Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 27 de octubre de 2020
Juicio político

Escándalo ucraniano empuja a demócratas a activar proceso de destitución contra Trump

Pedro P. Ramírez Hernández

Luego de que un denunciante anónimo acusara a Donald Trump de llamar al presidente de Ucrania, Vladimir Zelenski, para condicionar su apoyo a cambio de que ordenara una investigación en contra del exvicepresidente norteamericano, Joseph Biden, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, ha anunciado que los demócratas pondrán en marcha el impeachment contra Trump. 

La idea de un impeachment o juicio político en contra del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha estado desde el comienzo de su gestión rondando en la cabeza de los demócratas. En un comienzo fue la trama rusa, donde se investigaron los vínculos del mandatario con la administración de Vladimir Putin, la cual habría intervenido en la campaña electoral para favorecer la elección del magnate. Pero esta vez no son los rusos, si no que es Ucrania.  

Tras meses de precaución en la Cámara de Representantes, los parlamentarios demócratas habían dudado sobre la utilización de este mecanismo, pero la revelación de una fuente anónima en que se acusa a Donald Trump de llamar al presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, para condicionar su apoyo a cambio de que ordenara una investigación en contra del exvicepresidente estadounidense, Joseph Biden y su familia, inclinó la balanza en favor del impeachment.

Ayer por la tarde, Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos anunció que los demócratas pondrán en marcha el proceso de juicio político contra Trump por "romper sus deberes constitucionales", dada la gravedad de la denuncia. la que -según los detractores de Trump- se encontraba estancada en el Congreso por presiones republicanas. 

El nombre no es casual, Biden está perfilado como uno de los posibles contendores de Trump en las próximas elecciones presidenciales, que serán en 2020 y las encuestas lo sitúan por encima del actual presidente. Según los sondeos publicados por The Washington Post y ABC News, tres cartas demócratas superan al líder republicano, pero Biden es quien ostenta la brecha más significativa al interior de las mediciones, que auguran una diferencia de 7 puntos; 55% para Biden y 40% para Trump. 

Además, Biden lidera la intención de voto de cara a las primarias demócratas, superando a Elizabeth Warren y Bernie Sanders.  

Trump impertérrito

Donald Trump, desde su vereda, negó las acusaciones, y fiel a su estilo cargó en contra de los demócratas a través de Twitter. En sus publicaciones, el multimillonario acusó que existía una "casa de brujas" en torno a su figura y denunció que la bancada demócrata emitió el anuncio sin conocer la transcripción "completa y desclasificada" de la llamada que él mismo había ordenado dar a conocer. 

"Un día tan importante en las Naciones Unidas, con tanto trabajo y éxito, y los demócratas tenían que arruinarlo a propósito con más noticias de última hora, como parte de esta basura de caza de brujas. ¡Esto es muy malo para nuestro país!", publicó Trump desde Nueva York, donde se encuentra participando en la Asamblea General del organismo multilateral. 

Los demócratas, por su parte, exigieron la denuncia completa. "Las acciones tomadas hasta la fecha por el presidente han violado gravemente la Constitución, revelaron hechos deshonrosos que traicionan nuestra seguridad nacional y la de nuestras elecciones", declaró Pelosi, haciendo hincapié en que Trump habría tratado de reclutar un poder extranjero para su propio beneficio político.

Este anuncio abre un nuevo capítulo en la política estadounidense, cuyo destino es indescifrable y podría terminar con Trump siendo destituido. Al mismo tiempo, los riesgos para los demócratas también son altos, quienes tienen el temor de agrietar y profundizar aún más las divisiones políticas, raciales y sociales que existen en Estados Unidos, polarizando aún más las elecciones. 

Pelosi dijo que había ordenado a los presidentes de los seis comités que habían estado investigando a Trump en el Congreso a "proceder bajo el paraguas de investigación del juicio político". Durante la mañana, estuvo reunida con altos jerarcas demócratas estudiando los casos más delicados que habían encontrado los comités. 

La decisión de comenzar una investigación formal de destitución no significa necesariamente que la Cámara votará para acusar a Trump, mucho menos que eso pase en el Senado, que es controlado por los republicanos, pero existe la convicción en la prensa estadounidense de que los demócratas y su representante, no habrían anunciado esta decisión sin tener los argumentos que le entreguen una chance real para forzar la destitución. 

Cabe destacar, que el Comité Judicial de la Cámara de Representantes ha llevado a cabo su propia investigación a partir del informe realizado por el abogado especial, Robert S. Mueller III, así como en las acusaciones de que Trump podría estar obteniendo ganancias ilegales del gasto de los gobiernos estaduales. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario