Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 21 de noviembre de 2019
Caso sin resolver

Cuerpo calcinado de Kayser tenía 3 orificios en el tórax, pero autopsia no lo indagó

Nicolás Massai D.
Diego Ortiz

portada_kayser2.jpeg

Fotografía tomada desde el segundo piso de la bodega de Kayser, donde se encontraron los cuerpos fallecidos luego del incendio. Foto: Interferencia
Fotografía tomada desde el segundo piso de la bodega de Kayser, donde se encontraron los cuerpos fallecidos luego del incendio. Foto: Interferencia

El Servicio Médico Legal (SML) describió estas lesiones en el tórax de Yoshua Osorio (17). Según Luis Ravanal, médico forense, el SML debió haber analizado los orificios, definiendo cuál fue su origen y midiéndolos. Su análisis contrasta con el de otro médico forense, quien indicó que los orificios “se deben interpretar como secundarios a la temperatura”; es decir, como un resultado de lo que produce el fuego en un cuerpo que se está calcinando.

Las preguntas son frecuentes entre los familiares de los fallecidos encontrados luego del incendio de la fábrica Kayser, que ocurrió la tarde del domingo 20 de octubre en Renca. Este martes, a las ocho de la noche, se juntaron alrededor de cien vecinos de la comuna para realizar una velatón en la entrada principal de la empresa, cuyas instalaciones están calcinadas. El grupo lo encabezaron parientes de Yoshua Osorio Arias, Julián Pérez Sánchez y Andrés Ponce. Los tres murieron en ese incidente.

Hace tres días, INTERFERENCIA publicó el artículo “Fiscalía entrega cuerpos calcinados de Kayser a familiares pese a dudas sobre autopsias”, en donde se relataba las críticas del médico forense, Luis Ravanal, hacia la investigación llevada adelante por el Ministerio Público, en vista de antecedentes como un video grabado por Carabineros después del incendio, cuya veracidad fue comprobada por este medio en las instalaciones mismas de la fábrica.

El video grabado por Carabineros luego del incendio lo puedes ver pinchando aquí. [Advertencia: material altamente sensible, no apto para menores de 18 años].

En el registro audiovisual se apreciaban los cadáveres encontrados en la fábrica en una posición poco común a la que adopta un cuerpo calcinado.

Según Luis Ravanal, que estuvo involucrado en la investigación del incendio de la cárcel de San Miguel en diciembre de 2010 que cobró 81 víctimas, las imágenes captadas por ese registro “no concuerdan con una postura [de cuerpos quemados] si lo comparo con los muertos del incendio de la cárcel de San Miguel”. Al ser contactado por primera vez por INTERFERENCIA la semana pasada, Ravanal insistió en que, dadas las dudas, “los cadáveres no deberían ser sepultados hasta que no se revisen los informes de autopsia”.

Sin embargo, tres de los cinco cuerpos fueron inhumados.

Esa declaración se contrastó con la de otro médico forense, quien pidió mantener su nombre bajo reserva, y que indicó que la posición de los cuerpos no le parecía algo “particularmente sospechoso”.

En estos últimos días, INTERFERENCIA accedió a la autopsia que el SML le practicó al cadáver de Yoshua Osorio Arias, menor de edad de 17 años fallecido ese día. El documento, que determinó que la causa de muerte del joven fue “asfixia por intoxicación por gases de incendio” –al igual que las otras cuatro personas–, fue visto por el doctor Ravanal y el otro experto que pidió reserva de su nombre; los mismos que participaron entregando declaraciones para el primer artículo del caso Kayser publicado por este medio el miércoles 30 de octubre.

A ambos expertos se les consultó respecto de tres orificios que se encontraron en el cuerpo de Osorio, que no fueron ahondados en la autopsia del Servicio Médico Legal.

Orificios en el tórax

La autopsia al cuerpo de Yoshua Osorio Arias se realizó el pasado 21 de octubre de 2019 en las dependencias del SML. En ella participaron dos técnicos, una fotógrafa y la médico legista Karen Torres Sáez, quien puso su firma en el documento y doctora a la que INTERFERENCIA intentó ubicar mediante correo electrónico entre el 31 de octubre y el 1 de noviembre, sin obtener una respuesta.

En la descripción general del cuerpo se describió que, en una parte del tórax, se encontraron tres orificios ubicados en la parrilla costal posterior derecha, entre las costillas número 10 y 11, que exponían una “fractura doble a nivel de 10ª costilla, la que muestra astillamiento y bordes irregulares por cara muscular externa siendo más regulares y con pérdida de segmentos”.

A Luis Ravanal, forense y gobernador de la Asociación Mundial de Medicina Forense, la autopsia le generó “más dudas que certezas”. En su opinión, el documento “describe, pero no analiza los orificios en la espalda, no envía muestras para estudio de residuos de pólvora o de disparo. ¿Cuál es el origen de los orificios en el tórax, que ni siquiera se miden?”. Además, el experto añadió que la autopsia “no realiza ninguna descripción radiológica”.

Para el otro médico –quien pidió reserva de su nombre– “la autopsia está bien, es completa, faltaría ver las fotos para corroborar lo que se dice”.

Consultado este último experto respecto a los orificios en el tórax, este señaló que “se deben interpretar como secundarios a la temperatura. El clásico ejemplo es cuando pones huevos a hervir y se revientan. El aumento de la presión hace que explote tanto el abdomen tórax y/o cráneo”.

Respecto a la falta de un radiólogo en el análisis, el médico forense dijo que no insistiéramos “con descripción de las radiografías, no juegan un rol significativo frente a los hallazgos de la autopsia”. Por último, señaló que “el médico que opinó [Luis Ravanal] que debería haber un radiólogo también debió pedir un antropólogo forense para que estime la edad y o la estatura”.

Luis Ravanal, por su parte, se mostró en desacuerdo frente a esta última apreciación. Respecto a la argumentación del otro experto, dijo que “es atípico que exista un orificio con una fractura aislada sin que se afecten simultáneamente el resto de las costillas expuestas a las mismas condiciones de calor y fuego”. A su vez, señaló que “no es posible descartar con certeza a través del examen directo de un cadáver carbonizado que un orificio torácico tenga un origen distinto al causado por el fuego”.

“Es una omisión inaceptable, más si no se puede descartar otra causa; era obligado el diagnóstico diferencial de causa”, afirmó Ravanal, y terminó diciendo que “el tórax no estalla, ya que no es hermético como el cráneo”.

Ambos expertos tampoco argumentaron de manera similar respecto de un hematoma que se encontró en la cabeza de la víctima. Mientras Ravanal expresó que la autopsia “describe un hematoma epidural, pero solo recolecta sangre del mismo”, el otro médico forense indicó que “el hematoma es producto de la incineración con fracturas del cráneo por altas temperaturas”.

INTERFERENCIA se contactó con el fiscal José Morales, quien está a cargo de investigar lo sucedido en la fábrica de Kayser. Consultado por los temas que se abordaron en este artículo, Morales declinó hacer comentarios diciendo que “consultas específicas no se responderán públicamente, sino a familiares o sus representantes”.

Los otros cuatro

La primera en hablar durante la velatón de este martes fue la madre de Yoshua, Solange Arias. El centenar de vecinos presentes escucharon en silencio cómo la madre del menor agradeció el apoyo de los presentes para luego dejar en claro su postura frente a lo sucedido en la fábrica de Kayser: “Esto no termina aquí porque nosotros vamos a seguir luchando, vamos a pedir justicia y nos van a dar justicia”. 

Guillermo Coronado, primo de otra de las víctimas, Andrés Ponce, tomó la palabra. Agradeció la presencia de la prensa y, acto seguido, manifestó su insatisfacción con el Ministerio Público. Minutos después, Coronado explicó a INTERFERENCIA una de las razones detrás de su desconfianza ante uno de los actores dentro de la investigación que busca esclarecer qué pasó en el incendio de Kayser.

“Se equivocaron de autopsia”, dijo a este medio. Según él, cuando fue a buscar la autopsia de su primo, se le hizo entrega de un documento cuyos datos no correspondían con su familiar. “Salía que pesaba 55 kilos y que medía 1.65”, explicó, medidas inferiores a las de Andrés Ponce. La familia se encuentra hasta el cierre de esta edición a la espera de la autopsia correcta de su pariente fallecido, habiendo recibido por parte del SML como fecha límite de entrega del documento el día sábado 2 de noviembre.

Luego habló Wendy, hija de otro fallecido, Julián Pérez. La familia Pérez es la única extranjera dentro de las afectadas, provienen de Perú, por lo que se encuentran realizando distintos eventos de beneficio para poder juntar los medios para repatriar el cuerpo de Julián a su país natal. 

Debido a los deseos de repatriación, el cuerpo de este no se encuentra inhumado y, por tanto, no sería necesario exhumar el cadáver para realizarle más pericias. 

La familia de Manuel Muga, otro de los fallecidos en el incendio de Kayser, no llegó a la velatón, y no pudo ser contactada por INTERFERENCIA, pero han manifestado su preocupación por las causas detrás de la muerte de Muga en otros medios. 

Hasta la fecha, el quinto fallecido sigue sin ser reconocido. El fiscal José Morales entregó a la prensa algunos datos para precisar su identidad. “El antecedente que tenemos es que se trata de un individuo de sexo masculino, de 35 a 40 años, de piel blanca y que tiene un tatuaje en su espalda referido a su madre, en forma de papiro, y que aparentemente tiene unas iniciales con una 'L'”, indicó.

Este medio también se contactó con Xavier Armendáriz, jefe de la Fiscalía Centro-Norte, la más grande del país y la que está a cargo de esta investigación. Sin embargo, no quiso conversar con este medio y nos remitió a la encargada de prensa de esa repartición del Ministerio Público.

Adjuntos: 
AdjuntoTamaño
Archivo video_kayser_carabineros.mp415.41 MB

Los Más

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Los Más

Comentarios

Comentarios

Tremendo medio de comunicación

En pocas palabras se insinua que los pacos los asesinaron, cosa poco probable, a no ser que haya sido ajuste de cuentas en manos del sicariato....

Hola, quisiera consultar por el documento de fuente del que ustedes supuestamente tuvieron acceso. Saludos cordiales,

Yo me pregunto, ustedes cómo obtuvieron el informe del sml??. Según la ley 20.065 el sml no está obligado a entregar esos informes al publico, a menos que la autoridad competente se lo solicite. Ojala lo pudieran explicar, porque todo es muy confuso. Ya que dicen ser un medio responsable.

Añadir nuevo comentario