirigente la Confederación Campesina Ranquil, quien es uno de los principales conductores de  la incipiente orgánica política-militar del partido, alimentada por los llamados elenos, inspirados en el Ejército de Liberación Nacional, ELN, creado por Ernesto Guevara en Bolivia. Allí están Elmo Catalán, Arnoldo Camú, Félix Huerta, Celsa Parrau y Beatriz Allende, hija de Salvador, el gran derrotado en aquel Congreso.

Pocas semanas después, Miguel Enríquez consigue el control del naciente MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria) y lo encamina resueltamente hacia la senda revolucionaria. El año 1968 se inicia con un creciente malestar estudiantil, la búsqueda de reformas se extiende a otros planteles y las juventudes políticas adquieren rápidamente un mayor protagonismo, proceso que se acelera a partir del mes de mayo en Francia, las protestas contra la guerra de Vietnam, las primeras reformas del Segundo Concilio Vaticano y la aparición de la cultura hippie.

En julio de 1968 se produce un conflicto laboral en el fundo San Esteban de Los Andes. Los campesinos son apoyados por la creciente vertiente militar del Partido Socialista, PS. Rolando Calderón encabeza la defensa de la toma. Más de 500 carabineros inician el desalojo del predio y el recate de su dueño. Los incidentes se desatan con inusual violencia. Allende y Altamirano se hacen presentes pero no consiguen controlar la situación. Más de cien militantes terminan detenidos en medio de bombazos y ráfagas de metralleta de los jóvenes socialistas.

Luego de aquel incidente, varios militantes socialistas forman la denominada Organa, una nueva tendencia militar que integran, entre otros, Rolando Calderón, Exequiel Ponce, Ricardo Pincheira, Carlos Lorca y Ramón Silva Ulloa. En agosto los soviéticos invaden Checoslovaquia, los comunista criollos la apoyan sin ambages y se agravan las discrepancia al interior de la izquierda chilena.

A fines de aquel año Altamirano es detenido y enviado a prisión por un mes, acusado de insultar al Ejército. También es separado de su cargo parlamentario por un mes. Responde con el documento El Parlamento, tigre de papel, donde fustiga al Poder Legislativo y lo acusa de anacrónico y anticuado, propiciando la lucha de masas por sobre los debates en el Congreso. En las elecciones de marzo de 1969 el Partido Demócrata Cristiano (PDC) pierde su mayoría absoluta en la Cámara de Diputados y se empieza a vislumbrar un quiebre en el partido. Crece la izquierda y la derecha se unifica tras el recién creado Partido Nacional, PN. Allende, en tanto, consolida su liderazgo partidario en las urnas.

Pocas semanas después, casi toda la juventud militante se margina del PDC, y, aliada con varios e importantes dirigentes adultos, fundan el Movimiento de Acción Popular Unitaria, MAPU.

Los partidos empiezan a levantar sus candidatos presidenciales: Alberto Baltra, por lo radicales; Jacques Chonchol, por el MAPU; Pablo Neruda, del Partido Comunista (PC); Rafael Tarud, del API (Acción Popular Independiente); Jorge Alessandri, desde la derecha; Radomiro Tomic, por el PDC. En agosto la dirección del PS proclama a Allende con 13 votos a favor y 14 abstenciones, entre ellas las de Carlos Altamirano, Clodomiro Almeyda y Aniceto Rodríguez, este último secretario general del partido y rival interno de Allende en sus pretensiones a La Moneda.

A fines de octubre, el general Roberto Viaux, jefe de la Primera División del Ejército, se acuartela en el regimiento Tacna, en  Santiago, y exige reivindicaciones gremiales. El conflicto, la primera rebelión militar pública en la década, se soluciona cuando el gobierno hace algunas concesiones.

Ese mismo mes nace la Unidad Popular (UP) a la que se suman los partidos del FRAP, los radicales, el MAPU y el API. Poco a poco los precandidatos a presidente empiezan a deponer sus postulaciones, quedando solos Neruda y Allende, por el PC y el PS. Altamirano habla con el secretario general del PC, Luis Corvalán, y le miente diciéndole que la Comisión Política del PS se inclinará finalmente por Neruda: la dirección comunista decide bajar la candidatura del poeta. A fines de enero de 1970 Allende se transforma en el candidato único de la UP. En la cancha electoral quedan Tomic, Allende y Alessandri.

Por aquellos meses, tanto Allende como Altamirano, no ajenos a los saltos y corcoveos entre ambos, se empeñan en que tanto la Organa como los llamado elenos socialistas colaboren con la campaña electoral de la UP. Estos dos sectores son sacudidos en el mes de junio por la noticia de que el cadáver de Elmo Catalán es encontrado en las afueras de Cochabamba, en Bolivia. Había viajado poco tiempo antes para tratar de reorganizar la dispersa guerrilla del Che Guevara.

Mañana, 3° Parte y final. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Me interesan mucho sus artículos.

Primera vez leyendo vuestro medio. Gracias por contenido histórico de calidad. Seguiré deleitandome con vuestro artículos. Saludos y felicitaciones‼️🙋‍♀️

Añadir nuevo comentario