Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 4 de diciembre de 2020
Entrevista

Epidemióloga sobre trazabilidad: “No fortalecimos lo fundamental del control de una pandemia: evitar nuevos casos”

Joaquín Riffo Burdiles

Ana María Moraga es epidemióloga de la UdeC y parte de la plataforma académica ICOVID Chile. En conversación con INTERFERENCIA, se refirió a las deficiencias sostenidas observadas en el criterio de trazabilidad en el país, el uso de la tecnología en la pandemia y los peligros de desconfinar en fiestas patrias sin un seguimiento adecuado de los casos.

A inicios de agosto, la Universidad de Chile, la Pontificia Universidad Católica y la Universidad de Concepción lanzaron la plataforma ‘ICOVID Chile’, con el objetivo de poner a disposición de las autoridades y comunidad información clara que sirva como guía a la toma de decisiones en torno a la emergencia sanitaria.

“Llevamos cuatro informes hasta este minuto. Hemos recibido muchísimos comentarios positivos en relación a la utilidad que los indicadores tienen, y a lo fácil que es interpretarlos desde la plataforma. Como es un informe y muchas gráficas, era importante que fuera fácil de interpretar y por eso implementamos esta idea del semáforo, con colores que indican el nivel de riesgo asociado a las cifras de cada territorio. A nivel nacional hemos estado en todos los indicadores más bien hacia el rojo, no ha habido mucha variación”, comentó Ana María Moraga Palacios, jefa de carrera de Medicina de la Universidad de Concepción y médico epidemióloga que participa de la plataforma. 

El sitio, que contiene diversos indicadores que dan cuenta de la situación de la pandemia a nivel nacional y territorial divididos en cuatro dimensiones (dinámica de contagios, testeo, trazabilidad y aislamiento, y capacidad hospitalaria) viene advirtiendo hace varias semanas sobre un problema latente en la realidad chilena respecto a la propagación del Covid-19: la baja trazabilidad. 

INTERFERENCIA conversó con Moraga para profundizar en este criterio y lo que han observado desde la academia, tras esta iniciativa que se generó a partir de un convenio con el ministerio de Salud y el ministerio de Ciencia. “Es la única plataforma que trabaja con las bases de datos originales de esos ministerios como una forma de colaborar para la mejor elaboración de indicadores que permitan tomar mejores decisiones. Nosotros solo elaboramos información. Ese es nuestro objetivo. No es proponer actividades, ni mucho menos evaluarlas, sino construir buenos indicadores. Poner a disposición buena información”, explicó la epidemióloga. 

- Cuando uno revisa el último informe de ICOVID Chile, publicado ayer jueves 3 de septiembre, en la dimensión 3 correspondiente a “trazabilidad”, se dice que este indicador se mantiene en niveles similares a los observados en la semana anterior en todo el país. Ustedes ya habían advertido con anterioridad que la trazabilidad en Chile es bastante deficiente. ¿A su juicio, en qué estado se encuentra en este momento? ¿Ha ido de menos a más, o todavía es insuficiente?

- Yo diría que ha ido de “menos-menos” a “menos”. No me atrevería a decir que estamos en “más”, porque de verdad suena como si estuviéramos bien. Por supuesto que al inicio de la pandemia, en todas las dimensiones estábamos mal. Al inicio, en los primeros meses, hay que prepararse. Sin embargo, si tú recuerdas los primeros meses, como país, nos armamos muy bien en el ámbito hospitalario. Con una buena organización y coordinación, y eso resultó en esta red integrada de camas Covid. Y que dio, estará dando y dará buenos resultados. Eso es innegable. Pese a ello, no fortalecimos el pilar fundamental del control de una pandemia, que es evitar que aparezcan nuevos casos. 

Eso es la trazabilidad, y su objetivo principal es cortar la cadena de transmisión, asegurando que los casos y sus contactos estén aislados y en cuarentena. Es la única estrategia que permite controlar, reducir, y eliminar una pandemia. En eso, es cosa de ver la gráfica, estamos mal. Hemos ido mejorando sin duda, ha ido aumentando la cifra, pero es absolutamente insuficiente toda vez que se están levantando las cuarentenas y, además, que se permitirá durante las fiestas patrias moverse, salir, visitarse. Eso, sin un buen sistema de trazabilidad, nos preocupa muchísimo, y podríamos augurar una situación compleja en las próximas semanas. 

- En un artículo reciente de The Washington Post, se compara la trazabilidad basada en las consultas a la gente versus la trazabilidad obtenida por la memoria GPS de los dispositivos móviles, un poco en el sentido de lo que había planteado el senador Girardi hace un tiempo. ¿Qué le parece una medida como esa? ¿Es necesaria en este momento o todavía es suficiente con consultarle a la gente sobre dónde estuvieron?

- Evidentemente no es suficiente con lo que estamos haciendo ahora. Necesitamos fortalecer esto que está tan débil a través de ideas probadas y buenas. Ahora, la trazabilidad no depende solo de la memoria de las personas, depende también de que la autoridad llegue a esas personas. Es decir, que muy rápidamente lleguemos a los casos que dan PCR positivo y ahí surge el elemento de la memoria de esa persona, pero primero tenemos que tomar contacto con ellos. Entonces necesitamos gente que haga esos contactos. 

Luego, deberíamos hacer uso de la tecnología que en otras partes se ha usado para facilitarnos el seguimiento  de estos contactos y casos. Esta fiscalización de que efectivamente los casos estén en su casa y los contactos también lo podríamos hacer a través de la tecnología y no usar el recurso humano para eso. Así se puede usar el recurso humano para el diagnóstico y la identificación. Eso aún no está. Estoy segura que hay muchas casas de estudios que están avanzando en propuestas como esa. Aún nos queda tiempo de pandemia, así que yo creo que vamos a alcanzar a poder fortalecer la trazabilidad con tecnología. Aquí la ingeniería tiene un rol fundamental. 

- Ustedes no se dedican a sugerir medidas, pero imagino que en alguna instancia podrían observar a partir de la experiencia internacional algunas mejoras que podrían adoptarse en el corto o mediano plazo para mejorar la trazabilidad.

- Yo sé que hay casas de estudios que están avanzando en propuestas como lo que señalas, y probablemente van a ser puestas a disposición de la autoridad pronto. Nosotros no como plataforma, porque no es nuestro rol. Desde el inicio nos declaramos como un instrumento que pone información a disposición, y eso ya es importante. Pero dentro de estas tres casas de estudios que participan en la plataforma, sé que hay iniciativas que tienen que ver con el apoyo de la tecnología a la trazabilidad. Hay que ver lo que pasa en otros lados del mundo porque la pandemia no está ocurriendo en Chile solamente. 

- Y en términos internacionales, ¿Cómo estamos respecto del indicador de trazabilidad de otros países?

- Yo creo que en la mayoría de los países la trazabilidad es el indicador que más ha costado fortalecer. Porque requiere mucho recurso humano en terreno, entonces se necesita una muy sólida atención primaria. En muchos países lo que está muy robusto es la atención hospitalaria. A pesar de lo que podamos criticar, nosotros tenemos una atención hospitalaria robusta, de buena calidad y organizada, y eso se notó en esa dimensión. Pero en la dimensión de atención primaria, no ha sido ni es robusta. 

Entonces se nota en esta otra dimensión que tiene que ver con el trabajo con la comunidad y en terreno. En pocos países ha funcionado esto. También hay algo cultural detrás de esto. En aquellas culturas en que hay mayor disciplina a las indicaciones que da la autoridad, todo lo que tiene que ver con trazabilidad ha resultado mejor porque a la gente se le dice "quédese en su casa", y la gente se queda en su casa. No busca mil artilugios para salir. Nosotros quisiéramos aplicar medidas que se han aplicado en países orientales, por ejemplo, pero muy probablemente acá no resultarían tan bien. 

- Imagino que también juega algún rol el tema geográfico, en sectores que están más aislados de los centros urbanos.

Claro. Alto Bío Bío es un muy buen ejemplo, en el tema de las distancias en épocas de invierno, hay lugares que quedan prácticamente aislados. Ahí es donde deberíamos utilizar la tecnología. Creo que todas estas cosas son tareas y aprendizajes para la próxima pandemia. La pandemia anterior a esta fue el 2009 -la A1N1- que quizás no afectó tan dramáticamente a Chile, pero seguirán existiendo y esperamos que para la próxima tengamos mayor fortalecimiento de la atención primaria y el uso de la tecnología. 

- Cuando uno hace el cruce entre la metodología de trazabilidad, con un informe que indica que no ha cambiado mucho este indicador en las últimas semanas, y lo compara con el plan ‘Paso a Paso’, ¿Se cumplen los criterios para ir desconfiando esas comunas que salen de cuarentena? 

- No, ahí el ‘no’ es mayúsculo. El Ministerio de Salud informa de trazabilidad, de hecho sacaron un informe sólo de este indicador, e informan un porcentaje de contactos que son identificados, de casos aislados, pero no dicen en cuánto tiempo. Si una comunidad me dice “nosotros encuarentenamos al 100% de los contactos”, perfecto. ¿Pero en cuánto tiempo? En 10 días no sirve, eso no es trazabilidad. 

Entonces, esos porcentajes deben ser ciertos, no pongo en duda esa información. Sin embargo, ahí no se indica en cuánto tiempo. Porque la trazabilidad requiere rapidez, entre más horas pasan en que nosotros identifiquemos y aislemos a los casos y a sus contactos, se van produciendo otros contagios. En la plataforma ICOVID Chile, nosotros fuimos exigentes con el indicador de trazabilidad. En realidad son cuatro, pero hasta ahora hemos podido elaborar y mostrar uno sólo. 

Una de las cosas que haremos a futuro es ir aumentando los indicadores en el futuro, en la medida en que las bases de datos se puedan trabajar y completar de mejor manera. El que está ahora tiene que ver con que lo ideal es que el 70% de los casos o más a las 48 horas de iniciados los síntomas, ya sea notificado a la autoridad. Eso es clave, y ahí estamos mal, porque no superamos el 30% del nivel nacional. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario