Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 26 de marzo de 2019
Extradición de Raúl Escobar Poblete

'Comandante Emilio' pide asilo a México

Francisco Marín

A pocos días de que Andrés Manuel López Obrador asuma el gobierno, México concedió en primera instancia la extradición del ex frentista a Chile. Sin embargo, ello podría frustarse debido al -hasta ahora- desconocido pedido de asilo político y denuncias de tortura que realizó el compañero de Ricardo Palma Salamanca.  

Este lunes 26 la Secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE) comunicó que fue concedida a Chile la extradición del ex frentista Raúl Escobar Poblete “para ser procesado por la Segunda Sala de la Corte Suprema de Justicia de Chile, por el delito de atentado terrorista con resultado de muerte del Senador Jaime Guzmán Errázuriz, acontecido el 1 de abril de 1991 en la Ciudad de Santiago”, como se señala en el comunicado 315 de la Cancillería de México”.

La decisión, que puede ser apelada por el afectado, fue tomada por el Gobierno de Enrique Peña Nieto cinco días antes de que asuma el izquierdista Andrés López Obrador, quien podría revertir la decisión.

Lo que no se sabe en Chile, es que previo a que esto ocurriera, Escobar Poblete –mejor conocido como comandante Emilio- pidió oficialmente asilo al gobierno mexicano.

La solicitud la hizo el 4 de octubre en medio de una audiencia enmarcada en el proceso de extradición pedido por la Justicia de Chile.

Este requerimiento se hizo luego que el Comandante Emilio cayera detenido -el 30 de mayo de 2017- en San Miguel de Allende (Guanajuato, México), acusado de ser el líder de una banda de secuestradores y, específicamente, de haber raptado a una ciudadana franco-estadounidense. 

Escobar Poblete participó de dicha audiencia desde el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) de Ocampo –donde se encuentra recluido- a través de una videotransmisión. Fue esta la ocasión que encontró Escobar Poblete para hacer su solicitud de protección a México.

Según reportó la mexicana revista Proceso en su edición del 18 de noviembre, Escobar Poblete –que en San Miguel de Allende y por 20 años actuó bajo el nombre de Ramón Alberto Guerra Valencia- una de las principales razones en que este ex guerrillero del FPMR fundó su petición es el hecho de haber sido vejado y torturado en los diversos lugares en los que ha estado cautivo desde que fuera detenido en esa localidad mexicana.

El juez que lleva el proceso por el secuestro de la ciudadana franco-estadunidense notificó las denuncias a la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (PDHG).

El 17 de enero de este año este organismo emanó un oficio (expediente 174/17-A) dirigido al procurador de Justicia de Guanajuato, Carlos Zamarripa Aguirre, en que da cuenta de pruebas de las lesiones infligidas a Escobar durante su detención, de las que responsabilizó a siete agentes de la Policía Ministerial.

“La PDHG recomendó iniciar procedimientos disciplinarios contra los agentes por esta causa”, según reseñó Proceso en un artíuclo firmado por su corresponsal en Guanajuato, Verónica Espinoza.

El procurador Zamarripa aceptó la recomendación, por lo que se esperan sanciones a los torturadores del Comandante Emilio, aunque hasta ahora no hay información sobre los resultados de este sumario.

Cabe considerar que Escobar Poblete se encuentra sometido a un régimen de máximo resguardo, a solicitud de las procuradurías de justicia federal y estatal (Guanajuato), por lo que varias de las audiencias de su caso también se han verificado con este formato a distancia de videotransmisión.

Hay que recordar que el martes 13 la SRE había comunicado que la justicia mexicana no accedió a iniciar el proceso de extradición de Escobar por su eventual responsabilidad en el secuestro de Cristián Edwards, hijo del fallecido dueño de El Mercurio, ocurrido a fines de 1991.

El fundamento: “El delito invocado se encuentra prescrito”. Sin embargo quedaba pendiente el pronunciamiento por el asesinato del senador Jaime Guzmán, que es el que se dio a conocer ayer.

“Complot político”

Escobar planteó en la audiencia argumentos que ya había sostenido en sendas cartas enviadas al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, remitidas el 14 de mayo y el 10 de julio pasados, que fueron dadas a conocer por la revista Proceso.

En estas el Comandante Emilio denunció ser víctima de un complot de parte de grupos de ultraderecha de México y Chile.

“Mi detención se debe a una persecución política orquestada por el partido pinochetista UDI (Unión Demócrata Independiente) en complicidad con las fuerzas políticas de ultraderecha en México, que buscan desacreditar mi persona montando un escenario lleno de mentiras y arbitrariedades, dentro del cual la vieja doctrina del Plan Cóndor juega un papel fundamental”.

Allí agrega: “Quiero poner de manifiesto que en este momento soy víctima de un complot político que pretende extraditarme a Chile, condenándome a prisión de por vida, negándome los recursos del asilo político, al cual tengo derecho como refugiado, ya que he sido perseguido y amenazado de muerte; mi situación actual es de vulnerabilidad absoluta".

“Todo esto fue montado por el Partido Acción Nacional (PAN) en conjunto con el partido pinochetista UDI en Chile, hoy en el poder. Estos dos partidos, con sus intereses políticos idénticos, inclusive la UDI ha asesorado al PAN en su campaña política en México y ambos partidos tratan de sacar beneficios a cualquier precio.”

En las cartas Escobar Poblete se define como un luchador social que bregó “contra la dictadura sangrienta y asesina de Augusto Pinochet (…)  que asesinó (incluso a mi padre), torturó (me incluyo) y desapareció a cientos de chilenos (…) mi familia sufrió muerte y tortura en Chile”.

En ambas misivas Escobar expresa textualmente que hace un acto formal y por escrito de petición de asilo y refugio a los Estados Unidos Mexicanos” como se informa en la nota de Proceso.

Escobar Poblete y Ricardo Palma Salamanca han sido motejados como “los pistoleros de la transición”. por ser  los autores materiales del asesinato de Guzmán y del secuestro de Cristián Edwards. 

Entre 1989 y 1990 también asesinaron a otros tres personeros de la dictadura, incluyendo al comandante retirado y ex jefe de la Dirección de Inteligencia de la Fuerza Aérea, Roberto Fuentes Morrison, considerado uno de los mayores represores de aquel periodo de la historia chilena.

Pero sin duda que el asesinato del abogado y sendaor Jaime Guzmán es el más sobresaliente.

Palma y Escobar protagonizaron –el 30 de diciembre de 1996– la fuga de prisión más espectacular que se recuerde en Chile: desde un helicóptero, un comando del FPMR arrojó una canasta a la que Palma y otros tres connotados miembros del Frente se treparon y huyeron, en medio del fuego cruzado. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario