Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 24 de noviembre de 2020
Influencia directa

El influyente rol de Nicolás Ibañez en la nueva política de defensa nacional y la ley de Inteligencia

Laura Landaeta
Camilo Solís

ibanezgriffiths.jpg

Nicolás Ibáñez. Atrás, John Griffiths
Nicolás Ibáñez. Atrás, John Griffiths

AthenaLab, fundada el año pasado por el ex dueño de la cadena Líder, se dedica al análisis e investigación en seguridad, defensa y relaciones internacionales. En un puesto de confianza está el general (R) John Griffiths, ex jefe del Estado Mayor del Ejército, quien fue juzgado por fraude al fisco por la jueza Romy Rutherford en 2018.

AthenaLab, el think tank de Nicolás Ibañez, ex dueño de D&S, nació en 2019 como una fundación que llenaba el espacio que Ibañez soñaba con conquistar: el del poder. Su creación fue fríamente planificada, y se realizó durante la campaña presidencial que le dio el segundo mandato a Sebastián Piñera, para la cual Ibañez donó $80 millones a candidatos de Chile Vamos y $4,6 millones al actual presidente de la República. 

AthenaLab -fundación cuya experticia radica en el análisis, estudio e investigación de seguridad, defensa y relaciones internacionales- suma cada día más trascendencia en la creación e implementación de políticas públicas tan importantes como las de Defensa Nacional y la Ley de Inteligencia, discusiones en las que ha jugado un rol importantísimo.

Un sueño hecho realidad para el empresario que el 25 de agosto de 2002 fue capaz de sacar a las calles de todo el país a los camiones del supermercado Líder -en ese entonces de su propiedad- para comprar cada copia de La Nación Domingo que hubiese en el mercado, debido a que su rostro venía en la portada.

Con el título “Nicolás Ibañez, la cara oculta del líder”, el perfil del empresario incluía episodios reiterados de violencia intrafamiliar y de abuso con sus trabajadores. El diario ese día sólo se vendió a Ibañez, pero al día siguiente nuevamente salió en edición especial. Hoy ese reportaje no está en internet y muchos acusan que el término del diario La Nación en gran medida se debe a su gestión solapada con el presidente Piñera en su primer mandato.

El director es Juan Pablo Toro, ex editor de Internacional de El Mercurio y director de El Mercurio de Valparaíso, conocido por fotografiar a los trabajadores en huelga de su empresa. Hoy también es asesor en el ministerio de relaciones exteriores.

A lo largo de su trayectoria empresarial, Ibañez; quien siempre se identificó con el pinochetismo e incluso tenía un busto del dictador en su oficina de D&S, tuvo aciertos y desencuentros con el éxito. Pero jamás hasta hoy manejó un nivel de poder político. Si bien es cierto que apoyó y financió campañas políticas; sólo tras el nacimiento de AthenaLab, Ibañez se ganó un espacio en la primera línea de las decisiones del país.

Hoy AthenaLab tiene a su director ejecutivo, el ex editor de Internacional de El Mercurio y director de El Mercurio de Valparaíso, Juan Pablo Toro, conocido públicamente por fotografiar a los trabajadores en huelga de su empresa, como asesor directo del ministerio de relaciones exteriores, un cargo de suma importancia.

Juan Pablo Toro se sumó al Consejo Asesor de Política Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores, desde su creación, en abril de este año. El principal objetivo de esta instancia es prestar asesoría en el plan de modernización de esta cartera, en la cual se incluye la coordinación y dirección de una nueva Ley de Inteligencia, que hoy se discute en el Congreso y donde tanto Toro como AthenaLab en pleno han tenido importante participación.

Según revela transparencia, Toro además ha sostenido diversas reuniones de suma importancia estratégica como asesor del ministerio de relaciones exteriores y director ejecutivo de AthenLab, con jefes de seguridad interior de Reino Unido y otros países.

También ha sostenido reuniones en el Ministerio de Defensa donde, según señalan fuentes de la cartera, Toro no ha sido asesor directo, pero sí lo ha sido AthenaLab a través de otro de sus jefes: el general en retiro John Grifitths.

Se trata del mismo que en 2018 fue apresado en el Regimiento de Policía Militar de Peñalolén, luego de ser notificado del proceso en su contra por parte de la ministra de la Corte Marcial, Romy Rutherford, por su participación en reiterados fraudes al fisco, en lo que fue conocido como el mayor escándalo del Ejército de las últimas décadas, y que le costó su salida de la institución y una amonestación por el uso de $44 millones del Estado para fines personales. Griffiths, segundo mando del Ejército y jefe del Estado Mayor hasta esa fecha , decidió presentar su renuncia a la institución, luego de 38 años de servicio, tras esta decisión de la magistrada Rutherford.

“En consideración al cargo que ocupa y en un acto que refleja su compromiso con los intereses superiores de la institución (John Griffiths) ha presentado su renuncia voluntaria al Ejército. Esta decisión no implica de su parte reconocimiento de culpabilidad en el delito que se le imputa, pero fue tomada comprendiendo que su situación procesal es incompatible con su permanencia en el servicio activo del Ejército”, señaló el Ejército a través de un comunicado público que, pese a las evidencias, lo exime de culpas. 

Griffiths hizo mal uso de pasajes aéreos al extranjero, correspondientes a 5 viajes entre 2009 y 2014 a Alemania, Italia, Estados Unidos y otros países más, los cuales visitó en comisión de servicios y por los cuales recibió reembolso por $44 millones de pesos.

El chiche de Nicolás

El objetivo de los think tanks es influir el diseño de políticas públicas. Para eso, un camino es colocar miembros o colaboradores en espacios de toma de decisiones. Precisamente lo que hizo Ibáñez en este segundo gobierno de Sebastián Piñera. 

Actualmente, AthenaLab tiene una estrecha relación con la Armada. La cual se manifiesta en charlas, estudios, e incluso participación directa de la fundación en proyectos ciudadanos de la institución, como el concurso lanzado el 7 de septiembre de este año en el cual se invita a la comunidad a participar solucionando problemas ligados a la institución y sus funciones. También el centro de estudios estratégicos de la academia de Guerra ha encargado trabajos a AthenaLab.

En la agenda de los ministerios revisadas por INTERFERENCIA, en sus portales de transparencia, es frecuente además encontrar estudios de AthenaLab que son presentados en forma interna a los ministros y funcionarios de las carteras de Defensa y Relaciones Exteriores.

Algo que no es difícil de interpretar dada la cercanía que hasta hoy tiene Griffiths con el alto mando del Ejército; y Richard Kouyuomdjan -director de AthenaLab- con la Armada, como ex oficial.

Además, en una tabla de sesión del Comité Calificador de Donaciones Culturales de julio del 2019, Athenalab figura como beneficiario por un monto de $35.899.984, por realizar la actividad “Conferencia sobre cultura geopolítica chilena”, por un periodo de tres meses. 

Athenalab también ha participado en el Congreso, en particular en la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados, donde estuvo presente Juan Pablo Toro en una sesión de mayo de este año, en la que se discutió sobre el proyecto de ley que “fortalece y moderniza el Sistema de Inteligencia del Estado”.

Durante su presentación, Toro comentó la propuesta para reformar el sistema de inteligencia nacional del think tank, la  que incluye la creación de un comité de inteligencia, darle mas poder a la ANI, dotar al Jefe de Estado Mayor de las capacidades de organización y decisión de responsabilidades en todas las inteligencias nacionales y el desarrollo de un sistema de contrainteligencia nacional. Todo al amparo del ministerio de Relaciones Exteriores; ideas que han tomado forma en la discusión de la postura oficialista frente al tema. 

Actualmente además, el chiche de Nicolás Ibañez participa de la discusión del Proyecto de ley, en primer trámite constitucional, que establece un nuevo sistema de compras e inversiones de las capacidades estratégicas de la Defensa Nacional, con cargo al Fondo Plurianual para las Capacidades Estratégicas de la Defensa y al Fondo de Contingencia Estratégico, según ifnorma el portal del senado.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Que importante es destacar el rol que ha jugado en la seguridad y orden en los últimos años. Un rol siniestro a mi juicio. Quizás en un futuro podríamos conocer también si tuvo alguna influencia en el 18 de octubre. Se agradece.

https://innovapolinav.cl/avante Échenle una mirada a este concurso donde están metidas varias Ues y el susodicho personaje nefasto y su organización.

Donde aparezca Ibáñez es signo que algo nefasto está ocurriendo o ocurrirá. El prototipo del abuso y del manejo del dinero para lograr objetivos políticos. Es parte de esa casta. Resulta grave saber de su influencia mediante sus acólitos en temas como la seguridad e inteligencia. Sin duda que está ahí por algo. Ibáñez representaba esa derecha más reaccionaria y por ello es peligro

Creo que este medio es muy acertivo en los artículos que publican, me. Gusta.

El proyecto de modificacion de La Ley de inteligencia, busca legalizar las mismas practicas de la DINAy LA CNI y mas encima dotarlas de un elevado presupuesto. Hay que tener claro que si este proyecto llega a prosperar en la camara y en el senado, será con votos de la DC y mas de algun mocito del poder como Pepe Auth. Habiendo plata sobre la mesa, muchos honorables se bajan los pantalones, Ibañes es nada mas, qu el hombre del maletin al que muchos le estaran haciendo ojitos. El sistema politico actual, permite la existencia de ese tipo de ratas,por eso hay que desmantelarlo.

Comenzó la pugna Athena Lab vs. Grupo Pelantaro, era obvio que posición iba a tomar este medio.

Añadir nuevo comentario