Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 28 de mayo de 2020
Katia Guzmán contagiada

Covid-19 en La Araucanía: Los instantes clave en que la máxima autoridad sanitaria de la región desató una emergencia

Maximiliano Alarcón G.
Paula Huenchumil
Camilo Solís

katia-guzman.jpg

Seremi de Salud Katia Guzmán. Fotografía: Ministerio de Salud
Seremi de Salud Katia Guzmán. Fotografía: Ministerio de Salud

Esta región es la más golpeada a nivel nacional por el Coronavirus y en paralelo la seremi de Salud encargada de la emergencia, militante de Renovación Nacional, es una contagiada más. A la vez es investigada por la Fiscalía por haber expuesto a otras personas al contagio, entre ellos, a una serie de profesionales de las comunicaciones, como también a las principales autoridades políticas de la zona.

El pasado viernes 20 de marzo a las 21:20 horas, el equipo de prensa de la seremi de Salud de La Araucanía, Katia Guzmán (RN), envió un comunicado a los periodistas de la zona con el detalle de los nuevos casos de Covid-19 informados aquel día en la región. El documento informaba de cinco casos adicionales, pero uno de estos traería consecuencias impensadas.

“El tercer caso corresponde a un hombre de 45 años funcionario de la Seremi de Salud de Temuco, quien se encuentra en cuarentena en su domicilio y presenta un buen estado de salud al igual que los casos anteriores. Con esto aumenta el total de casos Covid-19 a 12 en la región de La Araucanía”, señalaba el documento.

A las 19:30 del mismo día y en dependencias del regimiento Tucapel de Temuco, Katia Guzmán protagonizó un punto de prensa en el cual participaron profesionales de las comunicaciones y también otras autoridades. Eran alrededor de 20 personas.

En esta cita, la seremi de Salud de La Araucanía no mencionó el caso del funcionario. Tampoco dijo que desde la mañana de ese mismo día estaba en conocimiento del positivo por Covid-19 de esta persona. Mucho menos mencionó que sostuvo reuniones con el contagiado poco antes de su diagnóstico. 

Hoy, Katia Guzmán también es una de las contagiadas de coronavirus, al igual que el intendente de la región, Víctor Manoli; el jefe de Defensa Nacional en la zona, Patricio Mericq, además de otras de las autoridades de gobierno fundamentales en la región. También, una serie de profesionales de las comunicaciones que estuvieron en los puntos de prensa de Guzmán. Uno de ellos incluso se encuentra grave en el Hospital de Temuco.

Fiscalía apunta a la seremi de Salud como responsable de este brote que descabezó al Gobierno Regional de La Araucanía, justo cuando en las estadísticas figuran como la segunda región,-tras la Metropolitana-, con más contagiados con el Covid-19 en todo Chile. Esto obligó a Sebastián Piñera a reclutar a una ex funcionaria clave de La Moneda que trabajaba de cerca con Andrés Chadwick para que asumiera como delegada presidencial en la región.

La situación de la región de La Araucanía es especialmente preocupante por la cantidad de contagiados que presenta. Según los datos entregados por fuentes oficiales, la cantidad de contagiados en esa región al día 4 de abril de 2020, corresponde a 477 casos en total, 70 de estos hospitalizados. Se trata de datos altos para una región donde la cantidad de habitantes supera por poco las 950 mil personas. 

De hecho, la cantidad de contagiados en La Araucanía corresponde al 11.5% del total de contagiados a nivel nacional. Mientras que el total de fallecidos por Covid-19 en esa región asciende a 9 personas. Es decir, la más alta a nivel nacional junto con la Región Metropolitana, la cual también presenta 9 fallecidos. Actualmente las comunas de Temuco y Padre Las Casas están sujetas a cuarentenas totales desde el 28 de marzo.

Los besos de Katia Guzmán

Horas después del punto de prensa del viernes 20 de marzo, el periodista y director del medio independiente de Temuco, libertaddigital.cl, se aprestaba a escribir el artículo sobre los nuevos contagios. Con el comunicado de prensa de la Seremi de Salud en mano y los audios de Katia Guzmán, se percató de que en la cita del regimiento Tucapel de Temuco no se había informado el caso del funcionario positivo por Covid-19 escrito en el documento, por lo que comenzó a realizar llamados a sus contactos en aquel organismo.

De esta forma, Neira confirmó algo que venía sospechando: Katia Guzmán había estado en contacto con el contagiado. Así lo publicó durante la madrugada del sábado 21 de marzo en dicho medio de comunicación. Y posteriormente fue encontrando más antecedentes.

En conversación con INTERFERENCIA, el reportero relató parte de lo obtenido:

“Logramos establecer que el funcionario es un ingeniero ambiental que trabaja en el tercer piso del edificio de calle Rodríguez 1070 (la Seremi de Salud además tiene un edificio en calle Aldunate) y que había llegado el 10 de marzo desde Brasil, donde había estado de vacaciones. Cuando llegó no se le pidió que guardara cuarentena, siendo que los protocolos ya indicaban que si había una persona que llegaba de un país con casos confirmados –y en Brasil el 17 de marzo confirman a la primera víctima con más de 250 casos confirmados–, debía mantener cuarentena preventiva. Pese a ello la autoridad sanitaria (Guzmán), la que tiene que velar por la salud pública, no le dice a su funcionario que tome cuarentena preventiva”, narró Roberto Neira.

El funcionario siguió trabajando y Katia Guzmán participando en actividades públicas. Según lo relatado por el periodista de Libertad Digital, obtuvieron antecedentes de que el domingo 15 de marzo, la seremi de Salud sostuvo una reunión en el tercer piso del edificio de Rodríguez 1070 con dicho ingeniero y ocho personas más. 

Ese mismo día,- según denunciaron posteriormente los funcionarios de la Seremi de Salud a través de una carta-, Katia Guzmán llegó saludando de besos a las personas presentes en una actividad oficial, como seremi de Salud. El pasado 24 de marzo el diario La Segunda publicó fotografías que dan cuenta de esto.

No hay certeza de cuándo el ingeniero comenzó a presentar síntomas, pero en el reporteo de Neira, obtuvieron como antecedente que durante la tarde del jueves 19 el funcionario se habría tomado la muestra para el examen en la Clínica Alemana de la ciudad. Posteriormente, el análisis fue realizado en el Hospital Regional Hernán Henríquez Aravena, donde dio positivo. A eso de las 2:20 de la madrugada del viernes 20, los resultados ya estaban disponibles en el sistema, al cual tiene acceso la seremi de Salud.

Posterior a esto, el mismo viernes 20, Katia Guzmán participa de dos puntos de prensa durante la jornada. Uno al mediodía en las dependencias de Aldunate, y la ya mencionada conferencia de prensa de las 19:30 horas, en la que estaban autoridades como el intendente de La Araucanía, Víctor Manoli y el jefe de Defensa Nacional en la zona, Patricio Mericq, al igual que profesionales de las comunicaciones que estuvieron en el lugar. 

“No hubo ningún protocolo respecto a las medidas que ya se aconsejaban por la pandemia. Lo que nos llamó la atención, es que la Seremi llegó saludando de besos a cada uno de los estábamos en ese lugar. No había un podio para el punto de prensa, se hacían de la forma tradicional. No se respetó el metro de distancia”, recuerda el periodista Diego Sanhueza Acuña, quien estuvo en la conferencia y hoy está contagiado con Covid-19.

Acciones judiciales y civiles contra la seremi

El sábado 21 de marzo, a través de un comunicado enviado a un chat de periodistas de la región, se confirmó que había un funcionario de la Seremi de Salud con Covid-19.

“Nos alertamos todos y decidimos hacer todos una cuarentena preventiva, con una interrogante tremenda, nadie nos llamó, no hubo una voz oficial ni de la autoridad que nos dijera algo. El día domingo tampoco. Ese día empecé a presentar algunos síntomas, dolor muscular y un poco de tos”, dice Diego Sanhueza Acuña, periodista que le presta servicios como trabajador independiente a Mega y que forma parte del grupo de profesionales de las comunicaciones que dio positivo al examen de Covid-19.

Ese fin de semana, el domingo 22 de marzo, se informó que Katia Guzmán dio positivo en el examen de coronavirus. Ante ello, TVN Red Araucanía suspendió sus transmisiones y todo el equipo se fue en cuarentena, al igual que los equipos de Autónoma Televisión, Ufro Medios y Radio Bío Bío que vieron interrumpidas sus labores.

El lunes 23 de marzo Sanhueza fue contactado por el servicio de Salud de la Araucanía. Le informaron que la periodista Graciela Ojeda, periodista de la Seremi de Salud, había dado positivo en el examen. Los síntomas del periodista se agudizaron y exigió que le hicieran el test. El miércoles en la tarde le hicieron el examen a su casa y el viernes 27 de marzo recibió el llamado donde le notificaron que sí tenía el virus.

Sanhueza es parte de los ocho los periodistas contagiados en la Araucanía. De ellos, cinco profesionales trabajan de medios de comunicación y tres en servicios públicos. También forma parte de un grupo de cerca de treinta trabajadores de medios de comunicación que han iniciados acciones civiles y legales contra las autoridades locales.

“He tenido cefalea y pérdida del gusto y el olfato que aún no recupero, deberían ser los últimos síntomas que debería sentir, pero sabemos que es un virus que está en pañales y no se tiene certeza cómo evoluciona”, dice el periodista.  Su colega camarógrafo de más de 40 años, ha estado varias veces en el servicio de urgencia presentando altos cuadros de fiebre.

La Fiscalía Regional de la Araucanía ya inició una investigación penal respecto a estos hechos, motivada por una denuncia en contra de Katia Guzmán, realizada por uno de los periodistas que fueron parte del punto de prensa del 20 de marzo. La investigación se funda en la infracción del artículo 318 del Código Penal, el cual indica: “El que pusiere en peligro la salud pública por infracción de las reglas higiénicas o de salubridad, debidamente publicadas por la autoridad, en tiempo de catástrofe, epidemia o contagio, será penado con presidio menor en su grado mínimo o multa de seis a veinte unidades tributarias mensuales”.

“El actuar de Katia Guzmán y el equipo de asesores fue una negligencia tremenda como autoridad. No tomaron las medidas necesarias que ellos mismos les decían a la población que había que tomar. Quiero darle el beneficio de la duda, espero que no haya querido hacerlo con tanto dolo, pero de lo que sí estamos seguros es que ella sabía que al interior de su servicio alguien había presentando síntomas y que había viajado a Brasil. Entonces debería haber tomado medidas desde ese primer minuto”, señala Diego Sanhueza, quien hoy será sometido a otro chequeo para saber si continúa con el virus.

Adicionalmente, el Colegio de Periodistas de la región de la Araucanía presentó un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Temuco para que se tomen medidas de orden general en los puntos de prensa. En este recurso, se le pidió a dicho tribunal que obligue a la autoridad de salud a “tomar examen de contagio de Covid-19, a los trabajadores de las comunicaciones, que fueron afectados por la acción temeraria de la SEREMI de Salud de la Región de la Araucanía que los expuso innecesariamente a un contagio potencial y absolutamente evitable".

Uno de los periodistas de la Intendencia está internado en el Hospital regional Hernán Henríquez Aravena. El profesional está grave y presenta un cuadro de neumonía, pero sin ventilador mecánico.

La región descabezada  

El día lunes 23 de marzo se conoció que el intendente Víctor Manoli Nazal dió positivo al examen de Covid-19. A este se sumaron, Mauricio Gejman, seremi de Deportes; la seremi de Justicia, Stephanie Caminondo; el seremi de Transporte, Luis Calderón; y el jefe de la defensa nacional para la región de la Araucanía, el general Patricio Mericq. 

Posteriormente, el miércoles 25 de marzo, se hizo público que la Seremi de Gobierno de la región, Pía Bersezio, se sumó a la lista de contagiados. El jueves 26 de marzo, se conoció que el Seremi de Educación de la Araucanía, Juan Luis Salinas, también había dado positivo al examen por Covid-19. Luego, el 27 de marzo se supo que el jefe regional de la PDI en la Araucanía, Domingo Silva también había dado positivo al examen por Covid-19

Todas estas autoridades habían tenido contacto con Katia Guzmán en diversas reuniones, mientras que ella era portadora de coronavirus.

Esto descabezó políticamente a La Araucanía. Por tanto, el gobierno de Sebastián Piñera se vio obligado a reclutar a Andrea Balladares Letelier, ex jefa de Gobierno Interior y militante de Renovación Nacional, como delegada presidencial en la zona.

Según fuentes de gobierno consultadas por INTERFERENCIA, su nombramiento se debe al alto nivel de confianza que tiene con Piñera. De hecho, las opiniones de la funcionaria eran escuchadas muy atentamente por el ex ministro del Interior y primo del mandatario, Andrés Chadwick. 

Balladares había abandonado el gobierno en febrero de este año para asumir un rol coordinador en la campaña por el rechazo en el plebiscito por una nueva Constitución.

Los hechos ocurridos en La Araucanía han concitado la atención a nivel nacional, debido al vacío político que provocó la cuarentena de tan numerosas autoridades de la región. Y en particular, los actos de la seremi Guzmán, los cuales han sido reprochados por voces tanto de oposición como del oficialismo. 

Un ejemplo de esto es la opinión vertida por el diputado de la zona Sebastián Álvarez Ramírez, militante de Evópoli, el cual señaló a libertaddigital.cl que “la actitud de la seremi en los días previos a ser notificada que era positivo no se condice con su calidad de autoridad sanitaria regional que debe dar el ejemplo respecto de medidas sanitarias de prevención y cuidado de la salud”.

Por su parte, el diputado Jorge Rathgeb, de Renovación Nacional, señaló que “debe investigarse todo a fin de establecer las responsabilidades de ella y del personal que actuó en forma negligente o dolosa”. 

Desde la oposición, la diputada PPD por la zona, Andrea Parra, llegó incluso a señalar que “lo que corresponde ante este verdadero escándalo de credibilidad y confianza, es que la seremi dé un paso al costado”.

El actuar de Katia Guzmán, que conocía la situación de haber estado en contacto con un contagiado, fue comparada con la de Tomás León Marinkovic, el chileno de 29 años que a pesar de conocer su positivo para Covid-19, viajó en avión a Temuco, y posteriormente en bus a Villarrica para asistir a diversos encuentros sociales. 

El propio ministro Jaime Mañalich tuvo que salir al paso para bajarle el perfil a la situación y así proteger a la seremi. El 23 de marzo aseguró que en el caso de la seremi Guzmán, “puede haber habido un error, si es que mucho, pero de ninguna manera, una responsabilidad con dolo”. 

De visita en la región, el día martes 31 de marzo, Mañalich se reunió con los alcaldes de la zona, y se refirió a la difícil situación que enfrenta la región, debido a la cuarentena en que se encuentran numerosas autoridades políticas, y la alta cantidad de contagiados. 

Además de eso, tuvo palabras para referirse al caso de Katia Guzmán: “el caso de la seremi está en investigación por parte de la Fiscalía y por supuesto que tenemos que esperar si el señor fiscal a cargo decide si abre un juicio formal o no (...) quiero recordar que la investigación que está llevando adelante el fiscal es una investigación no formalizada todavía y él tiene que adquirir antecedentes o informarse con todos quienes corresponde para ver si lleva adelante una formalización de la investigación o no”.

Actualmente, además de las acciones judiciales, Katia Guzmán enfrenta un sumario interno para determinar su responsabilidad en los contagios de Covid-19.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Excelente reportaje. Se agradece su gran independencia periodística. Ojala no se tienten en venderla a la derecha fascista

Esta claro que es una negligencia ella mas que nadie sabia lo grave del virus y no hizo nada al contrario contagio a todos ustedes como periodistas y afectadas deben hacer todo para que pague por su gravisimo error y ese mañalich no le baje el perfil

Increíble el descuido, negligencia o com9 quieran llamarlo, pero para mi, es suficiente para jamás poner la salud de la población en sus manos, de eso si estoy segura, ya q o no es competente o realmente le importa un bledo la ciudadanía, q es la q le paga el sueldo, q quizás ella no lo entendía muy bien! Lamentablemente , para variar, el pueblo paga las consecuencias!

Añadir nuevo comentario